Pausas del incompleto

Pausas del incompleto

Una
Claro que me haces falta…
No se en qué pensaba cuando juré que no te lo diría

Dos
Las alcobas me oxidan
Los susurros me vuelven loco
Y LA ESPERANZA ME CIEGA

Tres
Iba a escribirte
Ven
Y se me derramó la tinta…
Apresúrate 

Cuatro 
Sin lugar para poner tus libros
Sin un espacio para guardar tu ropa
Nada queda, pues tú lo llenas todo

Cinco
Así como la miras, tan graciosa,
Es la hoja de papel que cae eternamente
Y se lleva mi última poesía

Seis
La planta que está en la sala
Ya topa con el techo
Pero sus enormes hojas amarillean
Las pudre este tiempo de silencios

Siete
Cuando regresé, ya no estabas
Pensé que la planta quería agua
Y le di, pasó del amarillo al ocre

Ocho 
Le puse entonces la música que escuchabas
Mas la planta empezó a tirar hojas
Y su verdura se ha concentrado en un tallo
Que dobla las rodillas, un día sí y otro también

Nueve
Casi siete meses han pasado
La planta tenía llagas en las hojas
Tomé las tijeras y las corté
Para dejar sólo sus tramos verdes y lisos
No es la misma, extraño a aquella
 
Diez
Hoy de madrugada me despertó
Un goteo pertinaz que llegaba desde la sala
Por eso es que te escribo y sollozo en cada pausa:
Tu abandonada planta me inundó de llanto

Once
Dicen los amigos y hasta quienes lo fueron:
Necesitas atenderte
Haz tenido tantas pérdidas y necesitas que te escuchen
Y tú, verdor plantado en mi memoria, ¿qué dices?

Doce
¿Y qué se hizo de la flama bífida?
¿Y en qué recodo me guardé tu sombra?
¿Y qué de esa planta que crecía?

Ricardo Landa, 6 de septiembre de 2007. Imágenes: Ballet de Pina Bausch; Ilustración, Juan Puga; Naturalmente humano: Internet.

Pavana del dolor y del amor

Pavana del dolor y del amor

Un roció mojó al amanecer
Y el dolor de la flor
Se fue

Una luz bañó su despertar
Y la flor del amor
Se abrió

Una estrella cayó al sur
Y el amor de la flor
Brilló

Una luna llenó el mural
Y la flor de amor
Sonrió

Un viento alzó la enagua
Y alegre la flor
Amó.

Ricardo Landa, 22 de enero de 2008. Fotos: 1 Francesca Woodman 2 Flor: La Jornada.3 Carpeta disco John Williams, Pavana de Fauré.

Mi corazón tembló

Mi corazón tembló

En la madrugada,
mientras te leía,
aquí tembló.

En la hoja nocturna de tu carta,
mientras leía la palabra miedos,
aquí tembló.

En el viejo cielo de mi cerebro,
mientras leía duda tras duda,
aquí tembló.

En el enigma del día,
mientras leía encantado cómo te quieres,
aquí tembló.

En la estrella mañanera,
mientras releía mi nombre perdido en tu balanza,
aquí tembló.

En la migrante luna ciega,
mientras leía el sueño de tu cuerpo entero,
aquí tembló.

Ricardo Landa, 19 de agosto de 2006. Pinturas: Rousseau: Soñando; René  Magritte: Le poete recompense.

Primeros acompañamientos del día

Primeros acompañamientos del día

 

Tersa,
la meseta de tu frente,
libro.

Dulce,
tu voz de María,
Pergolesi.

Leve,
el abrazo de tu cuerpo,
cobija.

Clara,
la agonía de la noche,
párpados.

Húmeda,
la visita de tus labios,
vaso. 

Fresca,
tu palabra en mi oído,
poesía.

Tenue,
el aroma de tu pecho,
olvido.

Ricardo Landa, 16 de octubre de 2011. Imagenes: Todas las mañanas del mundo, filme y de la internet: libro abierto.

Algunos viajes

Algunos viajes

Algunos viajes
nos dejan abiertos los poros
a la intensidad de la vida
la nuestra y la cada vez menos ajena
que se nos adhiere como la brisa
como el olor de los pastes
y el pan de nata 
como el polvo de las piedras
la humedad del túnel
que busca con su diamante helado
una veta en la frente
de nuestros cuerpos

en esos viajes se fraguan
nuestros más profundos sueños
que brotan o se hunden
por esas bocas de sombra
como tiros de las minas
como ballenas de Ahab
o del Jonás despertado
en otra dimensión de su sino

los viajes por el mar del saber
y el bosque de los sentidos
nos dejan muescas
como pistolas disparadas
para alejar el miedo
desprender una estrella
del árbol de la noche
o como los prismas de basalto
que horada el agua 
acariciadora y limpia
agua que nos desafía 
con su cubeta de sorpresas
a seguir el viaje
sin ver cuál de los cielos pisa 
nuestro pie de avanzada
mientras el pie de apoyo nos soporta.

Ricardo Landa, 29 de julio de 2011. Fotos de Ana Landa: 1:Porto, Portugal;  3:Parque Gaudí, Barcelona. 2: Marco A. Hernández Badillo: Horca y contrahorca de mina, Real del Monte, Hidalgo; 4: Frida Landa: Prismas basálticos, Hidalgo, México.