OMERTÁ

Omertá*

Yo me rebelo contra los tres mandamientos del neocapitalismo,
que son: votar, callar y ver la televisión.
Pedro Casaldáliga

omerta-photo

Conspira en el umbrío
la mirada oblicua,
la mejilla que se tuerce,
el dedo que tapia la boca,
el aura de lo intocable,
el bostezo del escritorio.

Conspiran de esos modos
unos y otros poderosos
que, recusantes y asimétricos,
nos recluyen en la mudez
y nos obligan al sigilo. omerta

Conspira en el umbral en tanto
el aviso de unos labios entreabiertos,
una nubosidad que se distiende,
un alerta desde la palma limpia
que sin suavizarse por entero
sólo da la señal discreta del ya se puede.

Conspira así el silencio subversivo,
la anunciación del parto de la rebeldía,
la construcción de la montaña
en el debajo y en silencio.

Conspira ya en el amanecer
la línea de luz tibia
que deshiela agua, verdores y capullos;
el dar el paso fuera de uno mismo
y exponerse ataviado de otras caras,
andar sin coraza aunque avispado.

Conspira el camaleón cambiándose de blusa.

vincent-van-gogh-tres-pares-de-zapatos-1886-1887-621x309

Conspira en los senos de los pueblos
la montaña, la creciente del arroyo,
el ave de las variaciones de Bach y de Vivaldi,
el destacamento de avanzada
de unos ojos que ven y nombran
al amor que resguardaban en las sombras.

Sin conspiraciones afectadas,
lejos ya de sellos y candados,
la omer’ta rebasará a la mafia
del Poder en el silencio
y saldrá a la plaza a conspirar
desde mil cabezas con el ánimo,
la sonrisa y la esperanza,
tan comunes en los barrios y en los pueblos.

americareblde

Cómo mejorar esos abrigos,
esos techos cálidos,
esas balsas que navegan
hasta hundir en lo vano de la historia
al régimen que ordena
votar, callar y ver la tele. per-anderson-litografia-cam-suenos3

Y dados en gastos,
los sencillos insurrectos,
como hubieron de hacerlo
en Teherán, en Atenas o en Lisboa
-convocados desde sus móviles
o desde sus gritos de hambre
y cólera en Puerto Príncipe-
cantan lo que cargaban
escondido en un pañuelo:

no se calla al amar
no se calla a la mar
no se calla la mar
no se calla amar
no se encalla al mar
no se cae al amar
los días son la noche
y las noches dan el día
ni se estancan ni se enmudecen:
la mar y el amar aguardan
el derrame de sus noches
con una sorpresa eficaz…
un buen día de estos.

analines-grafiti-en-san-cristobal_o

Ricardo Landa, 7 de diciembre de 2010.

Foto: La Pedrera, Gaudí, Ana Landa.

*Omertá = Omer’ta, del italiano: código del silencio, practicado por la mafia; conspiración de silencio. En psicología se aplica: callar desagrados y agravios por conservar mandamientos, códigos y normas de familia, pareja o grupo social enlazado como red de apoyos, de abusos y de afectos. En términos sociológicos
correspondería a una de las formas de la violencia simbólica: justificar agresiones y daños a nosotros por norma o mandamiento convenido o asumido como propio.

Imágenes: Omertá, foto; Omerta, logo; Vincent Van Gogh: tres pares de zapatos,1886-1887; América rebelde grabado, foto; Per Anderson, Litografía  de sueños; Analines: Grafiti en San Cristóbal Las casas , Chiapas; Portada de la Película Omerta de Pavel Giroud.

260px-pelicula_omerta_portada

Ninguna mujer como Anita

Ninguna mujer como Anita

 closedEyesEnjoyingFountianWater09-anita-ekberg-c

Ninguna mujer como Anita/ como Anita Ekberg/

Mundo rebosante de dulzura/Catedral/

Manjar de hordas desatadas por miles

sobre el pasto dorado de su cabellera/

Sonrisa luminosa como el fin

de la oscura caverna de Platón/

Vocecilla apagada tras un baño nocturno

en la fontana de Trevi con estatuas

derramándose encima de sus pechos/

Diosa de la abundancia/

de la producción en masa

y socialización de una montaña de peces y panes/

el maná en plata, blanco y negro/

 la dulce vidamarcelo anita

Ninguna como ella/la amante de Pantagruel/

Hipnosis del cíclope/Nieta depilada de King Kong/

Aluvión de estupor en El Amazonas/

Crisis de sobreproducción fordista/

Último mito del Estado de bienestar/

 

Otro cadáver exquisito del capitalismo salvaje.

anitaekberg2.jpg_916179109

Ricardo Antonio Landa (versión de un poema de 1989). Imágenes: fotogramas de la película La dolce vita de Federico Fellini con Anita Ekberg y Marcelo Mastroiani.

 anita ekberg fontana di trevi

Contracturas

-Contracturas-

 pcontracturas

Los puños en los bolsillos y el capitalismo que no ceja

 

La voz que rasguñan las púas de la garganta eisenstein_potemkin_2

 

Un hombro más alto que la testa

 

El halo de dolor por donde gira la mirada

 

La laja que bloquea al instante

 

Sólo la pupila abierta ¿incansable?

 

Larga caída y un suelo que no llega

Crucifixion1965

Encogido-enjuto-aprensivo (aún sujeto está el sujeto)

 

Mapas en la piel de un manantial incontinente

 

Una pregunta y otra que es la misma

 

Un hola adiós con los muñones

bacon el pulso del cuerpo top_gr_636

Robos a la vida que sientan a la idea y la electrizan.

 

Ricardo Landa: 12 de marzo de 2015

(En cursivas cuatro palabras de Juan Gelman, en Hoy-CCII)

 

Imágenes: 1, pintura:  Cuadro de contracturas actuales. 2, Eisenstein: fotograma del filme Acorazado Potemkim. 3,  Francis Bacon: tríptico de la serie Crucifixión. 4,  Francis Bacon: pintura El pulso del cuerpo. 5.  Foto en preparación de escena: David Linch e Isabela Rosselini

david_lynch_isabella_rosselini_tilton