Haikús para luna silente

Haikús para luna silente

1

Aquí se asoma:

aguas quietas y oscuras

sorben su rostro.

2

Olor a alcohol:

vagabunda nocturna

la flor marchita.

 

 

3

Alguna cuerda

destemplada y el tambor

sordo, la extrañan.

4

Palpa en la arena:

es fría y negra la espuma.

El mar la olvida.

5

Porque no alumbra,

no es esta luna un queso,

sólo ceniza.

6

Florea la escarcha,

no estás o no te veo,

hielo en mis ojos.

 

7

Luna de leche

en el plato del gato,

¡ah, deliciosa!

 

 

Ricardo Landa, 15 de marzo de 2018.

Imágenes: René Magritte: The search for absolute; Kaguya -Hime; Urashima: ilustración; foto de Via Láctea desde Budapest; foto Pedro Meyer; Remedios Varo: alegoría de Invierno; Felix Voloton: Luna  de leche para el gato; Haikú premio infantil de Haiku internacional.

Anuncios

El difícil viaje

El difícil viaje

soplando pájaros

Por mi aire, difícil viaja

el cenzontle en las calles

dolidas del olvido.

 

Sin alas, se desflora.

samurai_by_cenzontle

Cursa desnudo y flaco

mis desiertos, herido

por mi afilado espejo.

 

Y si lo levanta ágil

la límpida mañana,

si come entero un árbol

más su estrella de alpiste,

será porque el muy loco

cambia el color por ansia.

 

Ya en alto vuelo y libre

cantará para el mundo.

En mil lenguas dirá:

azul. Imitará alas,

picos de extraños lances,

será guerrero y amante,

generoso e insurgente.

Cenzontle-02

Así hasta que se embriague,

hasta que sueñe el sueño

del cenzontle que vaga

ciego, el que canta ronco,

sin flor, sin sal, zaherido,

mas nunca, nunca muerto.

cnezontle grabado

 

Ricardo Landa del 1 de mayo de 2007 al 11 de julio de 2008. (Versión 2016)

Imágenes: Soplando pájaros, Banksy; dibujo  Samurai cenzontle; grabado cenzontle Taller de Gráfica Popular (probable); grabado, cenzontle mirando hacia atrás; y cuadro de Hokusai: pareja de pinznes y flores.

 

hokusai pareja de pinzones y flores

 

 

 

 

El níspero que mueve a la ternura

El níspero que mueve a la ternura

níspero japonés

Con ganas incontenibles

se convocan

y con las bocas aprehensivas

se aprenden y examinan

sus sabores sus saberes

sus pasiones apremiantes

y al degustar

viajan por impredecible sendero

al níspero dulce

complacidos de olisquearse los alcoholes

y hallar la ambrosía

de su ser y darse de amantes diligentes

sólo eso y nada menos

-y menos que nostalgias de flores secas en un libro-

les moja los labios el aguamiel del día

les florece la flor del ya te espero

y les desprende la fruta madurada

del ya  ya vengo

se abrazan rendidos en ese cielo de sábanas revueltas

fértil territorio

para reincidir en el incendio

desde el consuelo

y con holgura

-desatadas las anclas de lo incierto-

bien les cabe ahí en su celo

en la nave de su enjundia

un nuevo emboque

con el pendular de lo suave a lo afanoso

que del punto y seguido al perseguido

del níspero

poema

los conmueva.

nísperoplant44_2or

Ricardo Antonio Landa, 22 de noviembre de 2014

Nispero-abierto1

Imágenes: fotos: níspero japonés, flor del níspero, níspero abierto y semilla de níspero.

nispero_semilla

Historia de M (de Pétalos de una rama negra y húmeda)

(Historia de M)*

adrián mendietaDesnudo-antiguo

La halló derrumbada
Una cadena de vértebras pálidas
contrastaba la negrura de su cabello

No le vio los ojos
escondidos mojando el muro
agrietando la levedad de sus pómulos
inundaba de llanto sus piernas desnudas

La besó en la nuca
ella tardó en volver el rostro
aún sacudido por decenas de sollozos

Sus ojos ardíanlucian freud muchacha desnuda
congestionados  tristes
aunque entre las nervaduras
crecía la exquisita flor de la lujuria

Ella le tendió los brazos
y se enredó a su cuerpo largamente
luego le asaltó con los labios la oreja
y le mordió el mentón

Tenme sin llorar esta noche y cuídame en tu mente

Sus caderas estrechas agotaron el baúl de placeres
que él llevaba aprendidos

No la volvió a ver ni supo dónde ella compartirá tanta sabiduría.

