Malvados y dolorosos

Malvados y dolorosos

En  Tres versiones de Judas, Borges

inventa a Runeberg

quien reivindica a Judas Iscariote

convirtiéndolo con argumentaciones

teológicas y morales en un reflejo de Jesús.

Todas las versiones de la traición son falsas, dice.

Así, el orden menor de las cosas

es imagen de la inmensidad:

como las manchas de la piel

son un mapa de las incorruptibles constelaciones.

Tu leíste la piel de mi espalda al amanecer.

Hiciste el intento de enumerar mis lunares,

los poros abiertos de mi cansancio y,

quizás, mis arrugas y cicatrices.

 

Me oías entre tanto.

 

Cuando me pusiste de cara hacia a ti,

después de un beso,

elogiaste mis labios y

¿será casualidad?

inicié mi versión del renunciante

(como Judas que renuncia a ser apóstol,

cadre, de Jesús

y lo vende por treinta monedas y un beso).

No son hermosos,

míralos bien, el bigote

cubre las manchas del vitíligo

que como estigma hace de sus orillas

las comisuras atroces del hocico de una bestia.

Y te hice seguir las huellas del delirio

en la frente y la cabeza,

pero querías detener el dolor

que me hacía negarme a ser contigo.

 

Como este gallo que al medio día

canta para confundirme.

 

Sólo ahí las tienes, 

Imperceptibles, dijiste.

Entonces mostré el anillo que circunda mi sexo

ese que más se duele de esta distancia,

una coralillo durmiendo tal vez soñando esta pesadilla.

Pero como Runeberg perdonaba a Judas,

así tu indagaste la causa de mis estigmas:

lista de temores y tensiones,

abandonos, desarraigos,

estrés maldito estrés y desesperaciones.

 

Me avisas que llevas en ti

el recuerdo y las sensaciones “hundos”

(así no se escribe y sigues equivocándote,

remarca sin piedad este malvado

que se asusta con la ternura y con los perros).

 

Malverso tus palabras

urdo este enredo:

te despiertas pegada a mi

y sientes, ya lo creo,

un deseo indecente

Dices querer

que “nos hundamos, otra vez,

en este sueño agitado y gozoso“.

Como tú: “Abro los ojos

y siento un tremendo vacío.”

No llevo imágenes y sensaciones,

se caen como las monedas de Iscariote

colgando de un árbol

con el rojo de la lengua

amoratándose.

Sí, ojalá que tu mirada al despertar,

lea el firmamento de mi piel,

y pueda anularme los miedos

y encontrarme un camino.

 

me haces falta…

(somos el espejo distorsionado de tu carta)

 

Ricardo Landa, 2004

Imágenes: Caravaggio: El beso de Judas; Pier Paolo Pasolini: Evangelio según San Mateo; El beso de judas, fresco bizantino; Filogonio: Ndija; Dibujo erótico: remontados; Grabado libertario: Ave María llena eres de rebeldía

Olla podrida

modotti_olla

Olla podrida*

 

la mar sin sal/el hielo gelatinoso/

el azul tinieblas/la dulce criminal/el voto de castidad/

la nana que se fagocita desde el pezón/la abstención del beodo/

lo neutro/la gravedad de la ley/el te pego porque te quiero/

la tersa radicalidad/

la superstición sabia/la nobleza obliga/el palo y la zanahoria/

el mercadeo del pubis/

el bienestar capitalista/el socialismo de mercado/la libre adicción/

el orden y el ornato/

la elegías a la humildad como virtud de los subyugados/la mentira piadosa/

la triste levedad del ser/la obediencia aprendida/la sana hipocondría/

el oro azul/el oro negro/el oro simplemente el oro/

las canas verdes/el beso del botox/

la monocorde recitación sin alma/

la sangrona estampa del solemne/ la inexorable olla podrida/

de quienes creen que todo cabe sabiéndolo acomodar/

en un guiso de temblor espeso.

 gua_olla

Ricardo Landa, 10 de agosto de 2014.

tres olla edgard weston

*Título y cursivas son referencias a la revoltura que crítica y desmiembra el más joven Juan Gelman en el poema CL de su último libro Hoy publicación póstuma.

Imágenes: fotos: Tina Modotti, Olla; Guatemala, olla funeraria; Edward Weston, Tres ollas; olla artesanal de variada boca.

olla de variada boca

El viernes primero de cada mes

El viernes primero de cada mes

 Fotografía de Bruce Labruce

El viernes primero de cada mes
comulgamos.
Es una acendrada usanza
que nos conocen camas y paredes,
sábanas, almohadas y pelajes.

