Como penden las arañas

Como penden las arañas

louisa buorguais Araña-Fotografía-de-David-Benavent

1

Pende

la araña

patas arriba

Simula

la nervadura

de los pétalos

de una rosa

Viene

el insecto

zumba hasta la descompostura

y

muere

embriagado de amor

por las flores del mal

por la rosa de los vientos

TELARAÑA...COMU

2

Cuelga

del silencio

la

araña

cabeza abajo

Sólo le saltan los ojos

porque quiere decirnos

que bien visto así

el mundo

valdría

la pena

araña2 (1)

3

Temeraria

pende

su vida

de un soplo

Mas falta la brisa

y la araña

aplaza

el poder absolutista de la ley de gravedad

El cuarto que la araña ocupa

está deshabitado

sin luz

aparente

Cerrado

como los párpados

de un cadáver

telarañamujer (2)

4

Ayer

tejió

la araña

ese pulóver

que tan bien le va

a la mosca

arte de las arañas(1)

5

Aquí pasan los años

quedan

en la tela

mil

nudos

de recuerdos

Fusión

6

Así las palabras

penden

se columpian y viajan

entre la luz y la sombra

entre la lágrima y el sudor de los cuerpos

que trenzan su tela

y atrapan

al aire

en el abrazo

rítmico

en la bíblica saliva con que las arañas escribieron los versículos

que guardan las arbóreas bibliotecas del saber

ellas

minuciosas

trazaron mapas

de ciudades recuperadas de invasores

y dibujaron territorios donde la libertad abunda como la leche

son las invisibles  

las silenciosas

estrategas de comunidades

tejedoras y parteras

de historias

en seda de plata

que nos atrapan

son nanas

que

m e c i é n d o n o s

nos guarecen.

tela de araña

Ricardo Antonio Landa, 26 de diciembre de 2014

Imágenes:  1,Araña escultura monumental, Louise Bourgeois; 2, telaraña común, foto; 3, araña, foto;

4, telaraña-mujer, instalación; 5. arte de las arañas, foto; 5. fusión, instalación; 6. tela de araña, instalación; 7,  Akira Kurozawa: fotograma, árboles cubiertos de telarañas.

kurozawa floodtree-thumb-600x400-120564

Cuerpos

Cuerpos

a rivera061646D32

Moldes para efluvios que armonizan

sus confines

Vasijas que derraman el rocío

para dar de beber al desierto

Catedrales ocupadas en cada hueco

en cada altar

por los faltos de consuelo.

arturo_rivera_autoretrato

Cuerpos

grutas que encandila el tacto ciego

Arcas de la alianza de los extremos

Tinteros de ríos rojos, amarillos, negros

Estuches de arpas, flautas y violonchelos

Sudarios, rebozos, velos o lienzos entreabiertos

a las emociones y los empeños.

Libros para el entendimiento de las grafías inasibles del deseo.

art rivera

Cuerpos

Vestuarios a la talla

justos para la entrega

sueltos para que quepan cuantos quieran

o rasgados al replicar de la pena

arturo rivera  el domador

Cuerpos

de budas, de cristos, de las materias

oscuras y las visibles

a las que oran cuánto más aman

arturo riverahomenaje a sor juana 2000_082

Cuerpos

celestes o del infierno

Nubes de aguaceros y granizos

alivios de la canícula dolorosa

Ollas para lluvias de placeres

Cántaros de leches, sangres y mieles

Botellas antiguas con vino tierno

El origen y el fin del verso que los idea

Cuerpos

arturo rivera 62A08F4DB

Imagoema: Ricardo Landa, 12 de marzo de 2012

Pinturas de Arturo Rivera diversas épocas, algunas ilustran el libro amaramara de Juan Gelman. México, 2015.

