Descansa tu corazón maratonista

Descansa tu corazón maratonista

A las Anas

sanas

alazanas

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Descansa tu corazón maratonista

que tome una pausa

que afloje el músculo

y sueñe

que en la montaña filipides maratonista

le espera una nube roja

refrescante

de sudores

alivio de esa arritmia

ese sofoco

y esa ansiedad

que en cada meta

como otras competidoras batalla-de-maraton

le pisan los talones

le acometen.

 

Descansa corazón descansa.

 marathon-1-by-makoto-nakamurua1

Ricardo Landa, 9 de junio de 2014.

Imágenes: Ernest Descals: Atenas casco  maratón; Vasija Filipides, maratonistas; Estampa: Batalla de Maratón; Makoto Nakamurua: marathon; foto: maratón de Nueva York.

NYC Marathon

Anuncios

Mirando llover en La Habana

Mirando llover en La Habana

(Sincretismo en septiembre)

que nos cortan las alas -no podremos volar-
construiremos barriletes -qué remedio-
Traductor del médium, Eladio Orta

cuba 058 cuba y europa 047

 
Ayer fue día de Oxun,
Santa Solidaridad del Pobre,
una guadalupana pertinaz para agudizar hasta la ruptura
la voz de los pueblos.
Pero como ella, San Juditas y Malverde
y no sé si la Santa Muerte,
aquí en la isla el interés matrimonia religiones
con el verdoso dólar y sus pestes
y con el light pesado del peso convertible.
joven-en-el-malecon-de-la-habana_galeria_articulo_destacado
Ayer me llovió en el Malecón
todo el sudor revolucionario y lavó las fachadas,
incluida la que traigo pinta de sol y sal de la tierra,
dorada nostalgia como un diente asomado
de mulata que ahorra por si los iunaitesteis…
Hoy pensé con una carga de vergüenza:
buscaré melagenina de la manera menos correcta
en el mercado negro, para que con ese auxilio impropio,
que aquí ofertan al verme caminar por la rambla,
me pinte bien, bonito y barato en este desmanchado corazón.
Esa innoble conducta es ansia de respirar
el poder popular desde abajo, cuadra a cuadra,
como en otras visitas olía la digna isla de la resistencia.
5u1vrn
Sumo esta manía del autoengaño
cuasi contra -para algunos urgidos, legítima-
sin entender que asemeja a quienes consideran realismo
volcar la economía a la razón productivista
la que vence (sin convencer ni congeniar)
a la sociedad creativa, que desordena las oficinas con su batallar de ideas.
A confesión de parte… El cinismo no es autocrítica.
Hoy recordaré  bajo la lluvia
que el porvenir se construye, no se restaura.
Lo cual parece lo mismo aunque no es igual,
porque -hablemos de impresiones amargas- la Habana Vieja
aunque se vista de seda, vieja y hermosa se queda.

habana

Ricardo Landa, 9 de septiembre de 2010, mirando llover sobre La Habana.

Habana_Vieja_de_noche

Imágenes: fotos: 1 y 2, Ricardo Landa: Malecón y faro del Moro en  La Habana; 3, Prensa cubana: joven en el malecón; 4: Un cartel  en edificio de la rambla;  5: internet: Niño bajo la lluvia en la Habana Vieja; 6: prensa  cubana: La Habana Vieja de noche.