Su rostro es su nombre

Su rostro es su nombre

Cuál épica del sicariato

la de ocultar el rostro

del  pajarito

que canta como sus madres padres huérfanos y abuelas

En una vasija de barro

 

En desollarlos

en desaparecerles no hay victoria

Pírricos e impotentes

(esos estos aquellos)

mercaderes de carroña

 

Los  jóvenes no se pudren

Laten

como el pecho del jilguero

Laten

Migran todas las fronteras

No los encuentra quien no los ve

Germinan en la milpa

como yerbitas combaten la huella depredadora de los desolladores

los veo en mi cuaderno cada vez que leo

Su rostro

Límpido en nuestro espejo habla

 

La cara del niño

no se perdió en la Semefo

Carea la cara

del poder sicario gangrenado

pestilente

No pueden desollar al pueblo/ vean su cara

cambia su piel de bella salamandra/  Florea/

Al que leer enseña no lo borran

murmurándole

El báculo en que se soporta el culo gordo

fofo del poder

 

El culo del poder pendejo

luce despellejado por sus mentiras y cree que luce

 

Luce la fiera descarnada su Terror

Por sus uñas se agusana

La sangre de nuestros maestritos lo envenena

Esta  y la otra comunidad aprenden a leer en los postes y paredes

los  nombres de Julio/ Julio César/ Aldo y los de los 43 desaparecidos

Escriben las vocales sus alfabetizados cantando la consigna:

El pueblo organizado es la piel de los desollados, es el rostro de los desaparecidos.

 

¡Víiiiivos los quereeeemos!

Ricardo Antonio Landa, 10 de octubre de 2014. A 14 días de la desaparición forzada de 43 normalistas y la ejecución de 3 mas estudiantes de la Normal Rural “Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero.

Imágenes: 1. normalistas de Ayotzinapa:foto ; 2. Somos memoria: gráfica; 3. Hijo te buscaré: manta; 4. Madres de normalistas en Museo exposición de Ai Wei Wei; 5. Normalistas contra cuartel de iguala: foto; 6. Ayotzinapa: María Pallares: pintura.

Haikús para luna silente

Haikús para luna silente

1

Aquí se asoma:

aguas quietas y oscuras

sorben su rostro.

2

Olor a alcohol:

vagabunda nocturna

la flor marchita.

 

 

3

Alguna cuerda

destemplada y el tambor

sordo, la extrañan.

4

Palpa en la arena:

es fría y negra la espuma.

El mar la olvida.

5

Porque no alumbra,

no es esta luna un queso,

sólo ceniza.

6

Florea la escarcha,

no estás o no te veo,

hielo en mis ojos.

 

7

Luna de leche

en el plato del gato,

¡ah, deliciosa!

 

 

Ricardo Landa, 15 de marzo de 2018.

Imágenes: René Magritte: The search for absolute; Kaguya -Hime; Urashima: ilustración; foto de Via Láctea desde Budapest; foto Pedro Meyer; Remedios Varo: alegoría de Invierno; Felix Voloton: Luna  de leche para el gato; Haikú premio infantil de Haiku internacional.

Con la lengua del lince

Con la lengua del lince

De la serie  Claroscuro IV

“El lince parece bastante menos inteligente de lo que creíamos que era. Quizá tenga muy buena vista, pero después en sus conductas es un animal que corre muchísimo, y al correr muchísimo hay veces que no ve, no se para a ver adonde tiene que ir y por eso en vez de ir por debajo va por arriba. Yo no he comprobado que haya pasos, pero a mí se me ha dicho y me lo creo.”

Sra. Secretaria General del Medio Ambiente del Gobierno del Reino de España, doña María del Carmen Martorell Pallás. Citada en el artículo: Sobre la agudeza del lince, versión Ecoportal. Net

Alguna vez quise ser lince

Pero mi vista es tan corta

Que casi huelo la pantalla

O el libro y sus pegaduras tan saladas como amar/

Pero ello no me quitaba la rapidez

Y si me estiraba en la cama

Frente al espejo

Con mis lunares esparcidos

Y la pelambre blanco prematuro/

Me imaginaba ser ese felino

Supuestamente sagaz y/ sin duda

Pronto en llegar a ninguna parte/

Pero/ aunque no fuera apropiado ni correcto

Según las funcionarias de la naturaleza

Comparar con un lince a un ser “superior” como el hombre/

Es de mi gusto echar la legua

Con la lengua/ sólo con ella y sus alcances.