ARTURO RIVERA DE AMARAMARA

Olla podrida

modotti_olla

Olla podrida*

 

la mar sin sal/el hielo gelatinoso/

el azul tinieblas/la dulce criminal/el voto de castidad/

la nana que se fagocita desde el pezón/la abstención del beodo/

lo neutro/la gravedad de la ley/el te pego porque te quiero/

la tersa radicalidad/

la superstición sabia/la nobleza obliga/el palo y la zanahoria/

el mercadeo del pubis/

el bienestar capitalista/el socialismo de mercado/la libre adicción/

el orden y el ornato/

la elegías a la humildad como virtud de los subyugados/la mentira piadosa/

la triste levedad del ser/la obediencia aprendida/la sana hipocondría/

el oro azul/el oro negro/el oro simplemente el oro/

las canas verdes/el beso del botox/

la monocorde recitación sin alma/

la sangrona estampa del solemne/ la inexorable olla podrida/

de quienes creen que todo cabe sabiéndolo acomodar/

en un guiso de temblor espeso.

 gua_olla

Ricardo Landa, 10 de agosto de 2014.

tres olla edgard weston

*Título y cursivas son referencias a la revoltura que crítica y desmiembra el más joven Juan Gelman en el poema CL de su último libro Hoy publicación póstuma.

Imágenes: fotos: Tina Modotti, Olla; Guatemala, olla funeraria; Edward Weston, Tres ollas; olla artesanal de variada boca.

olla de variada boca

El níspero que mueve a la ternura

El níspero que mueve a la ternura

níspero japonés

Con ganas incontenibles

se convocan

y con las bocas aprehensivas

se aprenden y examinan

sus sabores sus saberes

sus pasiones apremiantes

y al degustar

viajan por impredecible sendero

al níspero dulce

complacidos de olisquearse los alcoholes

y hallar la ambrosía

de su ser y darse de amantes diligentes

sólo eso y nada menos

-y menos que nostalgias de flores secas en un libro-

les moja los labios el aguamiel del día

les florece la flor del ya te espero

y les desprende la fruta madurada

del ya  ya vengo

se abrazan rendidos en ese cielo de sábanas revueltas

fértil territorio

para reincidir en el incendio

desde el consuelo

y con holgura

-desatadas las anclas de lo incierto-

bien les cabe ahí en su celo

en la nave de su enjundia

un nuevo emboque

con el pendular de lo suave a lo afanoso

que del punto y seguido al perseguido

del níspero

poema

los conmueva.

nísperoplant44_2or

Ricardo Antonio Landa, 22 de noviembre de 2014

Nispero-abierto1

Imágenes: fotos: níspero japonés, flor del níspero, níspero abierto y semilla de níspero.

nispero_semilla

El viernes primero de cada mes

El viernes primero de cada mes

 Fotografía de Bruce Labruce

El viernes primero de cada mes
comulgamos.
Es una acendrada usanza
que nos conocen camas y paredes,
sábanas, almohadas y pelajes.

Tanta claridad nos produce
el primero de los viernes,
que nos retoza
cuatro semanas asomando por los ojos.
Es un día de carne y hueso,
de caderas y de cuellos,
de una excitación que nos tienta
a morir inmaculados de suspiros,
como aquellos santos que averiguan
cuál es el abrazo más tierno.

faust murnau

Comunión de cuerpos y espíritus
arrebatados por un instante
a la pleamar del mundo,
y devueltos al día siguiente fuertes e intensos.

El sábado descansamos,
aunque no así de la memoria
tatuada de besos,
que con dedos murmurantes
le alborotan el pelo
hasta sacudir el olvido.

Los_Comulgantes-DVD

Luego, ya el domingo,
el pensamiento nos fluye fresco
en caudales derramados
religiosamente,
mes con mes,
cual si menstruáramos amores.

Es una pena dulce el sacrilegio
que comulguen nuestras sombras,
de hacerlas y deshacerlas
en un genuino enredo:
relámpagos en una tempestad,
parpadeos para perdemos.

