Tatuada en la espalda

Tatuada en la espalda

Me inclino tan sencillamente, que el cielo puede reflejar

esta espalda tatuada de hábitos terrestres.

Juan Bañuelos: Salmo del agua que duerme como un ojo

durero8

Llevo tatuada en la espalda la vida
en su cama de tablas,
en su camisa de manta,
con la punzada del petate,
con el oleaje abrupto de mi colchón de pobre.

Lleva inscrita la mano pequeña de mi madre
y el áspero cinto paterno.
Trae el callo del pupitre
y de las reglas de obediencia.
Disfruta el muelle de la butaca
en que todavía me hundo, ahíto de imágenes,
perdido en una matinée perenne.

Lleva las bocas amantes y sus dientes,
el arañazo de mil fiebres,
el desgrane del sexo boca arriba,
lijada por las sábanas
donde lloviznaban pezones
y caían rayos de los vientres
alzándome al cielo, cual serpiente invertebrada.
tumblr_mdyfj2P9SS1rehddco1_500
Aún supura el agua bendita,
emponzoñada por las púas del remordimiento.
Le hincó un surco el tolete
y le irrita todavía el empujón del uniforme.

Se impregnó de arena y de espuma
en playas morenas y en las de pepitas de oro.
Cala el vendaje en las costillas blandas.
Le estallan en sangre treinta lunares,
avisos de la fuga de los pájaros,
si no canto, si no escribo, si me rindo.

Le quedan las huellas de las mochilas
que retaron mis riñones.
Queda el filo de los libros que creí leer soñando.
Guarda la inmersión suave de los senos,
y el abrazo de almohadas emplumadas,
mis leales compañeras en la bruma.

Y permanece el servir de cabalgadura
de frutos y deshijes
que ahí aprendieron a otear el horizonte.

Y la llovizna y el soplo frío y el sol,
ahí están marcados como el miedo
y el temblor de las angustias y tanto denuedo.
man ray
Entre las heridas por la retirada
de ojos y corazones,
la tatuaron los fuetes de silencios,
ni siquiera el ninguneo duele de ese modo:
los silencios son ácidos
con los que oscurece a sus castigos el olvido.

Si los ángeles carecen de espalda
y apenas vemos lo excelso de sus alas,
yo en cambio cargo en la espalda una piedra
que ya vence mis rodillas.

Me arrojo a comenzar de nuevo,
la levanto en vertical,
abierta a abrigar la uña de cuanto venga,
siempre que sea para existir libre,
con el afán modesto de enamorar la vida.

charlot de espaldas

Ricardo Landa, en la víspera de 2010. Imágenes: Alberto Durero; Arañazo espalda, internet; Man Ray;  y Charlot de espaldas, Ch. Chaplin.

Anuncios

Un vaso de agua en una tormenta

Un vaso de agua en una tormenta

Horacio es como un  vaso de agua en una tormenta

 La Maga, Julio Cortázar, en Rayuela, cap. 17

rayuela2
Te quiero tanto
Como al caballito de juguete que te inflama los pezones
Al surco 268 (¿?) de un Parker que se raya
Al estropicio que causa tu mirada
A tu voz sin erres que se me atora en la garganta
Al Pont des Arts por donde nunca pasamos abrazados
(Y tú sí Maga, clocharde, y desembocabas ahí con tu delgada silueta
En busca del fondo del Sena)
Al color de Jawlenski (¿qué pensaría Cortázar?) y al de Miró
Y a la voz de la Juliette y a tus dolores de huesos y a tus zapatos rotos tan perfectos
Y al móvil que ayudabas a Horacio a pintar
Y a la máscara con que te apersonas y
Al Poe primer autor citado en el casillero 41 de Rayuela
 
Toco tu boca
De deseo
De ventanita Braque
De elección del grito
De ansia y azar que coinciden
De dibujo en el agua
De nostalgia con la lluvia y ay del reuma que endurece los labios
De mohína en la madrugada sin cigarros
O cuando me salgo del abrazo y me caigo
 Cortazario - Julio Cortazar - Graffiti Stencil (16)
Navego una barca egipcia
Cuando vas alegre con tus remeros balseando
Cuando recuerdas el sabor oculto en algún beso
Cuando te meces en la hamaca o cuando se mecen los álamos
O cuando los tablones mecen el cuerpo semidesnudo de tu copia circense
Y ninguna sombra cubre tu barca egipcia que nos rebasa rebosante de sonrisas
Y tanto cuando que de tan efímeros te subliman
 
Para que el corazón no se levante como testigo en contra mía repito:
Mi diagnóstico es sencillo/sé que no tengo remedio.
Horacio recordó a Betinoti el payador de ese vals irresistible.
Como el club de la serpiente digo
Es más fácil entender a Horacio por sus citas
Que por sus meandros personales.
 
Y ese suplicio de no creerse en armonía
Sólo tú Maga lo traduces:
Horacio es como un  vaso de agua en una tormenta.
 
