Matiz en la memoria

Matiz en la memoria

alice miller

La página es el lienzo
que tejen los gestos del tiempo.
Las letras, tramos azules y grises
-signos sosegados y dolorosos-,
y  la puntuada inspiración en péndulo
entre alegres manchones amarillos,
carcajadas de goce,
y púrpuras deseos de tu apetencia.

Trazos cobrizos en el jadeo
por entrar en tu mirada
y suspiros esmeraldas indefensos,
se explayan y ruedan por la helada seda nocturna.
Aliced Miller 77-w-54, oil
¿Y ese pozo oscuro amotinado en tus ojos?
¿Es el fondo, el final del abismo?
¿Es el espejo negro de mi sombra?

No, el fondo no quiere ser el final anunciado,
el que insinúan tus dudas y las mías.
Quizá sea un sueño secreto, íntimo, una reserva
ocupando el hueco, la pausa
entre delirios platas y violetas.

Pausa de angustiante blancura,
ceguera momentánea.
alice miller-22-w-13-acrylic
Incertidumbre que persigues mis parpadeos
por si olvido el matiz de tu pelambre
o la ternura rosa de tus labios
o el rotundo naranja de tus pechos.

Alice Miller l

Ricardo Landa, 9 de julio de 2006 a 21 de marzo de 2013. Pinturas de Alice Miller y  abajo pintura_klee_en_el_margenla de Paul Klee: Al Margen.

Anuncios

Horror en el tren azul

Horror en el tren azul

“La muchedumbre de muertos”

La Odisea, atribuida a Homero,

Canto XI: “La evocación de los muertos”

kenyan train blue

Así llora el Tren azul su llegada,
porta en sus vagones ruidosos
y en repisas abiertas,  
como en las recamaras infantiles,
a cientos de muñecas rotas.
horror en Kenia wreed la jornada
Las de este año vienen de Kenia,
de Nairobi y Kisumu y huelen a gas
del que deja lágrimas resecas, estalactitas
en la garganta y blues en sus caritas.

Huelen a guerra, y bajo de la guerra a pobreza.

Sus píes de cadáver asoman
con botas rojas navideñas 
o verdes para esperar que las llenen Los Reyes.

John Coltrane no soporta ver a las más descalzas 
con las piernas quebradas, y frena:
¿Por qué no mueven los ojos y hablan las muñecas?
Quizás por el tapón de sangre en su nariz
o la cortada en el pecho. Otros periódicos
muestran niñas decapitadas.

Van rígidas y sin caja de regalo,
no las despierta el silbato azul del tren.
Conservan sus cobertores revueltos,
sus boinas de hilo para aliviar el frío,
sus calcetines rayados para andar la muerte.
Mucho han caminado las vías de la muerte.
sem-kenia3
Jhon Coltrane detiene su locomotora.
Se va mejor a morir de pena por los rieles
y deja que Miles Davis pregunte al abismo
y a la muchedumbre de muertos: 
¿So what?

 kenia

Ricardo Landa: al mirar en La Jornada: Horror en Kenia, de las niñas y niños muertos por la represión de Estado, apilados en la morgue de Nairobi traidas por en El tren azul; 4 de enero de 2008. Imágenes: Tren Azul de Kenia; Horror en Kenia, Niños muertos apilados, La Jornada; Niño  Kenia3; Niños de Kenia; y Miles Davis y John Coltrane juntos en ¿So what?

miles-coltrane

Somos cuerpo

Somos cuerpo

suter

Hablante y socializado,
nuestro cuerpo
es objeto de disputas:
una de ellas es la nuestra:
ser sujetos por sumisión
o emancipados.
the_principle_organs_and_vascular_and_urino-genital_systems_of_a_woman-244x300
Otra es la que nos define
al someter
a nuestra habla,
o a nuestras relaciones ejercidas
al trabajar y al afectarnos
(digo afectarnos por afecto,
pudiera decir conmovernos),
como mera biología sin historia.
Somos, dentro de los contenedores del poder, 
genitales, manos, piernas,
úteros para colmar y vaciar,
cerebros acalambrados por el shock
y el traumatismo, simple
grasa para jabones.
Recordemos Auschtwitz, 
también Guantánamo y los Gulags.

Bio-poder, dicen
que se dice los postmodernos.