Ahora que no hubo disfrute
el viernes primero reciente -culpa del tiempo-,
siento que se pecó de falta,
que andamos sin esqueleto,
que nos pondremos a dudar
treinta días como tormento.

faust1

Vulnerables, en riesgo,
sin recibirnos el viernes primero,
solo nos queda ir a la memoria
a limpiarnos en su hueco,
a uncirnos a sus muslos
con la apetencia de tenernos.

jose torreigosa a-mano

Ricardo Landa, 7 de julio de 2012. Imágenes: fotografía obra de teatro madrileño; fotograma: Fausto de Murnau (Ángel y Mefisto); DVD: Ingmar Bergman, Los comulgantes; Fausto de Murnau; Foto: José Torreigosa: A mano.

Ombligos

OMBLIGOS

ODALISQUE IN PANTS

1
En el centro del cráter
se levanta otro volcán de fuego:
es el botón cortado de tu ombligo.

2 araki pez y embarazada
Del ombligo sobresale
un grifo de agua dulce
que tu cántaro vierte
cuando el suave pié izquierdo de tu huésped
tamborilea tu abdomen.

3
Robert Maplethorpe alumbra tu ombligo,
disuelve apenas la luz de tu pezón izquierdo,
asombra con la sinuosidad de tus caderas
y el abismo cálido de tu vientre.
El foco del fotógrafo mapea los puertos del gozo
y nutre mi borroneada carta de navegación.

Poema+de+Rosario+Castellanos_+Imagen+de+Flor+Gardu%C3%B1o_+Noctambulario+blogspot_+Mayo+2009

4
Para tus labios
todas las lluvias todos los torrentes
para tus senos
minuciosas misiones a la cúspide
para tus ingles
el obsequio fresco del viento sur
para tus hendiduras
los coyotes del desierto olisqueando
para tu ombligo
una primera gota derramada
pero para tus hombros
la infinita mirada al horizonte.

ombligo detalle Birth_of_Venus-Botticelli

5
Ese dedal que llevas
como blanco y centro de tu costura,
envolvía su índice y su uña
mientras contaba en tu abdomen
las sílabas de su abrazo
y pegaba tu espalda en su pecho,
internándose cuanto más podía
en busca de un ritmo
tembloroso y suave
para sus versos.

Ricardo Landa, 2000. Imágenes: Henri Matisse: Odalisca; Araki: Pez y embarazada; Flor garduño: mujeres en un cielo de flores; Boticelli: detalle ombligo de El nacimiento de Venus; Quino: Ombligo de Mafalda.

ombligo mafalda images

Las azules azoteas de Barcelona

Las azules azoteas de Barcelona

Lo esencial en estos tiempos de miseria moral,
es crear entusiasmo.
Pablo Picasso

old-guitarist-picasso1

 
Azules tristezas
azules misterios
azules los sufrimientos
azul esa amistad que nos conmueve
la cofia azul de una mujer piadosa
el loco no por loco menos azul
que descalzo azulea su sombra
con sus pómulos huesudos
azul la anciana sentada
esperando que deje de lloverlela-vida-picasso
y más azul la mujer del mantón
delgada tristeza sueños de tan adelgazados
flacos sueños azules
de quienes tiritan en las calles
y rasgan su guitarra rota por un níquel
y azules la madre y la hija
desamparadas
ya era azul la copa
casi vacía (aunque la flor azul
anhela ser secante
del sentimiento)
qué queda si la luna
falta sobre las azoteas de Barcelona
abejas azules
buscan enloquecidas
una gota de entusiasmo
esa miel rojiza
o rosa
o africana
una paleta con el iris
que sin olvidar los azules infinitos
abra el estudio
a la esperanza
(esa modelo desnuda perenne
y de ojos grandes)
y entusiasme.

picasso-la-bebedora-de-absenta-1902

Ricardo Landa, noviembre de 2010en una sala del Museo Picasso de Barcelona.

Pinturas de Pablo Picasso, periodo azul: 1, El guitarrista viejo ; 2, La vida; 3,  La bebedora de absenta;4, Ciego comiendo.

 

picasso-ciego-comiendo-1903