El sabor de la ceniza

El sabor de la ceniza

camile claudel

Se pega al paladar,

llama a la memoria,

busca su raíz y al fin encuentra

cal, vigas húmedas, la cama de tablas

estrecha al lado de mi madre,

o de mi abuela cuando mi padre regresa

y, como Ulises, hace como que la sirena le habla,

y él, imperturbable, fuma tras de tomar lo suyo,

como si lo mereciera.

Pero siempre un pan nos quita la amargura,

pan chiquito, pero bendito

pan de ceniza sin queso

aunque con nata,

cocol de ajonjolí, regado de anís,

caliente por el brasero

o por los frijoles hervidos con epazote.

Así la vida bien valía la pena.

Las penas con pan son buenas.

 

Y cuando tuve una hermana

Y vivimos lejos de la casa unos meses en la sierra,

también ella pedía su pan

y lo sopeaba en la leche o el atole.

Y nos reíamos viéndola sorber el bolillo.

Más grande que ella, pero más pequeño

que nuestra esperanza de verla

tan plena como creciera.

Y  uno se sube a las nubes

y como papalote rosa de papel de china

inventa un camino para vedar

la pesadilla y el susto de quedarse solo,

sin pan, ni madre, ni abuela, ni hermana.

 

(No escribo sobre mi hermanito, mi amigo el ronco,

Ni de mi maestro-compañero,

porque ellos se fueron un ratito a leer este poema)

Y en ese camino, las huellas que en la ceniza dejo

tienen el sabor del pan duro para el susto

que un día me dio mi abuela

no llore nomás recuerde y ande a jugar

que vive como quisiera.

 

Así sea, así fue, así es y bien vale su huella.

Ricardo Antonio Landa Guevara. 10 de enero de 2018-11de enero de 2020.

Imágenes: Cothe, escultura de Camile Claudel; Kentridge:  padre con niño en brazos; Elefante de chaquira y madera, arte wixárika; Hada, Paula Rego; Casas, S. Modling; Tronco sangrando, dibujo japonés; Luz que la flor muerde, foto internet.

Blog: htps://www.elrojodelalengua,wordpress.com

 

Giros a una postal

Giros a una postal

Gira, gira  mondo,

dice la canción italiana

monet  y el sol 8306737660070485y mi viejo catecismo Ripalda

en mi subconsciente agrega:

Los enemigos del alma son:

el demonio, el mundo y la carne.

 

A un querido tocayo del alma

 
 
 
Algún clásico de la poesía china
(Tao-Yuan-Ming, 372-427 d. de C.)
prefirió separarse del mundo
y escribir desde su casa,
desde su casa con jardín.
 
 
El girasol que enviaste como un brote postalrenoir 40120445~Study-Torso-Sun-Light-Young-Woman-in-the-Sun-1875-1876-Posters
me hace imaginar a aquel poeta
magnífico y borracho
que araba el jardín y escribía flores.
 
Dicen que su mujer
-quien ha de haber sido fuerte y hermosa-
sembraba verduras en el patio trasero.
Él lucía para quienes le visitaban
las flores amarillas y azules y lilas
que ornaban el portal de su casa,
y mientras les convidaba vino
hasta derramarlo, en la mesa no se hablaba
-él no lo permitía- de los terrenales placeres,
de las ensaladas y las sopas
que su mujer dedicaba a los paladares
y a las lenguas de los convidados
arrebatadas de poesía.
 van gogh
Sólo se hablaba de las flores del jardín del poeta.
 
Aunque carezco de jardín (y tal vez de casa y de mujer):
¿Cómo defenderse ahora de ese destino excluyente?
¿Cómo no ser miope y ciego
con los manjares amorosos
que se cocinan a nuestras espaldas?
¿Cómo olvidarse de las flores carnales,
las del mundo que hacen girar las mujeres?
 
¡Ya está! Lo tengo:
 
El girasol que me diste
no lo presumiré como otra flor en el jardín del poeta.
Será una casa de pétalos solidarios,
donde las mujeres, las nuestras y las ajenas,
o mejor, las de nadie, todas libres,
canten a sus ensaladas y a los vestidos verdes
con los que atavían la desnudez del planeta.
 van gogh cartocegirasolesenunjarmf1
Sus voces son flores carnales
del jardín que llevamos en las venas,
son las madreselvas olorosas que nos guían
y nos protegen del infortunio y de la guerra.
 
Nuevas catástrofes nos amenazan:
Es el fin del mundo,
chillan algunos.
Otros lo ven pasar como un noticiero
mientras cambian de canal televisivo.
 
Ellas responden:
y, sin embargo, gira, gira el mundo.

Ricardo Landa, enero de 2004. Imágenes: Monet y el sol; Auguste Renoir: estudio de la luz sobre el torso de una joven al sol; Van Gogh: campo de girasoles; Van  Gogh: girasoles en un jarrón; Auguste Renoir: ¿la limpieza de las mujeres?

renoir 36296411

Naranja de China

Naranja de China

foto44136

Inmensa exhalación

de flores dulces.

Fotografía del mundo

cuando despierta

y tiende al sol

sus sueños

perfumados.

Aleteo de aromas.

rafael navarro

Ave porosa que te alcanza

en la encrucijada,

te llama a mirar el cielo

y pinta una sonrisa que borra,

de golpe,

tu triste palidez.

Fuente de aguas sexuales

que embriaga,

haciéndonos meterle la nariz

y humedecernos.

Halago al paladar.

mark-rothko-untitled

Lectura sensible de la utopía.

Si no se da en gajos

al filo delicado

de unos dientes de leche,

se seca,

se comprime,

se le pudre

el amor desperdiciado.

Gustosa

carne de mujer

para alenguarte,

seas tierna o recia.

Nicoletta_Thomas_Amantes_111

Amante indiscreta,

desguarnecida

y por mis manos

denunciada:

 

Mandarina.

mandarina_dancy

Ricardo Landa, 29 de noviembre de 2012. Imágenes de mandarinas en internet y pinturas de Nicoletta Thomas: Amantes y  sin nombre de Mark Rothko.