 
1586537407_extras_albumes_0_1024

Ricardo Landa, 1995.* De la serie Pétalos de una rama negra y húmeda.

Imágenes: foto: Adrian Mendieta: espalda de mujer y alcatraces; copia en blanco y negro de pintura de Lucian Freud: muchacha desnuda; foto en sepia de mujer en ella.

Las azules azoteas de Barcelona

Las azules azoteas de Barcelona

Lo esencial en estos tiempos de miseria moral,
es crear entusiasmo.
Pablo Picasso

old-guitarist-picasso1

 
Azules tristezas
azules misterios
azules los sufrimientos
azul esa amistad que nos conmueve
la cofia azul de una mujer piadosa
el loco no por loco menos azul
que descalzo azulea su sombra
con sus pómulos huesudos
azul la anciana sentada
esperando que deje de lloverlela-vida-picasso
y más azul la mujer del mantón
delgada tristeza sueños de tan adelgazados
flacos sueños azules
de quienes tiritan en las calles
y rasgan su guitarra rota por un níquel
y azules la madre y la hija
desamparadas
ya era azul la copa
casi vacía (aunque la flor azul
anhela ser secante
del sentimiento)
qué queda si la luna
falta sobre las azoteas de Barcelona
abejas azules
buscan enloquecidas
una gota de entusiasmo
esa miel rojiza
o rosa
o africana
una paleta con el iris
que sin olvidar los azules infinitos
abra el estudio
a la esperanza
(esa modelo desnuda perenne
y de ojos grandes)
y entusiasme.

picasso-la-bebedora-de-absenta-1902

Ricardo Landa, noviembre de 2010en una sala del Museo Picasso de Barcelona.

Pinturas de Pablo Picasso, periodo azul: 1, El guitarrista viejo ; 2, La vida; 3,  La bebedora de absenta;4, Ciego comiendo.

 

picasso-ciego-comiendo-1903

Deshojes

Deshojes

Respira todo el otoño en una sola flor.

Oskar  W. Milosz: La musa

Flor Garduño_hoja elegante

1

Desconocía este latir del mar:

Ella viste de rojo, enseña las pantorrillas y los pies desnudos.

2

Camina adelante, yo recojo sus pensares.

Míralos respirar en el jarrón del escritorio.

3

Estoy solo y cada mañana miento

al saludarme en el espejo.

4

Es una musa ajena; aunque tampoco es de ella,

y va al alza en la subasta.

5

Sus guiños confunden,

abisman.

6 mujer otoño

Tropieza con un suspiro.

7

Escala mi puerta el sonido de sus pasos

y el ritmo de mi espanto.

8

Lágrima, océano de mil ríos

desbocados.

9

La revolución y tú

son causa y camino: fluimos.

10

En la montaña lluviosa, el invierno

y el verano se alcanzan en los cuerpos.

11

Flechados por el violín de Ji-Hae Park,

los usuarios del metro olvidamos

que la ansiedad de primavera viaja en un vagón

colmado hasta las lámparas.

Jie hae park en la estación primaverera de chabacano

12

Ni en sueños, el sol escuece tu sombra.

13

El frescor de tu lengua abrasa.

14

La noche, la noche, siempre la noche

es el frasco donde topan

la mosca, el pez y el hombre deshojado.

a_eternidade_e1_dia

Ricardo Landa, 22 de marzo de 2014. Imágenes: Flor Garduño: Hoja elegante; red: Mujer otoño;  Foto La Jornada: Ji -Hae Park en el metro Chabacano;   Angelopuolos: fotograma La eternidad y un día.