Rigor obstinado

 Rigor obstinado

ostinato rigore leonard 

El rigor obstinado

con el que quise parodiarme

¿para odiarme? Lo transcribo de una nota

no recuerdo de qué museo ni en qué día,

supongo que fue el mismo

en que ante la sobre abundancia de La Alhambra

vimos como postre para los golosos

el colorido de Matisse

en una de sus salas aledañas.

 

Mi memoria 373px-leonardo_da_vinci_027-186x300

apenas se fugó a un año

y en hilillos de luz

de esas amorosas odaliscas,

damascos,

sevillanas,

mantas,

marroquiños (?),

frutas, velas, aguamaniles,

lirios,

soles, granadas, palmas,

y en penitencia -ahora en las distancias

de todo lo mundanal y lo perverso-

me pelo de grasas las costillas

con el rigor

del frugal y severo consejo de don Leonardo:

Rigore ostinato.

convencido de su norma:

con el azul y más azul para la lejanía.

 

Ojalá guste / esa contra anatomía de mi barroco

joder/

y como los libros no avanzan

y yo casi peno en vida/a ver

si pongo mi estanquillo

en un bloguesito modesto

y serenado

que venda  en los atardeceres

y sin rigor alguno 3Leonardo-Da-Vinci-ladv_oldmen

mi alma al diablo,

en versitos sin moños,

con moho

y mañas

en módicos abonos,

mientras yo me espanto las moscas

con las hojas de mis libros invisibles.

 

Ricardo Landa, Granada, Estado español. Noviembre de 2012.

Imágenes: dibujos y pinturas de Leonardo Da Vinci_ 1, Ostinato rigore   ; 2, virgen,niño y ángeles adorando   ; 3, Damas y hombres viejos  ; y 4. Cabeza de virgen.

 



E_1

Anuncios

El amor y la lógica

EL AMOR Y LA LÓGICA

venus y marte boticelli

No son compatibles, son adversos.
 
Sobre el uno va la otra
con sus tabúes trenzados.
 
Por qué‚ la mujer griega común
no se nos da en esculturas,
si no era diosa o hetaira o virgen.
Y por qué el ano era el conducto de la amistad
de los hombres, si no era por ser menos misterioso
que la vagina y no inquietaba al logos.
 ometeotl vibora2
Así, rapaban los montes de venus
para no avergonzarse,
sellaban las aberturas femeninas
para poderlas trazar con decencia
en las paredes de los templos.
 
El mundo se les abismaba
a un sexo femenino poblado de tinieblas.
 4-ometeotl
El amor náhuatl, en cambio
era “divina pareja”, Ometeotl,
el dios y su esposa o al revés, también.
 
Fuera de la lógica antigua, reproducida
en las convenciones judeo cristianas,
el amor no tiene partes vergonzosas
y el placer sexual nos hace felices,
venga como se prefiera el disfrute.
 
La violencia sobre el amor
es lógica del poder atroz, pequeño.
 
Cuando los amantes unen su abdomen
la vieja lógica respinga y cojea.
Cuando se chupan los cuerpos,
los jugos les limpian las venas de angustia.

Piero Cosimo - Venus y Marte (1490) Berlín

Ricardo Landa, 1992. Imágenes: Boticelli, Venus y Marte; Escultura azteca: Ometeotl víbora y Ometeotl dioses pareja: Piero Cosimo, Venus y Marte; Apotheosis del amor y la  androginia.

apotheosis