Claroscuros V Dulces sueños

Claroscuros V

Dulces sueños

“El mango es la más feliz de todas las frutas dulces”

La Biblia

Anoche te soñé iluminada

por la alegría de comerte

un mango con las manos pegajosas,

untándose en tu rostro

ese sol jugoso que escurría liberado

y te endulzaba los gestos.

 

Yo me acercaba a tu felicidad

y de pronto era tu perro y te lambía

cada poro, cada vello, cada ojo, cada ceja

y el mango no se acababa

-como la zanahoria del cuento de mi abuela-,

pero este era un contento

no una burla, ni un castigo:

solo un perfume perfumado.

Come orgullosa tu mango interminable,

deja que caigan otros y rueden por el suelo

como tambores de latidos amarillos y verdes.

Deja que se pudran, púrpuras y negros,

y que te crezca su aroma, que te enrede su piel

y broten sendos mangos en tu pecho.

 

Si luego de esta guerra florida me asombro,

si pasado el festín en tus jardines

parezco perdido en un paraíso de Sri Lanka,

o la Amazonía,

despiértame con unas gotas de mango apenas fermentado

para que estallen mil fogatas en mis labios

y reviente en mi lengua

el hueso limpio del placer.

Ricardo Antonio Landa. Octubre 9 del 2007.

Imágenes:Paul Gauguin: La mujer del mango y La mujer de los mangos; Elena Casas: mangos al aire libre; Sebastían Díaz: mango y brocha.

Anuncios

Cuando se duplique tu edad

Cuando se duplique tu edad

Cuando se duplique tu edad

La luna estará más cercana que nunca de la tierra

Y con solo un saltito podremos recorrerla

Iluminados por el sol de otoño

De nuestro trópico

Cuando se duplique tu edad

Estaremos mirando quizás algunos nietos

Besándose con sus parejas

A la luz radiante de esa luna

Y los nietos de los canes ladrarán

Y saltarán ansiando corretear a nuestro lado

Aunque con las orejas erguidas nos esperen en los umbrales

Mientras nos paseemos abrazados

Y atrevidos por el lado oscuro de esa luna

En luna tan cercana se confundirán nuestras osamentas

En luna colindante le tocaremos la nariz a aquel conejo

Recuperaremos el eco acumulado de los lobos

Y nos vestiremos de azul como blasones

Del antiguo planeta azul que habitábamos

Cuando aún no se duplicaba tu edad sobre la tierra.

Ricardo Landa, 11 de noviembre de 2016

Imágenes: Francisco Toledo: chapulines; imagen de camino de otoño entre árboles amarillos y rojos; Fotografía clásica: baile de perros;  Albert Totila: relieve lunar; Imagen de astros y planetas.

Cuerpos

Cuerpos

a rivera061646D32

Moldes para efluvios que armonizan

sus confines

Vasijas que derraman el rocío

para dar de beber al desierto

Catedrales ocupadas en cada hueco

en cada altar

por los faltos de consuelo.

arturo_rivera_autoretrato

Cuerpos

grutas que encandila el tacto ciego

Arcas de la alianza de los extremos

Tinteros de ríos rojos, amarillos, negros

Estuches de arpas, flautas y violonchelos

Sudarios, rebozos, velos o lienzos entreabiertos

a las emociones y los empeños.

Libros para el entendimiento de las grafías inasibles del deseo.

art rivera

Cuerpos

Vestuarios a la talla

justos para la entrega

sueltos para que quepan cuantos quieran

o rasgados al replicar de la pena

arturo rivera  el domador

Cuerpos

de budas, de cristos, de las materias

oscuras y las visibles

a las que oran cuánto más aman

arturo riverahomenaje a sor juana 2000_082

Cuerpos

celestes o del infierno

Nubes de aguaceros y granizos

alivios de la canícula dolorosa

Ollas para lluvias de placeres

Cántaros de leches, sangres y mieles

Botellas antiguas con vino tierno

El origen y el fin del verso que los idea

Cuerpos

arturo rivera 62A08F4DB

Imagoema: Ricardo Landa, 12 de marzo de 2012

Pinturas de Arturo Rivera diversas épocas, algunas ilustran el libro amaramara de Juan Gelman. México, 2015.

ARTURO RIVERA DE AMARAMARA

Matiz en la memoria

Matiz en la memoria

alice miller

La página es el lienzo
que tejen los gestos del tiempo.
Las letras, tramos azules y grises
-signos sosegados y dolorosos-,
y  la puntuada inspiración en péndulo
entre alegres manchones amarillos,
carcajadas de goce,
y púrpuras deseos de tu apetencia.

Trazos cobrizos en el jadeo
por entrar en tu mirada
y suspiros esmeraldas indefensos,
se explayan y ruedan por la helada seda nocturna.
Aliced Miller 77-w-54, oil
¿Y ese pozo oscuro amotinado en tus ojos?
¿Es el fondo, el final del abismo?
¿Es el espejo negro de mi sombra?

No, el fondo no quiere ser el final anunciado,
el que insinúan tus dudas y las mías.
Quizá sea un sueño secreto, íntimo, una reserva
ocupando el hueco, la pausa
entre delirios platas y violetas.

Pausa de angustiante blancura,
ceguera momentánea.
alice miller-22-w-13-acrylic
Incertidumbre que persigues mis parpadeos
por si olvido el matiz de tu pelambre
o la ternura rosa de tus labios
o el rotundo naranja de tus pechos.

Alice Miller l

Ricardo Landa, 9 de julio de 2006 a 21 de marzo de 2013. Pinturas de Alice Miller y  abajo pintura_klee_en_el_margenla de Paul Klee: Al Margen.