Himnos por el amor de las amigas

Himnos por el amor

de las amigas

            y el sol de lluvia cambió de estado de ánimo,

            desordenó su propósito

y desató una lluvia de fuego

contra el mundo.

Enrique González Rojo Arthur: TERCERO SOL

A sus linderos,

salpicadero de voces en ráfaga

le alcanzan los gemelos de las pantorrillas,

pero ni a sus talones llegan.

 

Su andar lleva la premura

de sus caderas libertas

que tañen y tallan por un vibrar esbelto,

menos hosco y sin las ataduras

de las guerras por la ajena,

las que marcan con semen

los territorios y tatúan

la mirada de mujeres,

advertidas a gritos

que de ellos son o de nadie.

La cadencia de su cuerpo

sacude el ánimo de los volcanes

y de los miembros más inflamables

del ejército de urgidos.

Y aun así -porque ella lo sabe-

prefiere las vasijas de dos bocas,

su fluir de ríos,

la percusión con ecos del gemido

de los dedos al arpa en un sostenuto

y lo que las dulces lenguas digan.

Va a verse en ojos vista, -a mirarse

dilatadamente- con sus amigas,

sabe que ahí no será la poseída,

ni la intercambiada por mercancías,

será adornada no con gladiolos

sino con azucenas

y prevé que sus mejillas brillarán,

bruñidas por regocijos, regazos y jugueteos.

Adelante, hermana amiga,

muy amada ama de tu cuerpo amante.

La consigna es:

“Libre, linda y loca, no sumisa ni devota”

No obstante admite exponer mi ofrenda:

si luego de tu amistad, Amor brincos diera,

hazme saber si aún consiguiera ser contigo

el como quieras quiero,

sin el rito impuesto por padres beatos

de un ying por cada yang, ni del ojo por ojo

sino el más libre de lengua por yegua.

 

Ricardo Landa, 7 de noviembre de 2008

Imágenes: Safo de Lesbos; Otto Mueller: dos desnudos; Eguez, mujeres; Clarke: gladiolas; Steve Richard  y  Mamille: el espejo, los espejos.

Anuncios

El quinto elemento

El quinto elemento

el-quinto-elemento

(Columpio en un verso a verso

rudo o emotivo como un lobo

aunque a veces

una triste balada monocorde

colgada de los cuernos de un venado)

 

Poco a poco comprendió

qué tan tenue era su red,

apoyada en el cielo de un lado

y en el otro, en un espejo de agua.

el-quinto-elemento02

Ella creía ser un puente tembloroso

que en las madrugadas siente el paso

del viento solitario y beodo

que la cruza al regreso de la cama

de la insaciable hoguera.

quintoelemento

Y percibía al florearle el alba

el vaho ácido y salino del amante a tumbos

que se acodaba

sobre su barandal

soplando nubes del alcohol sobrante

derramadas en su sexo.

635014_el-quinto-elemento

Ella hubo de ser también

el destino y la morada

de un quinto elemento

con ojos y cuerpo de venado

de cuyas astas columpiaba

su tenue red de afectos.

 

9-el-quinto-elemento-luc-besson-1997_reference

Como todo buen mortal

el venado se ha disuelto.

Es apenas un casi olvido donde

con nostalgia desprevenida

se recuesta la luna cuando mengua

para soñarse amparada

acunada y sostenida

en su vieja cornamenta

para volver a alzarse de su noche depresiva

creciente autónoma y serena

como la gallarda rosa

de estos que serán al fin

sus mejores tiempos.

quinto-elemento-mila-jokovitch7a4

Ricardo Landa, 14 de agosto de 2011.

Imágenes: fotogramas y animacion del Filme : El quinto elemento de Lucc Besson.

quintoelemento_5gr

 

El difícil viaje

El difícil viaje

soplando pájaros

Por mi aire, difícil viaja

el cenzontle en las calles

dolidas del olvido.

 

Sin alas, se desflora.

samurai_by_cenzontle

Cursa desnudo y flaco

mis desiertos, herido

por mi afilado espejo.

 

Y si lo levanta ágil

la límpida mañana,

si come entero un árbol

más su estrella de alpiste,

será porque el muy loco

cambia el color por ansia.

 

Ya en alto vuelo y libre

cantará para el mundo.

En mil lenguas dirá:

azul. Imitará alas,

picos de extraños lances,

será guerrero y amante,

generoso e insurgente.

Cenzontle-02

Así hasta que se embriague,

hasta que sueñe el sueño

del cenzontle que vaga

ciego, el que canta ronco,

sin flor, sin sal, zaherido,

mas nunca, nunca muerto.

cnezontle grabado

 

Ricardo Landa del 1 de mayo de 2007 al 11 de julio de 2008. (Versión 2016)

Imágenes: Soplando pájaros, Banksy; dibujo  Samurai cenzontle; grabado cenzontle Taller de Gráfica Popular (probable); grabado, cenzontle mirando hacia atrás; y cuadro de Hokusai: pareja de pinznes y flores.

