El tren y la lluvia

El tren y la lluvia

 

 A  la música Heitor Villa lobos

villalobos lampiao y maria bonita

En el tren de Villalobos

 

Y en el andar del tren
con su estela de papalote

Y en el andar del humo
con su testa despeinada que araña los hombros del bosque

Y en el andar del hombre
con sus avenidas de ríos para sumergirse

Un viaje de pianos y flautas a las ningunas partes

Un viaje lento en las volutas
de un sueño que se busca en los bolsillos
la moneda de la suerte

Villa-lobos

Otra vez llueve Villa lobos

 

Hojas doradas y sangrantes
Notas al piano-piano
A la flauta tímida
Al inmenso olear del piélago
Hilvanan los poros de la piel

Su pausado andar, machucando la hojarasca

Un quedo latir que intenta en el silencio repetirse
Llenarse de vidas
Para otear el horizonte cada tarde
Y soñarlo por la noche de otro color
Con otro encanto para la esperanza
Con otro estímulo para la rabia

Saudades sí, gotas apasionadas tiradas al cielo

Fluye y remueve este acendrado aprendizaje
Altera los sentidos
Da a la percepción un motivo para cambiar de vestuario

Danos el pan de teclas cotidiano
Y una feliz extremaunción que nos incinere modulando.

 alambrada y lluvia

Contrastes de la historia

rueda
rueda
la cabeza del hombre cae y rueda

vuela vuela vuela vuela
la cabeza de la mujer en el aire, revuela.

lluvia de otro modo APIC3419

Ricardo Landa, 22 marzo de 2007. Imágenes: Villalobos, Lampaio y María Bonita; Portada Villalobos y tren; alambrada y lluvia; ilustración: Lluvia de otro modo; Charlie Haden (qepd) y Egberto Gismonti tocan Tren de Caipiria

Charlie-Haden-und-Egberto-Gismonti

Anuncios

hamaca el amor el viento

hamaca el amor el viento

MUJER EN HAMACA

hamaca el amor el viento
sopla su llamita azul de yema colorada
 
pende el placer de un millón de hilos
 
red que abraza en vaivén
los hechizos que asoman
vuelven y empujan a otros encantos
a sus extremos más redondos
 
pinta en las pieles latidos
 
filtra flores de sangre  luciérnagas  chispazos
cenizas de pétalos y suspiros
 
y en su vibrar 
                          imita el temblor del arpa
su temple
armonías del aire
 anguiano-la-hamaca-
en una de tantas les crece un fruto 
les patalea o duerme en su arrullo
y grita cuando el viento 
mal pariente
huye a zarandear 
              buques 
             y palmeras
a tirar borrachos  a empolvar manteles
o a guardarse en otra cuna  a soñar 
lo hermoso que es hacer el amor 
en una hamaca
 
hamaca el amor del viento.

 tina modotti hamaca

Ricardo Landa, 17 de octubre de 2008.

Imágenes: Dibujo: Mujer en hamaca; Raúl Anguiano: La hamaca; Tina Modotti, Foto: Hamaca; Mariano Rodríguez: mujer en hamaca.

hamaca-mariano rodríguez