Por eso me dedico/ con la lengua del lince

A sacarla

A dejarla ir sin ritmo

Enrollándome la vida.

 

Lengua de lince miope/ dirás/

Estirado y de pecosa apariencia/ como habrás visto/

De pelambre más bien rala/

Pero  bigotón/

Habrás pensado subsiguiente/

Aunque tiene su olfato para dejar palabras

Que te hacen presa/ no tan fácil es cierto

Pero su presa/ sin más asombro

Que lo que su lengua dicte

Interminable en su sin son ni ton

Sin orden pero como un mundo común.

Una babel de lenguas/ no va mal en  tiempos de silencios.

 

Con la presión de la sangre agitándome la lengua y cerrándome los ojos.

Ricardo Landa, 3 de mayo de 2008,

Fotos de linces de Marina Cano y la penúltima sobre el frenesí sexual de los linces en la internet.

Homocromía y Monocromía del Yo

Homocromía y Monocromía del Yo

A José Lezama Lima

1

El yo es permeable para el espacio negro,

no lo es para el espacio claro.

JLL (Diarios)

 

La algarabía de las calles,

la claridad del coro,

de la exclamación de luces en la plaza,

se diluyen cuando

vuelo en el verso

-el vaso oscuro donde me hallo.

Luego, frágil la voz,

mido las sílabas

con las venas hinchadas

de la negra sangre del cuervo.

2

Algunos insectos rutilantes

tienen olores nauseabundos.

JLL (Diarios)

 

Así la vi:

esplendente luciérnaga,

despejándose de velos

con su mano lenta

y acariciada por mis ojos.

Con una silva vino bailando,

húmeda, directa.

Mas cuando abierta en canal

convocó a mi lengua,

un tufo a pantano

hizo devolverme

hacia el oscuro suelo

donde el humus esparcido

me aromó con los restos

de una tiniebla antigua,

luz ahogada en el enigma.

Derrota del aire al deseo.

 

Ricardo Landa, septiembre 2010- junio de 2017. Epígrafes tomados de anotaciones de José Lezama Lima en Diarios (1939-1949/ 1956-1958).

Imágenes: 4 bocetos de Akira Kurozawa para sus filmes y un fotograma de su filme: Los siete samurais.

 

El quinto elemento

El quinto elemento

el-quinto-elemento

(Columpio en un verso a verso

rudo o emotivo como un lobo

aunque a veces

una triste balada monocorde

colgada de los cuernos de un venado)

 

Poco a poco comprendió

qué tan tenue era su red,

apoyada en el cielo de un lado

y en el otro, en un espejo de agua.

el-quinto-elemento02

Ella creía ser un puente tembloroso

que en las madrugadas siente el paso

del viento solitario y beodo

que la cruza al regreso de la cama

de la insaciable hoguera.

quintoelemento

Y percibía al florearle el alba

el vaho ácido y salino del amante a tumbos

que se acodaba

sobre su barandal

soplando nubes del alcohol sobrante

derramadas en su sexo.

635014_el-quinto-elemento

Ella hubo de ser también

el destino y la morada

de un quinto elemento

con ojos y cuerpo de venado

de cuyas astas columpiaba

su tenue red de afectos.

 

9-el-quinto-elemento-luc-besson-1997_reference

Como todo buen mortal

el venado se ha disuelto.

Es apenas un casi olvido donde

con nostalgia desprevenida

se recuesta la luna cuando mengua

para soñarse amparada

acunada y sostenida

en su vieja cornamenta

para volver a alzarse de su noche depresiva

creciente autónoma y serena

como la gallarda rosa

de estos que serán al fin

sus mejores tiempos.

quinto-elemento-mila-jokovitch7a4

Ricardo Landa, 14 de agosto de 2011.