Y lo bebes, a sorbos lo bebes, y lo rellenas de tormenta.

corta21

Ricardo Landa, 28 de junio de 2013. A los cincuenta de Rayuela. Imágenes: rayuela o tiera y cielo; Cortazar e I. Dunlop.

 

Para aprender a leer un grafiti

Para aprender a leer un grafiti

ana landa granada grafiti img_2189

El grafiti en el muro de la cocina

nos pregunta

¿soy el gato que anhela

alcanzar al pez

que nada

en una alta copa

de agua fresca?

Gatos-Con-Peces_th

¿O soy el pez que nada

y anhela el deseo del gato

que se estira y duda

si patear este cristal

que me protege y atrapa?

pez_gato[1]

Más bien pudiera ser

el canario que vuela y canta

un cuento que se impregna al muro

junto al cual una mujer

fríe un pescado.

canario jaulaTBL_CONTS_311_1_39

O mejor ser

el hombre que se encarama

en las caderas de la mujer

que cocina pescado sweetanimals-14

y la araña maullando

mientras ella canta

como un canario.

La libertad es un grafiti.

Ricardo Landa, 1 de junio de 2013. Imágenes: Ana Landa, foto grafiti en Granada; Internet: Gatos con peces, Pez gato, Canario en jaula y Swettanimals; Pintura: Nicoletta Thomas: Amantes.

Amantes 33

Otra luz al rojo al negro al blanco

Otra luz al rojo al negro al blanco

Para Omar 

 OMAR RAYO blancos rojos y negros

1

La luz castiga la mirada del sapo

Su desvelada pesa en el abdomen

 omar rayo urdimbre germinal II 66 x 66 cms 1990

2

Dos mariposas parten al sol

Otra

Regresa de la dolida noche

3

Lanzas  o dentaduras

Solo queda el esqueleto

Bajo el manto púrpura excelso

De su sombra

 omar rayo PINTURA MODERNA (4)

4

La Luz blanca

Arquea la reja oscura

Y el rojo de la lengua canta

5

Envuelta en el rebozo

Mama una niña

Luz de agua en el vientre.

 omar-rayo-pinturas_MCO-O-2820101915_062012_thumb

Ricardo Landa, 26 de febrero de 2007. Pinturas de Omar Rayo

EL SECRETO DE LA POESÍA MÍSTICA

Esta galería contiene 5 fotos

EL SECRETO DE LA POESÍA MÍSTICA   Oración al éxtasis Quisimos contemplarnos esa noche y nos vimos el uno y la otra enteros, el cielo se separó, el aire que respiramos boqueando, los temblores mutuos y esa lluvia de lunas que aún nos resplandece… Todo en un santiamén. _________ Noche de cántaros Poseía unas manos […]

Tu voto:

Apartarse -ha escrito

Apartarse -ha escrito

A Beto

sombras (Kumi Yamashita)


Buscar en el silencio
el abrigo 
En la niebla
la cobija
En el soplo del viento
la cura
o quizás al menos el remedio
Y recuperar una a una 
las plumas
que mordió la fiera
que atizó de brasas
el verdugo

(Silencio apenas roto
por el olisqueo perseverante,
la nariz mojada
de unos canes ventrílocuos
que, a saltos, le recuerdan voces,
roces de mejillas y cabellos)

Silencio para reescribir con los dientes
la carta inconclusa
que destiñó la infamia
de contenerme el goce
Destemplarme
Mil veces sustraído
para servir al dueño
Al amo del hilo de mi muerte
pajaro caido
Él muerde en los labios
las palabras de esta carta, que le sueño:
Me fugué al silencio
a recomponer el trino
A darme alpiste
para el vuelo

Y explica:
Ahora ensayo el aleteo
leve débil
como la gota de agua
sumada a la corriente
Porque en vuelo podré al fin
convertirme en crisálida 
del sigilo
En flor de noche nunca vista
mas aromáticamente cierta.

Y cuando firma… sangra.

5121829-la-mariposa-de-color-rojo

Ricardo Landa, 7 de enero de 2013. Imágenes: Sombras de Yumi Kamashita; Pájaro caido de Abu Nawaf; y mariposa rojinegra.

Esculturas sin límites

Esculturas sin  límites

                                     A Ana Landa

(Elogio al horizonte)

Honda gravita
la
piedra
en las emociones.
Lejos,
al horizonte le halaga el elogio del fuego.

(Los dientes de hierro te peinaron)
1 
Los dientes
que peinan
al viento
se oxidan
en cada bucle
se enredan
en cada nudo
se arremolinan.

2
Detrás de sus flecos
ennegrecidos por el hierro,
el aire se mira en el mar
            coqueto
                           Distraído en su imagen
una ola enorme salpica
sus huecos
Tiembla     Tirita   
Trémulo el peine           lo imita

(Elogio del agua)

Tengo las manos de ayer;

la memoria las empuña
y laten 

me faltan las de mañana.

y vuelan 
cuando un sueño las distiende

(Gravitaciones)

lo hueco gravita
lo blanco pesa
las sombras vuelan
y nos abanderan

Ricardo Landa, julio de 2002. Fotografías: Peines del viento de Eduardo Chillida de Ana Landa.