Zombis diseñados para excluirnos
del hacer con uno
y con los demás el bien común,
semilla de paraísos sencillitos.
Y cuántos son los negados 
por la obediencia aprendida
a hallar la verdad de las cosas,
tan incorrecta para el amo
como para el esclavo enajenado.
tetas africanas
Somos, sin embargo, cuerpo que se enternece
amante o solidario,
que descontento se endurece,
se yergue 
y se agrupa para existir en resistencia.

Somos cuerpo que asume
sus sueños vitales,
tan distintos a la moral en abuso,
la que borra nuestra carne
tasajeándole el alma
(digo alma por espíritu
del pensante activo,
de la cuestionadora
que ama al universo,
inseparable de sus caderas
o de los nudillos que ahora, suavemente
escriben a su amante,
y hace poco se defendían de los gendarmes).

Y no habiendo dos cuerpos iguales,
ni una misma habla para todas las bocas,Poetry-totem
tampoco hay sociedad sin convenirla
(igual diríamos: construirla).
La que hoy se nos impone
le quita el filo a estas verdades
y nos hace creer que al final del juicio
un poder omnímodo dispondrá
otorgar perdón o dictar condena.

Aquí andamos, en el esfuerzo
de pensar y decidir juntos
si es admisible
el actuar contra la vida humana,
separándola del ambiente y de los sueños.

Andando descubrimos que alguien
nos aconsejó desde una cueva:
Seamos cuerpos diferentes,
(seamos queriéndonos),
un cuerpo común 
en el que no se extinga lo diverso.

frida y mayakovsky

Ricardo Landa, 12 de enero de 2012. Imágenes: Cuerpos de Gerardo Suter; The principle organs and vascular and urino-genital systems of a woman, de Leonardo da Vinci; Foto de pezón de africana;  Poetry Totem; y Fotoshop con Frida y Mayakovsky.

En el espejo de la mar

En el espejo de la mar

A la impaciente inteligencia de Luis Ernesto

manuel dorda naufragio 1854

Fui al mar de fondo,

Pensando, iluso, en comprenderlo.

Ante él, soy un poco más

Que un grano de arena;

Eventualmente, una sombra

Arrojada al paso de la luna

Acunándose en la balsa.

Sombra sí, aunque húmeda,

Ornada por la espuma, coubert paisaje marino

Elegante en mis giros,

Mas de delgada piel, corteza nimia,

Levantada y dejada caer por la ola que me empuja.

Veo lo que soy ante él, el omnímodo.

Y si no me place un mar así, como lo dijera Martí

Con odio.  Y si su prepotencia  de mar total

Me ofusca,

No por ello seré un poco más que arenas,

Quizás, si se quiere, finísimas arenas.

Así diga, condescendiente, la ciencia optimista

Que, como humano, pudiera ser polvo de estrellas.

Turner Naufragios 35U

Ricardo Landa, 5 de enero de 2013. Imágenes: Manuel Dorda: Naufragios; G. Courbert: paisaje marino; William Turner: Naufragio.

Well you needn’t

trompeta001Well you needn’t

 

Bueno, sí, ¿Thelonious?
No estoy ahora para pedirte nada
Solo que no vuelvas a escribir: ¡tan, tan!

¿Sabes tocar el piano? Entonces
Date una vuelta por la noche más oscura,
Cántale a las ventanas abiertas.
La mía se cerró.
Y si este veneno me sale por los poros
No te preocupes de recuperarlo
Y beberlo. Los suicidas no huyen,
Toman su lugar y apuntan directo
Sin importarles si se peinaron.
No les tiembla la lengua para ahorcarse.
Así que tú, ahorcado no serás de ti,
Ni menos tendrás agujeros en el suéter.
Nada misterioso me sucede,
Sólo que dejé de bailar a tu son.
Sólo que un maleficio gozoso te borró de mi lista.
Y si te hablo en verso es porque las tonterías
No se acaban con jalarme los pelos,
Y los remedios no vienen sino convocados
Por un rito como éste
Que mató a tantos poetas de tristeza.
Y ya, sí: nones, nuncas, nel sin pastel.
Se terminó, well you needn’t.
Pa’ qué quieres penar si ni a muerto apestas.

Ya el Thelonious verdadero va en el cielo de Epistrophy 
Después de esto, me merezco una mecedora de esas.

en-el-humo

Ricardo Landa, en un noviembre a nuestros muertitos del 2007 e ilustrado el 26 de julio de 2012 para y por analineas. Imágenes: Trompeta, En el humo y  Shit,  foto del concierto Wall de Ana Landa.

analines shit