Malvados y dolorosos

Malvados y dolorosos

En  Tres versiones de Judas, Borges

inventa a Runeberg

quien reivindica a Judas Iscariote

convirtiéndolo con argumentaciones

teológicas y morales en un reflejo de Jesús.

Todas las versiones de la traición son falsas, dice.

Así, el orden menor de las cosas

es imagen de la inmensidad:

como las manchas de la piel

son un mapa de las incorruptibles constelaciones.

Tu leíste la piel de mi espalda al amanecer.

Hiciste el intento de enumerar mis lunares,

los poros abiertos de mi cansancio y,

quizás, mis arrugas y cicatrices.

 

Me oías entre tanto.

 

Cuando me pusiste de cara hacia a ti,

después de un beso,

elogiaste mis labios y

¿será casualidad?

inicié mi versión del renunciante

(como Judas que renuncia a ser apóstol,

cadre, de Jesús

y lo vende por treinta monedas y un beso).

No son hermosos,

míralos bien, el bigote

cubre las manchas del vitíligo

que como estigma hace de sus orillas

las comisuras atroces del hocico de una bestia.

Y te hice seguir las huellas del delirio

en la frente y la cabeza,

pero querías detener el dolor

que me hacía negarme a ser contigo.

 

Como este gallo que al medio día

canta para confundirme.

 

Sólo ahí las tienes, 

Imperceptibles, dijiste.

Entonces mostré el anillo que circunda mi sexo

ese que más se duele de esta distancia,

una coralillo durmiendo tal vez soñando esta pesadilla.

Pero como Runeberg perdonaba a Judas,

así tu indagaste la causa de mis estigmas:

lista de temores y tensiones,

abandonos, desarraigos,

estrés maldito estrés y desesperaciones.

 

Me avisas que llevas en ti

el recuerdo y las sensaciones “hundos”

(así no se escribe y sigues equivocándote,

remarca sin piedad este malvado

que se asusta con la ternura y con los perros).

 

Malverso tus palabras

urdo este enredo:

te despiertas pegada a mi

y sientes, ya lo creo,

un deseo indecente

Dices querer

que “nos hundamos, otra vez,

en este sueño agitado y gozoso“.

Como tú: “Abro los ojos

y siento un tremendo vacío.”

No llevo imágenes y sensaciones,

se caen como las monedas de Iscariote

colgando de un árbol

con el rojo de la lengua

amoratándose.

Sí, ojalá que tu mirada al despertar,

lea el firmamento de mi piel,

y pueda anularme los miedos

y encontrarme un camino.

 

me haces falta…

(somos el espejo distorsionado de tu carta)

 

Ricardo Landa, 2004

Imágenes: Caravaggio: El beso de Judas; Pier Paolo Pasolini: Evangelio según San Mateo; El beso de judas, fresco bizantino; Filogonio: Ndija; Dibujo erótico: remontados; Grabado libertario: Ave María llena eres de rebeldía

Anuncios

El difícil viaje

El difícil viaje

soplando pájaros

Por mi aire, difícil viaja

el cenzontle en las calles

dolidas del olvido.

 

Sin alas, se desflora.

samurai_by_cenzontle

Cursa desnudo y flaco

mis desiertos, herido

por mi afilado espejo.

 

Y si lo levanta ágil

la límpida mañana,

si come entero un árbol

más su estrella de alpiste,

será porque el muy loco

cambia el color por ansia.

 

Ya en alto vuelo y libre

cantará para el mundo.

En mil lenguas dirá:

azul. Imitará alas,

picos de extraños lances,

será guerrero y amante,

generoso e insurgente.

Cenzontle-02

Así hasta que se embriague,

hasta que sueñe el sueño

del cenzontle que vaga

ciego, el que canta ronco,

sin flor, sin sal, zaherido,

mas nunca, nunca muerto.

cnezontle grabado

 

Ricardo Landa del 1 de mayo de 2007 al 11 de julio de 2008. (Versión 2016)

Imágenes: Soplando pájaros, Banksy; dibujo  Samurai cenzontle; grabado cenzontle Taller de Gráfica Popular (probable); grabado, cenzontle mirando hacia atrás; y cuadro de Hokusai: pareja de pinznes y flores.

