La pasión

La pasión

 

la pasión

más si fuera mutua

desordena

el circadiano

nos escuece

o igual

nos remoja

cual lluvia fresca

música

que incendia el ánimo

del darse en un concierto

de cristales                          dispersos

que adapta

mutatis mutandis

al acolchonado miocardio

lo esplende

lo reacomoda

lo muda

lo enyerba

y para quitarle el frío

lo expone al sol

camaleón

a sus anchas

disfraz al instante

del te beso

del te quiero

del gocemos

y en el deseo

nos esconde a tiempo

muy a tiempo

de que la soledad

sobrevenga espesa y opaque

nos descubra y nos enjaule

como a cenzontles

canosos  tartamudos

yertos.

 

No hay que caer en pánico

la pasión es esa pócima

que libada a tiempo

enternece hasta a los garbanzos.

La pasión

sea como ciprés o como ceiba

acaricia el cielo.

 

RL, 1 de enero de 2012

Foto: Ballet de Pina Bausch Tanzth. Internet

Anuncios