Esta sociedad es un desierto

Esta sociedad es un desierto

 

Esta sociedad no es una sociedad;

como dice Rosseau, es un desierto,

poblado por fuerzas salvajes.

Karl Marx: Acerca del suicidio.

dibujos de siglos en la arena diagonal-sand

La soledad
anda descalza en la arena,
dejando la huella de su cuerpo,
sedienta.

La soledad
delira
y busca un río
donde pierda su sede hopper habitacion de hotel
de vida.

La soledad,
siente estallar su cabeza,
cuando se le vuelve ajena.

Cuenta Carlos Marx
de una mujer desesperada
que antes de lanzarse al río
cuidó de anudar su falda.

(Así no la vería desnuda la fiera,
la fiera salvaje YoungMarxSMcolor
de la quiere en soledad).
 
Esta sociedad es un desierto
poblado por fuerzas salvajes.

 

Ricardo Landa, 6 de enero de 2013. Imágenes: siglos de arena el desierto; Habitación de hotel, E. Hopper; Carlos Marx joven; Tapies: Pintura.

Tapies x sobre periodico

La vida es bella

La vida es bella

No hay nada detrás, solo

 aquello que se hace con la tela

del lado que nos enfrenta…”

Jackson Pollock, según John Berger:

Cada vez que decimos adiós.

 pollock 628x471

Así, visible y aprehensible,

se nos da la belleza

de hacer el amor en la tela,

de besar la lente que nos capta

y borrarnos,lee krasner_NS_20080901125458

de flotar en la voz

que ondula un río

y descompone un lago.

 

No obstante, las bellezas

-dijera Sócrates, según Platón-

son difíciles de conocer.

Dada en su desnudez,

la belleza del acto

queda nada más -y nada menos-

como el signo de un tiempo

que se integra

al inacabable libro de los muertos.

 cezanne.skull

Ricardo Landa, 9 de enero de 2013. Pinturas: Jackson Pollock, Lee Krasner y Paul Cezanne

Apartarse -ha escrito

Apartarse -ha escrito

A Beto

sombras (Kumi Yamashita)


Buscar en el silencio
el abrigo 
En la niebla
la cobija
En el soplo del viento
la cura
o quizás al menos el remedio
Y recuperar una a una 
las plumas
que mordió la fiera
que atizó de brasas
el verdugo

(Silencio apenas roto
por el olisqueo perseverante,
la nariz mojada
de unos canes ventrílocuos
que, a saltos, le recuerdan voces,
roces de mejillas y cabellos)

Silencio para reescribir con los dientes
la carta inconclusa
que destiñó la infamia
de contenerme el goce
Destemplarme
Mil veces sustraído
para servir al dueño
Al amo del hilo de mi muerte
pajaro caido
Él muerde en los labios
las palabras de esta carta, que le sueño:
Me fugué al silencio
a recomponer el trino
A darme alpiste
para el vuelo

Y explica:
Ahora ensayo el aleteo
leve débil
como la gota de agua
sumada a la corriente
Porque en vuelo podré al fin
convertirme en crisálida 
del sigilo
En flor de noche nunca vista
mas aromáticamente cierta.

Y cuando firma… sangra.

5121829-la-mariposa-de-color-rojo

Ricardo Landa, 7 de enero de 2013. Imágenes: Sombras de Yumi Kamashita; Pájaro caido de Abu Nawaf; y mariposa rojinegra.

Sé que volverás

Vuelve-el-invierno-a19441548

Se que volverás

con el cuerpo convertido

en un sendero labrado

con inscripciones comestibles

de alpiste y linaza

en un cuaderno de dibujos

decodificables con la lengua

en un templo de misterios

con el lago apacible en un ojo

y bosques dorados en el otro

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Retornarás con la huella de la tasa

del café kurdo en tus labios

y con aretes de nieve

llorando en tus ojeras.

Volverás con las mejillas

más besadas y rojas de tu historia

y  el tejido de tus miradas

a las calles y a las casas de tu barrio

lo llevarás impreso en el torso.

En tu vientre cabrán diez baúles de ternuras musicales

traerás sabores mezclados en los dedos

y el aroma en tu pelo

recogerá pensamientos en contraste

para beberlos cada vez que la sed de recuerdosleonora-carrington-laberinto-1991-oleo-sobre-tela-300x248

te palpite en la nuca.

Y aquel cielo lo atarán tus amigos

a tus muñecas

y las amigas pondrán cintas de amor

en tus tobillos.

Con toda la fuerza de tus muslos y riñones

darás  un paso tras otro por el río

que aquí desemboca.

Jalarás contigo caravanas de días espléndidos

y cuánta noche de soledad

Penelope-and-her-Suitors-1906-JohnWilliamWaterhouse

se te iba al corazón en sorbos de cerveza

creándote nubes violáceas de nostalgias

vapores de otras marcas otros mitos

signos que calcó en tu cuerpo la memoria

de este territorio de pájaros migrantes al que regresas.

Volverás con paisajes de sonrisas y de penas

llevados a cuestas.

Y antes de tocar la puerta

te detendrás con el temor de quien se olvida de algo

pero tras la duda darás el paso

con la certeza inquietante de tanto que pones en juego

porque sabes que como dijo el Moro:

todo lo sólido se desvanece en el aire

pero se impregna.

Imagen 2

Ricardo Landa, 20 de abril de 2008. Imágenes: de internet alusivas al retorno y la espera.  Pinturas: Laberinto de Leonora Carrington y  Penelope y sus pretendientes de John William Wathehouse.