 

hokusai pareja de pinzones y flores

 

 

 

 

Ninguna mujer como Anita

Ninguna mujer como Anita

 closedEyesEnjoyingFountianWater09-anita-ekberg-c

Ninguna mujer como Anita/ como Anita Ekberg/

Mundo rebosante de dulzura/Catedral/

Manjar de hordas desatadas por miles

sobre el pasto dorado de su cabellera/

Sonrisa luminosa como el fin

de la oscura caverna de Platón/

Vocecilla apagada tras un baño nocturno

en la fontana de Trevi con estatuas

derramándose encima de sus pechos/

Diosa de la abundancia/

de la producción en masa

y socialización de una montaña de peces y panes/

el maná en plata, blanco y negro/

 la dulce vidamarcelo anita

Ninguna como ella/la amante de Pantagruel/

Hipnosis del cíclope/Nieta depilada de King Kong/

Aluvión de estupor en El Amazonas/

Crisis de sobreproducción fordista/

Último mito del Estado de bienestar/

 

Otro cadáver exquisito del capitalismo salvaje.

anitaekberg2.jpg_916179109

Ricardo Antonio Landa (versión de un poema de 1989). Imágenes: fotogramas de la película La dolce vita de Federico Fellini con Anita Ekberg y Marcelo Mastroiani.

 anita ekberg fontana di trevi

Este pan lleva de mí la noche común

Este pan lleva de mí la noche común

14-Panaderia

Este pan lleva de mí la noche común
El sueño que forja escaleras
Hacia el más limpio de los aires
 
El del grito perdido entre los gritos
 
Mi pan me sabe a cada uno de ustedes
Soñadores fermentos de tierra
Que se pisa que no se pisotea
 mujer con vela en el panteon mutschlechner
Tierra de trigales y maíces criollos
 
Hogar y hogaza  sendero de moronas
Hacia la libertad de los libertos
Esta tierra y el pan son mis trozos
 
De reivindicación de los hambrientos
 
Pan a puños libertad a los lechos
Que se salen del río y mojan
La noche del amante amasar
 
Es un pan dilatado con tu levadura
 pan
Esta hinchazón que late
Y que navega en nuestra sopa
De letras estrellas y caracoles
 
Este alimento terrestre démoslo hoy

escuelita-Panaderia_ColectivoMujeres

Ricardo Landa, 20  de noviembre de 2009.

Imágenes: Panadería nigeria; Mujer mixteca con vela, México, Mutschlechner; trabajadoras huelguistas de Pan Rico, España; Escuelita zapatista, panadería, Chiapas, Colectivo de muejres; Pobreza infantil y solidaridad, Cualquier lugar del mundo.

solidaridad

Somos cuerpo

Somos cuerpo

suter

Hablante y socializado,
nuestro cuerpo
es objeto de disputas:
una de ellas es la nuestra:
ser sujetos por sumisión
o emancipados.
the_principle_organs_and_vascular_and_urino-genital_systems_of_a_woman-244x300
Otra es la que nos define
al someter
a nuestra habla,
o a nuestras relaciones ejercidas
al trabajar y al afectarnos
(digo afectarnos por afecto,
pudiera decir conmovernos),
como mera biología sin historia.
Somos, dentro de los contenedores del poder, 
genitales, manos, piernas,
úteros para colmar y vaciar,
cerebros acalambrados por el shock
y el traumatismo, simple
grasa para jabones.
Recordemos Auschtwitz, 
también Guantánamo y los Gulags.

Bio-poder, dicen
que se dice los postmodernos.

Zombis diseñados para excluirnos
del hacer con uno
y con los demás el bien común,
semilla de paraísos sencillitos.
Y cuántos son los negados 
por la obediencia aprendida
a hallar la verdad de las cosas,
tan incorrecta para el amo
como para el esclavo enajenado.
tetas africanas
Somos, sin embargo, cuerpo que se enternece
amante o solidario,
que descontento se endurece,
se yergue 
y se agrupa para existir en resistencia.

Somos cuerpo que asume
sus sueños vitales,
tan distintos a la moral en abuso,
la que borra nuestra carne
tasajeándole el alma
(digo alma por espíritu
del pensante activo,
de la cuestionadora
que ama al universo,
inseparable de sus caderas
o de los nudillos que ahora, suavemente
escriben a su amante,
y hace poco se defendían de los gendarmes).

Y no habiendo dos cuerpos iguales,
ni una misma habla para todas las bocas,Poetry-totem
tampoco hay sociedad sin convenirla
(igual diríamos: construirla).
La que hoy se nos impone
le quita el filo a estas verdades
y nos hace creer que al final del juicio
un poder omnímodo dispondrá
otorgar perdón o dictar condena.

Aquí andamos, en el esfuerzo
de pensar y decidir juntos
si es admisible
el actuar contra la vida humana,
separándola del ambiente y de los sueños.

Andando descubrimos que alguien
nos aconsejó desde una cueva:
Seamos cuerpos diferentes,
(seamos queriéndonos),
un cuerpo común 
en el que no se extinga lo diverso.

frida y mayakovsky

Ricardo Landa, 12 de enero de 2012. Imágenes: Cuerpos de Gerardo Suter; The principle organs and vascular and urino-genital systems of a woman, de Leonardo da Vinci; Foto de pezón de africana;  Poetry Totem; y Fotoshop con Frida y Mayakovsky.

Naranja de China

Naranja de China

foto44136

Inmensa exhalación

de flores dulces.

Fotografía del mundo

cuando despierta

y tiende al sol

sus sueños

perfumados.

Aleteo de aromas.

rafael navarro

Ave porosa que te alcanza

en la encrucijada,

te llama a mirar el cielo

y pinta una sonrisa que borra,

de golpe,

tu triste palidez.

Fuente de aguas sexuales

que embriaga,

haciéndonos meterle la nariz

y humedecernos.

Halago al paladar.

mark-rothko-untitled

Lectura sensible de la utopía.

Si no se da en gajos

al filo delicado

de unos dientes de leche,

se seca,

se comprime,

se le pudre

el amor desperdiciado.

Gustosa

carne de mujer

para alenguarte,

seas tierna o recia.

Nicoletta_Thomas_Amantes_111

Amante indiscreta,

desguarnecida

y por mis manos

denunciada:

 

Mandarina.

mandarina_dancy

Ricardo Landa, 29 de noviembre de 2012. Imágenes de mandarinas en internet y pinturas de Nicoletta Thomas: Amantes y  sin nombre de Mark Rothko.