Se queja el viento entero

Se queja el viento entero

Se queja el viento y el fuego de los hogares.

Es una ola estridente de frío

por los cadáveres que ambulan,

mal refrigerados, pestilentes,

en los tráileres de la muerte.

En ruta contraria, las gargantas arden

reclaman ante a las fosas comunes,

o frente a las oficinas oficiosas

de la falsedad y la injusticia.

Alzan numerosos torbellinos

quienes queman las mechas

y lanzan las molotov hirviendo

sobre las puertas de cuarteles,

encima de los muros que resguardan

los hornos donde incineran a desaparecidos.

Dejan de creer en la autoridad

para empezar a creer en sus cercanos.

Son  brigadas organizadas que buscan y vengan

a mujeres y jóvenes que soñaban con vivir al temple

de sus dignos cuerpos, pensantes y combatientes.

 

Es la queja entera del viento que nadie calla.

Ricardo Antonio Landa,octubre -noviembre de 2019.

Imágenes: 1. Estudio de tela para “El diluvio”, Anne Louise Girodet; 2. Momia Peruana; Foto movilización del pueblo mapuche, Chile; foto: defensa indígena popular en Ecuador;  Foto: defensa de la Wiphala contra el golpe fascista en Bolivia.

Llevo


Llevo 
 
Tres corazones llevo 
Venus Tierra y Marte. 
Tres llamas llevo. 
Una huele a orín amargo
es hermosa como ella sola 
y corre y corre cuesta arriba.
Otra la llevo de adornito en la mirada 
y si no se apaga veo mejor.
La última llama a pesar del frío enciende
ánimo nostalgias vida.
Es como luz y mar 
y se va quemando sin ser sol 
y se va alumbrando sin ser foco de nada
y se va por las cordilleras
llama y llama y llama

 

Ricardo Landa, 9 de mayo  de 2007, Warisata, Bolivia. Imagenes: Llamas en Bolivia; Nevado de Illimani; Marcha  popular de octubre de 2011 contra la autopista en Tipnis.