Por cada una de tus hendiduras

Por cada una de tus hendiduras

Yo te amo me lo han dicho

Georges Shehadé

 Por cada una de tus hendiduras,
como una gota de aceite
se desliza mi amor extraviado.
 
Te amé en la ceniza del día
y aún huele
a vaho y a rocío
la flor de tu oreja despertando.
 
En tus llagas vitales,
mi lengua unge
la fina alfombra de hierba
en la que pastan las ovejas.
 
En la locura del abrazo
hablan por ti
los bordes de la risa,
del combate y el desmayo.
 
Cree en los temblores de tus pechos,
en las arañadas rosas de tus dedos
que se hunden en la sábana,
en el soplo de tu cabellos en mi vientre
y en cómo se prolonga
ese hilo dulce que te escurre a los tobillos:
todo me dice que te quiero.
 
Pequeña maravilla:
la huella húmeda
del último beso
en la  desierta arena de mi cuerpo.
 
Desde las mañanas
acumulo versos y sueños
como peón de mis tristezas,
para que te devuelva
al final del día
montañas de delirios en mi cama.
 
Ah,  si le creyeras a tus poros y me asaltaras, luna alegre.
 
Ricardo Landa, 4 de febrero de 2008. Imágenes: Picasso y Black and Withe en internet.
(4 de la serie Las locuras no son simétricas)
Anuncios