Imágenes: fotogramas y animacion del Filme : El quinto elemento de Lucc Besson.

quintoelemento_5gr

 

Zapatillas de mar y sol

Zapatillas de Mar y Sol

zapatos debailejpg

Cómodo y ligero

Tu pie izquierdo

Hace la zapateta

Con el ritmo de mis versos

Repica y suena zapatos-de-salsa-online-nacionales

Tamborilea

Esta tierra diosa

Sobre la que levantas

Alto y sutil

Tu cuerpo gótico

Piel con piel

Rimas

El ritmo de los versos

Son de delgada suela

Como leves son sus cintas

Que no cubren

Desnudan

Tus exactos Free-Shipping-Wholesale-Women-Black-Suede-LATIN-font-b-Dance-b-font-font-b-Shoes-b

Pies amarfilados

Les amparan la frescura

Aunque apenas

Arriba

Los muslos ardan

Friccionados

Por el vaivén Blog_20160229_Fono_BeneficiosBailar

De besos

En versos enmascarados

Los tobillos

Trazan el quiebre

Las plantas

Y esos diez senos

Boluditos zap baile salsa57-339

Que hundes

Que puntean

Para alzarte

En los talones

Y volcar su taconeo

Ah verso perverso

Este de bailar

Cómo creces

Cuando digo baile

Cómo ondeas

Tu cuerpo que abandera

En tu pecho

La respiración

Y cómo duele

Que tu barbilla foto anie leibovitz

Imite el filo del puñal

Y la cuchillera manera

De tu atisbar

Las zapatillas

Mar

Te mecen las caderas

Las zapatillas

Sol

Treman en tu pubis

Como flama

Zapatillas

Mar y Sol

Rumbean

Y un pie queda en alto

Y el otro

Te hace girar women-s-Latin-dance-font-b-shoes-b-font-female-high-heeled-soft-outsole-adult-ballroom

En 80 magias

Mil luceros

Bamboleas

Ritmas

En el mismo sitio

Donde cavo

Con un suspiro

Este hueco

Que deja en mi pecho

No atraparte en el vuelo

De la cabriola

De la pirueta

isabelle-felicienDe la rumba

Que eleva a lo inaudito

La libertad maciza

De tus piernas

                                                                                      A reposar sobre mis hombros

Las zapatillas

                                          Y anudarlas en mi nuca

Ya

                                                           No puedo detenerme

Viene

                                                             Viene

Tormentoso

El  verso

En un punto del deseo prolongado como aquel tango

Triste

Solitario

Y final.

Ricardo Landa, 18 de octubre de 2014.

Imágenes:diversos zapatos y zapatillas de baile; pareja en baile fotograma del video de una rumba: Isabelle-Felicien; ballet del Jardín de las delicias.

ballet el jardin de lasdelicias

Manda la palabra*

Manda la palabra*

Para el pincel de Ana Landa imperio de los signos 100-4-i

¿Ser A?**

Pasan las olas, pasan ofreciendo conchas de caracol a los cangrejos.

barthes el imperio de los signos 9782757806456

 

¿No ser A?

Qué distante está el mar esta noche y tú despierta.

Ni A ni no A

La alta luna tiembla en la humedad de su vientre.

Lo que A desconoce no calla

Los ojos que brillan: aves fugándose de la cabellera del bosque, y el bosque grita.

¿Quién pudiera ser si no es A?

Las palabras escritas en japonés llueven sobre las montañas de la estampa.

A somos todos

El ritmo de las sombras de las hormigas, llevando granos de azúcar.

cinepd-Sobre-The-Pillow-Book-e11546525

A sin A

Cubre la nube a la luna y las aguas en el lago murmuran.

A la vez A y no A

Al principio del poema, un rostro sereno nos lee, cuando nos ha leído, sonríe.

 

 

Ricardo Landa, 8 de septiembre de 2015

Kanji 42-17376041

*Título traducido de una obra del saxofonista  nórdico Jan  Garbareck que toca acompañado  del brasileño Nana Vasconcelos con sus instrumentos de cuerda y percusión ancestrales.

** Juego con la evocación en los subtítulos del texto de Roland Barthes: “La exención del sentido”, dentro de su libro ilustrado sobre el Japón: El Imperio de los signos, al referirse a las proposiciones del Zen y al “paradigma  perfecto” de la lingüística estructural. Editorial Mondadori.

Imágenes: acuarela,  imperio de los signos; portada libro: Barthes, El imperio de los signos; estampa sobre The pillow book; Kanji: pajaritas y signos en papel; Y Hokusai: gansos en el Fuji.

hokusai-fuji-cranes