Tanta claridad nos produce
el primero de los viernes,
que nos retoza
cuatro semanas asomando por los ojos.
Es un día de carne y hueso,
de caderas y de cuellos,
de una excitación que nos tienta
a morir inmaculados de suspiros,
como aquellos santos que averiguan
cuál es el abrazo más tierno.

faust murnau

Comunión de cuerpos y espíritus
arrebatados por un instante
a la pleamar del mundo,
y devueltos al día siguiente fuertes e intensos.

El sábado descansamos,
aunque no así de la memoria
tatuada de besos,
que con dedos murmurantes
le alborotan el pelo
hasta sacudir el olvido.

Los_Comulgantes-DVD

Luego, ya el domingo,
el pensamiento nos fluye fresco
en caudales derramados
religiosamente,
mes con mes,
cual si menstruáramos amores.

Es una pena dulce el sacrilegio
que comulguen nuestras sombras,
de hacerlas y deshacerlas
en un genuino enredo:
relámpagos en una tempestad,
parpadeos para perdemos.

Ahora que no hubo disfrute
el viernes primero reciente -culpa del tiempo-,
siento que se pecó de falta,
que andamos sin esqueleto,
que nos pondremos a dudar
treinta días como tormento.

faust1

Vulnerables, en riesgo,
sin recibirnos el viernes primero,
solo nos queda ir a la memoria
a limpiarnos en su hueco,
a uncirnos a sus muslos
con la apetencia de tenernos.

jose torreigosa a-mano

Ricardo Landa, 7 de julio de 2012. Imágenes: fotografía obra de teatro madrileño; fotograma: Fausto de Murnau (Ángel y Mefisto); DVD: Ingmar Bergman, Los comulgantes; Fausto de Murnau; Foto: José Torreigosa: A mano.

Develamientos

20080229122352-chema-madoz_1_Develamientos

 

Besarnos

Se me revela
el espíritu de la tarde:
la luz que declina
y cae como los párpados,
cava una gruta
horada
y desde el fondo
levanta una pendiente suave
para que la sangre suba
a embriagarnos la boca.
grafiti 23
Darnos

Porque te quiero,
en el abrazo lo olvido
y parto a navegar
tus ondas
muy hondas
cavidades.
Si me hundiera
en el temor ante lo ignoto,
rescátame tirando por el oído
el hilo seguro de decirme:
te quiero mucho, cuánto te quiero.
25
Tentarnos 
 
Te amo entera,
cuando al amarte hallo
en tu nuca la memoria,
y tiento en la médula
el misterio aquél
que me hizo decidir
que te quisiera.ultimotango
 
Lamernos

Cada dedo
Los cabellos
Las orejas
Los ojos
Los hombros
Los ombligos
Y al final
la flor en botón
que destila la lumbre
que inventa nuestras caderas
orbitando como estrellas.

Descubiertos
 
Libres, sin ansias,
con el anhelo
palpable,
se empalman desde los pechos:
la una va al vergel,
el otro trepa al montuno.
Juntos
no son campos desolados,
son bosque,
nubes,  barcos
que pueblan
quebradas, cielos y océanos:
son libres
y descubiertos.

200px-Fiore_pasolini

Ricardo Landa, 26 de noviembre de 2012.

Imagenes: Diseño de Chema Madoz; grafittis callejeros;  y fotogramas de El ültimo tango de Bertolucci y de Las mil y una noches de Pasolini.

 

ABRA CADA ABRA

ABRA CADA ABRA

horizonte mar 17401_1

Allá

en el horizonte

se alza cual cabecitas de cerillas encendidas que avanzan a saltos hacia la luz que las acera y arma

un ejército de sombras que agrupa caballerías y cañones

se expande con saltos de furia acomete la bahía

rompe las piernas al continente

levanta andamios y murallas

olas zburzonemorze1

 crea un cerco rumoroso que espanta con trompetas plateadas

y calma con gladiolas de tallo verde y corolas espumeantes

se abalanza y se viene encima

aplasta

la arena

y ante la sorpresa del golpe

asombra ver cómo se arrodilla

se desarma suavemente  se aproxima

besa los pies delicados de la amada

posa la lengua en sus tobillos

abandonados

en

v

antonio cano la voluptuosa036500

y sin dar la espalda

se recoge se lleva mansos sus caballos

domesticadas sus bestiales maquinas de muerte

que no asustan ni a las aves que se clavan en su seno

a pescar los corazones

del tesoro

que hinchan el vientre con medusas nostálgicas y tiburones hambrientos

la sal escuece sus mejillas y sonroja con más cerillas el horizonte salta su luz le devuelve el agitado anhelo de volver

