meses como espuma

meses como espuma

l_chagall_promenade

1

Que me baste su alegría

donde la halle

2

Era y es utopía

Amarnos en este cuarto de pobres

“donde quepamos todas con su pan en la mano”,

dirá Esmeralda la zapatista a fin de año

artehaití

3

Pero pesa el sol en las alas

pesan los polvos de la tierra donde yace mi madre

el  polen le pesa a la mariposa

4

Iremos en rumbos opuestos y tan cercanos

llevaremos cabellos de luz para la negrura

5

Cada día de trabajo

dignifica los suspiros del caracol

pero la caracola trabaja a destajo y en eso no hay felicidad

accion

6

Es junio y no consuela

esta resequedad del campo

donde sin soñar no duermo

7

Alzó ella la voz

también mi amigo y hermano

les escribo poesía y les duele

sin ellos soy un tronco abatido por las olas

8

¿Y si vienes y si hablamos y así se siega

la maleza de las desconfianzas?

9

No has de venir ahora

como decías que quisieras

debo entender a mis años que tus navegaciones

van por la ruta del ámbar de tus ojos

En espera de Adan - blog

10

Eres y serás tú de ti reconstruida

y para mí  todo

soy espuma en tu playa infinita

11

Naviera la luna disfruta del viento a toda vela

de Haití al Kurdistán de Tutuapa a Corea

de Québec a  Motul  de Coyuca a Zozocolco

 cuatroPorto

12

No es mala idea ser el breve trago de espuma

Que cosquillea tu lengua

 

Ricardo Landa, Cuernavaca, México, 31 de diciembre de 2007. Imágenes: Chagall: novios o prometidos; foto: arte de Haití; pinta de acción poética; Jacobo Silva Nogales: En espera de Adán; Ana Landa: Convento y naves sobre el Porto;  Ballet de Pina Bausch: Reina del viento.

Invisibles

Invisibles

A  la presencia de Revueltas, Huerta, Ahumada,

Gelman, Pacheco, Kuy  Kendall…

1219acteal2 cuarto oscuro

Los que se detienen para que pase el prepotente

Las que raspan con una lija la sangre que derramaron

Las víctimas que de repetirse en su llorar no cuentan

El recluso que se muere de solo sin sentencia

La que habitaba esa porción de la banqueta tan pisada

El joven que creció perdiéndose en la mona

El cantante que apenas susurra su canto de penas

La que agoniza en coma con las manos atadas y los ojos sellados

Porque nadie dice quién es y nadie pagará la cuenta hospitalaria

La última de la fila que rebasan todos sin protesta

El niño con el cuaderno deshojado y sin su nombre en la portada

La migrante a fuerza secuestrada comprada revendida y adicta al cristal para sentirse cubierta de miradas

El que viajaba sobre el tren y se lo llevó una rama de eucalipto

Invisibles no él la los las

Sólo unos y unas

Indeterminados vagos difusos

 

Por falta de voluntad y dejadez

Dicen los que no los vieron

Y ni quisieran hablar de ellos

 

Porque así les fue en el baile

Y perdieron

Dicen los que consideran perdedor

Al invisible que no accede

A la escala de su bolsa de valores

Porque esto es el sistema del borrón

y descuento de sus víctimas

en la indefensión aprendida

Invisible si no eres el que vence o quizás el que resiste

Hasta que te borran si antes no los derrotas

Entreviéndote al gritar tu nombre

Al abanderarte como su enemigo y pasar desapercibido

Al enmascararte y poner en tus manos el destino

Al enlazar más invisibles que resisten

Al crear otra realidad con luz debajo

Que hace ver lo grande que eres

Y el poco tamaño de quien borrarte

Quisiera aunque no puede

Quien se ha visto invisible

                                                       Y se apura a entenderlo

Sabe reconocerse

                                               Como semilla de ahuehuetes

Árboles gigantes que si se ponen ojos y se ven

Como lo que pueden ser

Se extienden por los campos y florecen.

invisibles-600x538 tomado web hernando cerdo

Ricardo Landa, 23 de febrero de 2012

Imágenes:  Acteal, cuarto-oscuro; Invisibles, web Hernando Cerdo; Galiapacchioni narraciones invisibles.

GALIAPACCHIONI_NARRACIONES-INVISIBLES