Con la lengua del lince

Con la lengua del lince

De la serie  Claroscuro IV

“El lince parece bastante menos inteligente de lo que creíamos que era. Quizá tenga muy buena vista, pero después en sus conductas es un animal que corre muchísimo, y al correr muchísimo hay veces que no ve, no se para a ver adonde tiene que ir y por eso en vez de ir por debajo va por arriba. Yo no he comprobado que haya pasos, pero a mí se me ha dicho y me lo creo.”

Sra. Secretaria General del Medio Ambiente del Gobierno del Reino de España, doña María del Carmen Martorell Pallás. Citada en el artículo: Sobre la agudeza del lince, versión Ecoportal. Net

Alguna vez quise ser lince

Pero mi vista es tan corta

Que casi huelo la pantalla

O el libro y sus pegaduras tan saladas como amar/

Pero ello no me quitaba la rapidez

Y si me estiraba en la cama

Frente al espejo

Con mis lunares esparcidos

Y la pelambre blanco prematuro/

Me imaginaba ser ese felino

Supuestamente sagaz y/ sin duda

Pronto en llegar a ninguna parte/

Pero/ aunque no fuera apropiado ni correcto

Según las funcionarias de la naturaleza

Comparar con un lince a un ser “superior” como el hombre/

Es de mi gusto echar la legua

Con la lengua/ sólo con ella y sus alcances.

Por eso me dedico/ con la lengua del lince

A sacarla

A dejarla ir sin ritmo

Enrollándome la vida.

 

Lengua de lince miope/ dirás/

Estirado y de pecosa apariencia/ como habrás visto/

De pelambre más bien rala/

Pero  bigotón/

Habrás pensado subsiguiente/

Aunque tiene su olfato para dejar palabras

Que te hacen presa/ no tan fácil es cierto

Pero su presa/ sin más asombro

Que lo que su lengua dicte

Interminable en su sin son ni ton

Sin orden pero como un mundo común.

Una babel de lenguas/ no va mal en  tiempos de silencios.

 

Con la presión de la sangre agitándome la lengua y cerrándome los ojos.

Ricardo Landa, 3 de mayo de 2008,

Fotos de linces de Marina Cano y la penúltima sobre el frenesí sexual de los linces en la internet.

Anuncios

DARK SIDE OF THE MOON

DARK SIDE OF THE MOON

dark voices inside

1

Cuando deshiele el espejo,

aletearás un brazo,

avanzarás tu pie más blanco

y tu pecho perderá lo amoratado.lado oscuro

Entonces, con todos tus dientes

comerás mi cuerpo insomne.

Mi alma -según la esotérica moda-

tiene la posibilidad de sobrevivir

como tu sombra.

2

La noche,

animal de soledades,

larga como ríos que nunca desembocan,

deja sus llagas, sus úlceras

en mis sienes, y sus delirios.

 

¡Pierde ya la piel, culebra!

SERPIENTE

Fosforéceme la carne

para que con su dolor y llanto

no se vaya, para que se estampe,

aunque como herida

en mi destino quede.

ahumada oscuro

Ricardo Landa, 1999-2016

Imágenes: Dark voices inside; El  lado oscuro; Serpiente mítica; Manuel Ahumada: oscuro; ilustración: Un traje rojo para el duelo. Destacada: Arturo Rivera, El jardín del edén.

untraje rojo paael duelo

Oración animal

Oración animal

Ánima mía, mi animal...
(El movimiento que me acosa,
me acecha,
me nubla con su vaho.
Y pienso que no me cavila,
sólo se avoraza en monstruosa táctica
sobre la ternura de mis ojos
y la abultada pasión de mis labios)
Ánima no te desanime el tiempo,
no te marchite la calma
de tus domingos callados y espesos,
no te amanse la doma del silencio.
Ánima del vino agrio,
imbebible.
Esa animalada
no quiero.
Esa que se desliza al frío
hueso del nadie nada más,
menos.
(Pero es así el alma: 
se le entraman las historias a cada parpadeo)
¿Te mueres alma mía en el purgatorio
o me lees aquí en la penumbra?
Por conmoverme te oro y ruego.
Quiero librarte de mis apetitos
y de mi fútil pensamiento.
Quiero dejar que me lleves
a dónde mejor te plazca,
a donde me abordes
en uno de tus tránsitos,
desnuda sin ser mía,
en mí puesta como la dicha
que cae a los inocentes,
a los idiotas,
a los insignificantes,
a quienes nos han arrancado el alma.
Y es que de ti dependo,alma,
para dejar de escribir
versos desalmados o nimios.
Quiero que vuelvas de purgar mis culpas
e incertidumbres,
alma animal,
y alientes a esta bandada de aves
que espera por nosotros en mi pecho
para escapar de la friolenta estación.
Quiero en la penumbra sobrarnos
y en el amanecer merecernos.

Ricardo Landa, 4 de noviembre de 2008. 
Fotos: Araisi, internet; animal, Arnal Miquel.