 

hokusai pareja de pinzones y flores

 

 

 

 

Mi única palabra

Mi única palabra

Eres mi única palabra

No sé tu nombre

Juan Gelman

manray2

Vamos a nombrarte

dijo dios a una de sus criaturas últimas;

aunque omnipotente, no halló la palabra única:

 

sem titulo-sam haskins

Habichuela blanca

 

Agua del último llanto

papalote analines

Eucaristía de mis pecados

 

Insomnio del orfebre

 

Árbol de un desconsiderado invierno

 

Remedo del vacío de la materia

 

Diente de leche

 

Pálido ocaso

analinessunset-on-mazatlan--large-msg-116835941518

Enardecido charco del verano

Viajera de mis vértigos

 

Pan de coco y menta

 

Deshielo interminable

 

Hoguera del desierto

 

Espejo de un gato tristísimo

 

Luz zambullida en el petróleo

analines eclipse 1

Eclipse en un trago de vino oscuro

 

Bocado de queso en el paladar de un dios pantagruélico

November-Girl-Blurry-Run-by-Sam-Haskins

Uña asomando en el calcetín roto

 

Balsa de yeso

Botón con cíngulo de niebla

 

Hueso del triste roído hasta la agonía

man-ray_noctambulario

-¿Por qué no te ponemos Luna

y se acabó con tanto verso? Dijo

dios impaciente y burocrático

al satélite que iba y venía, mes

con mes, en la espiral del tiempo

hasta la ventanilla del registro,

sin obtener esa cédula de identidad

que las criaturas traemos

para que nadie nos detenga por extrañas.

luna-su-lengua-trapo-L-mvxlac

Ricardo Landa, 22 de noviembre de 2008.

Imágenes de Man-ray, analines= Ana Landa, Haskins y Leonardo da Vinci.

estudio para el ángel de la virgen de las rocas de Leonardo da Vinci 

 

Bailonga gacha el alma

Bailonga gacha el alma

A Juan Gelman

 gelman escribo en el olvido

Por qué está triste

y gacha el alma

por qué se la lleva y colea

por las estrellas/ y ay por la luna calva/

y por qué cada vez que se topa

con una roca ciega

se le desmoronan las plumas

o se le revienta la yema del corazón

 03---RADIO-AZUL---El-Trotamundos---TANGO---30-03-2011

porque gotan

se descuerda en la guitarra y la garganta

porque se marea de agua salina

nomás de ver roto el violín

y rompicados los dientes del bandoneón

porque la suavesura soledad

deja oír los silencios

del estruendo y del sollozo

 bandoneon_Pina%20Bausch

/daba tres pasos entrecruzados el poeta

en calles clandestinas

en páginas desiertas

en las flojas cuerdas de una red

que se olvida pensar en nombre propio/

 Mundial-de-tango-e1346202101900

y no caía ni se

resbaladiza gotan

pájaro de una pata con árbol

sombrillita de música

aletear para latencias

 juan gelman y mara

tú sabes por qué Juan

ya lo sabías en este mundar

por vivir se muere

por luchar se vive

por cabalgar andurriales y cruzar desiertos de papel

se escribe como se borra

se tacha como se hablilla

y al final ahí limpita aparece la sombra del manuscrito

o la luminosa o del hablista

de oficio comunal y beneficio comunero

 bandoneon-WEB

el alma gacha

tristea cantarinando

doblega sus esquinas con preguntas

y al cabo de contestarlas

ya bailonga su gotan

se alza y vuela albatros

del exilio hasta el abrazo

prende recíprocos fueguitos

que calientan.