con tanta fuerza de ocupación masiva

a besar humilde

tímido

nina-en-la-playa-sorolla

los tobillos y las pantorrillas de la amada

que le espera murmurando un deseo  c a b a l í s t i c o  inacabable…

abracadabra abra cada abra  a b r a   c a d a   a b r a  abra cada abracadabra

abra en cada abra el hueco que el mar al amar abre

y con espumeante fulgor

llena

y

lle

n

a.

Noctambulario.+Blog+de+poesi%CC%81a+arte.+Abril+2013..+Imagen+de+Lucien+Clergue

Ricardo Landa, 5 de junio de 2013. Fotos y pinturas: Horizonte mar; Olas-zburzone; Antonio Cano: La voluptuosa; Sorolla: Niña en la playa; y Lucien Clergue.

Abrazarnos así

Abrazarnos así

ABRAZADOS 10

Largamente
Desnudos y en silencio
Concentrando en el tacto el futuro de las cosas
La sabiduría de la piel erizada o tersa
Aprendiendo de la sublevación del beso
Entre una yema y un pezón
Localizando el misterioso temblor que nace en el vértice del vientre
O el estallido del lamernos despacio
Hasta esa levedad hasta esa muerte
 constantin brancusi el beso 1907
Abrazarnos así
Hora tras hora muslo entre muslo
Despeinarnos de repente
Para que con suavidad nos lisemos los cabellos
Nos recojamos el pelo
Y demos mil besos a/y dentro de las orejas
Quizás el único momento en que alguna música
Lleguemos a decirnos
Aunque los murmullos de los cuerpos
Conversen por nosotros
 
Abrazados así
Hasta dormirnos y despertarnos
Para vernos en una mezcla de irónica alegría
Que anuncia por los ojos y por los labios
El que nos despediremos
Partiendo esta vez sin habernos penetrado
Los sexos con los sexos
En este abrazarnos así
Fraternos inocentes casi ajenos
Desposeídos no
Aunque sí carentes de propiedades y títulos
Sólo en la epidermis
Superficialidad
De este abrazo prolongado
Que nos dice con voz sincera y leal
Ya no estábamos aquí
Así abrazados
Porque donde estemos estaremos
Abrazados así
Hasta siempre-jamás.
 
atsushi suwa-5
Ricardo Landa: 4 de mayo de 2013. Imágenes: Abrazos, red; Constantin Brancusi: El beso; Atsushi Suwa 5.
 
 

Principios (difíciles) del materialismo erótico

Principios (difíciles) del materialismo erótico

 el-gran-mercado-de-arte-contempraneo-de-paris

Lo que no es no es

 
Amor de terapeuta
Abrazo de masajista
Beso para succionar venenos
Simbiosis
Apego
Erodependencia
pareja desnuda 

Lo que doy dado está

 
No lo cobro en euros
No lo pago por indulgencias
No me llevo tu cuerpo a la hoguera
Menos es un programa asistencial
a cambio de exvotos
Amor dado ni dios lo quita.
 Fresco erótico de Pompeya

Hay clases de lucha

 
La nuestra va a la inversa
de una negociación
tras reclamos airados
o inundados en llanto
La nuestra ni adivina sus resultados
ni la predicen las encuestas
Incluso el amor es un desconocido latir
que nos crece en el pecho
en la ingle en los labios
en la hinchazón o mejor
en nuestra vida que se expande
Es tan simpleGeorge_Losse01
como el nacimiento encantado
de la mariposa que ignoraba serlo.
 

No tener y tener

 
Nuestro querer no tiene fases
solo posiciones
No estuvimos enamorados
lo estamos hasta las chanclas
lo que no significa necesariamente
hasta el infinito
Ningún silencio cabe en un suspiro
No es amar a penas
solo es amar apenas
Y nuestro deseo va hacia el mirarnos
no pretende la estabilidad
solo el desgobierno.

arte erotico hindu Anarkasis

Ricardo Landa, 2000.

Imágenes: Foto del Mercado de arte contemporáneo de París; Foto: Pareja desnuda; Fresco erótico de Pompeya; George Losse: desnudos; Arte erótico hindú, Anarkasis.