Zarabanda por el latir del ojo

Zarabanda por el latir del ojo*

zarabandaimg2-25

Quizás llegue a la edad
en la que el águila
desecha viejas uñas,
pico y plumas
y renueva
-después de un reposo-
vuelos, sueños clase_danza_degas-1
y vida a tiempo.
 
Quizá deje como ella
de pensar en presas
y en cualquier tipo
de cautiverios,
aunque lo vivido
seguirá en el latido del ojo 
-que es la lengua
según piensa un poeta-,
órgano de precisión asombrosa
para un íntimo acercamiento. 
 
Ocuparé mis insomnios200px-Pieter_Bruegel_the_Elder_014_detail1
-con el resto de energías
y plumas grises-
en llevar a lo más alto de la página
el oficio agreste y placentero
de evocar  y recrear sin límites
el baile sabio del ave solitaria
que esparce incendios
sobre cuerpos, sobre mundos.

201204_impresionantes-ilustraciones-digitales61

Ricardo Landa, 13 de junio de 2010.

Imágenes: Zarabanda renacentista; Clase de danza, Edgar Degas; Pieter Bruegel el viejo;  e impresionantes ilustraciones en internet.

* Con la Zarabanda de Handel.

Anuncios

Las mujeres de Degas después del baño

Las mujeres de Degas después del baño

edgar-degas-desayuno-despuc3a9s-del-bac3b1o-museos-y-pinturas-juan-carlos-boveri

  
Después del baño
llevan el olor del  jabón a la cama
y pintan con él su silueta.
Queda en la sábana, en la almohada,
en la humedad de la toalla,
en la mano conocedora
que sopesa los senos.
 
Preferido de todos los lugares
donde el jabón de baño vuelca el sahumerio
es el recinto floral,
el sexo lamido y frotado,
boca, piano y tambor de comuniones.
 edgar-degas-despues-del-baño-museos-y-pinturas-juan-carlos-boveri
Tras el baño de amores,
llega el placer del chocolate
y, en el sopor,
sobre la sábana crece
el ámbar de la gota
que pende de la entrepierna .
 
Ahí trocan el soplo espumoso
al bálsamo de perfume ungido
en el que las envuelve un baño nuevo,
de tan amable sacramento.
 

Ricardo Landa, 11 de agosto de 2013. 

PINTURAS Y MONOTIPO : EDGAR DEGAS

edgar-degas-banistas-obras-maestras-de-la-pintura-juan-carlos-boveri