Ricardo Landa, 17 de enero de 2014

Imágenes: Foto: Gelman: escribo en el olvido; Radio azul, el trotamundos tango;

foto: bandoneón por Pina Bausch; foto: Mundial de tango; foto: Juan Gelman y Mara; web: bandoneón;

portada de libro Gotan, Juan Gelman.

gotan

El níspero que mueve a la ternura

El níspero que mueve a la ternura

níspero japonés

Con ganas incontenibles

se convocan

y con las bocas aprehensivas

se aprenden y examinan

sus sabores sus saberes

sus pasiones apremiantes

y al degustar

viajan por impredecible sendero

al níspero dulce

complacidos de olisquearse los alcoholes

y hallar la ambrosía

de su ser y darse de amantes diligentes

sólo eso y nada menos

-y menos que nostalgias de flores secas en un libro-

les moja los labios el aguamiel del día

les florece la flor del ya te espero

y les desprende la fruta madurada

del ya  ya vengo

se abrazan rendidos en ese cielo de sábanas revueltas

fértil territorio

para reincidir en el incendio

desde el consuelo

y con holgura

-desatadas las anclas de lo incierto-

bien les cabe ahí en su celo

en la nave de su enjundia

un nuevo emboque

con el pendular de lo suave a lo afanoso

que del punto y seguido al perseguido

del níspero

poema

los conmueva.

nísperoplant44_2or

Ricardo Antonio Landa, 22 de noviembre de 2014

Nispero-abierto1

Imágenes: fotos: níspero japonés, flor del níspero, níspero abierto y semilla de níspero.

nispero_semilla

Alegrías

Alegrías

 feria sta catarina1

1

Rocío de chinampinas:

frunces la nariz,

achinas los ojos

y extiendes la boca

con tus labios de sandía

sin temor a delatar

lo dispareja que es la vida.

 feria sta catarina6

2

Barritas de amartanto :

Se ponen el granito de alegría

en la punta de la lengua,

lo ruedan en alfombras de saliva.

En su vaivén, la perla del dulzor

en su toma y ten y toma,

se derrite, derrama.

 

3

Se les ceban los versos,

pues los escriben para no quedar

enfrente del torito,

para que truene lejos su tope ágil,

para creer que levantan faldas

o incendian pantalones,

para burlar, por fin, el miedo a darse.

Se  mofan o le gritan al cohetero,

pero sus versos, se les ceban.

 feria sta catarina7

4

Ella dijo: ya hueles a pólvora.

El contestó: no dejes que estalle.

Ella le tomó y le mojó la mecha.

En vano creyeron negado el riesgo.

Mira: son una sombra que se incendia.

 

5

Cohetes con coronitas dejan caer

su aguacero de carcajadas.

Sus varas opacas hieren las sombras,

mas esos humildes rayos de otate

provienen del árbol prohibido.

¡Corre, ven a jugar con fuego!

 feria sta catarina2

Ricardo Landa  para Miniaturas de Fiesta de Analines,

Ciudad de México, 29 de junio de 2008.

Fotos: Ana Landa: parte serie fotográfica feria popular de Sta. Catarina, DF.

feria sta catarina 4

A la orilla (3)

A LA ORILLA 3*

lucía mancillaLa_casa_del_arbol_75x105_web

Hasta que tuvo un hijo de mí

me acerqué a su casa una noche fría.

Habíamos estado los tres mirando

las luces de la navidad en el Zócalo.

 

Ella me señaló cual era su casa.

 jose hierro dibujp sem-rostro

No entré sino trece años después,

cuando nuestro hijo cumplía años

y comimos tostadas con su familia.

 

Esa noche vi cuál era su cuarto.

 

Conocí su habitación otro día,

cuando nos quedamos juntos

porque temprano habría que pintar

en los muros de una cárcel:

QUEREMOS LA LIBERTAD.

 libertad_1

Su cama era amplia y tibia.

Y su piel hizo la noche muy tersa.

 

La he vuelto a ver a lo lejos

en el mitin donde habló

de no rendirnos.

Todavía imagino cuán amplia

sería la vida con ella.

manuel álvarez bravo tres árboles y una casa

Ricardo Landa, 2 de agosto de 2014. *De la serie A la orilla.

Imágenes: Lucía Mancilla,  Casa del árbol; José Hierro, dibujo su rostro; Mujeres Creando: Libertad; Manuel Álvarez Bravo, Tres árboles y una casa; Grafiti: Sin mujeres no hay revolución.

mujeres_lucha-400x320