La soledad

La soledad

COROT_La-Soledad

(La Soledad. Recuerdo de Vigen, Limusín. JBC Corot)

Aquí la mujer, en el ensueño,

desde un sesgo en apariencia sombrío,

mira al centro, la líquida luz

-blanca luz de ausencia-

enciende lo que en la soledad es sombra,

sombra de un fuego desde donde para su lira piensa:

¿Toda presencia es centro, luz, yo y lo demás fantasmas, tinieblas?

detalle de la soledD COROTCTB.1999.27.Z1

Ricardo Landa, sept. 2015, (a Corot en Museo Thissen-Bornemisza, Madrid 2010)

Imagenes: JCb Corot  y fotografías tomadas de la red

soledad2

soledad-mujer

Anuncios

Samba del ritornelo

Samba del ritornelo

 sebast salgado

Sambita y peloncita

una muñeca sin peluca

unas piernitas torcidas de baile y de amor

una niña de sabores antiguos

una cabecita que dice mamita mía

“ahorita vuelvo” Rene_Portocarrero._Mujer_en_la_ventana_full

una voz que dice “papi esté tranquilo

que este baile lo se bailar”

una mano y unos brazos que les dicen

a quienes te levantan sus pañuelos como redes con salmones

“son ustedes un guisado de amor”

una arremolinada tierra de nadie

(y del tequila en manos de Jack Daniel’s)

grita que será de todos o de nadie

y espera tu descenso en alfombra persa

o en hoja de arce

o en tlayuda con asiento

o en un soplo de fuego.

 Falero_Fiesta_de_Brujas

Vienes cargada de maletas de sonrisas pero con los ojos

bien puestos en el cielo

sea que llueva o que brille

sea que te cases distraída con algún novio pasajero

o que te encuentres al pié del avión a un sapo

y lo beses rendida por su encanto

y te conviertas de golpe en sapita

samba y peloncita bailadora y rebelde

a los huevos de serpiente

a las botas pardas del fascismo

más corriente que un gobierno de changarro

de a diez pesos o del verdólar firmado con chapopote

a un presidente pirata o a uno ignaro

de que se ve mal arrodillado

dicen niñas y niños al verlo por la tele queriendo asustarles

con la cruz del santo oficio sin beneficio

o con las barras de estrellas que protege con gomas de bala.

 a berni manifestaci__n 1951

Bienvenida a otro Vietnam.

¡Encomiéndate a Plutón o a Jesús Malverde

nuestros santitos descontinuados,

pero que resisten en plantón o barricadas

con sus molotov preparadas con mezcal y mole negro!

sirena con escoba

 

Aquí se construye comunidad

y se defiende sabrosamente con un abrazo  los territorios.

visita-inesperada-1959-remedios-varo 

RL 29 de agosto de 2006- 21 de agosto de 2014.

Imágenes: 1, Sebastiao Salgado: vigía amazonas; 2, René Portocarrero: mujer en la ventana; 3, Falero: fiesta de brujas; 4, A, Berni: manifestación 1951; 5, s/n: sirena con escoba; 6, Remedios Varo: visita inesperada-

Alegrías

Alegrías

 feria sta catarina1

1

Rocío de chinampinas:

frunces la nariz,

achinas los ojos

y extiendes la boca

con tus labios de sandía

sin temor a delatar

lo dispareja que es la vida.

 feria sta catarina6

2

Barritas de amartanto :

Se ponen el granito de alegría

en la punta de la lengua,

lo ruedan en alfombras de saliva.

En su vaivén, la perla del dulzor

en su toma y ten y toma,

se derrite, derrama.

 

3

Se les ceban los versos,

pues los escriben para no quedar

enfrente del torito,

para que truene lejos su tope ágil,

para creer que levantan faldas

o incendian pantalones,

para burlar, por fin, el miedo a darse.

Se  mofan o le gritan al cohetero,

pero sus versos, se les ceban.

 feria sta catarina7

4

Ella dijo: ya hueles a pólvora.

El contestó: no dejes que estalle.

Ella le tomó y le mojó la mecha.

En vano creyeron negado el riesgo.

Mira: son una sombra que se incendia.

 

5

Cohetes con coronitas dejan caer

su aguacero de carcajadas.

Sus varas opacas hieren las sombras,

mas esos humildes rayos de otate

provienen del árbol prohibido.

¡Corre, ven a jugar con fuego!

 feria sta catarina2

Ricardo Landa  para Miniaturas de Fiesta de Analines,

Ciudad de México, 29 de junio de 2008.

Fotos: Ana Landa: parte serie fotográfica feria popular de Sta. Catarina, DF.

feria sta catarina 4

Ombligos

OMBLIGOS

ODALISQUE IN PANTS

1
En el centro del cráter
se levanta otro volcán de fuego:
es el botón cortado de tu ombligo.

2 araki pez y embarazada
Del ombligo sobresale
un grifo de agua dulce
que tu cántaro vierte
cuando el suave pié izquierdo de tu huésped
tamborilea tu abdomen.

3
Robert Maplethorpe alumbra tu ombligo,
disuelve apenas la luz de tu pezón izquierdo,
asombra con la sinuosidad de tus caderas
y el abismo cálido de tu vientre.
El foco del fotógrafo mapea los puertos del gozo
y nutre mi borroneada carta de navegación.

Poema+de+Rosario+Castellanos_+Imagen+de+Flor+Gardu%C3%B1o_+Noctambulario+blogspot_+Mayo+2009

4
Para tus labios
todas las lluvias todos los torrentes
para tus senos
minuciosas misiones a la cúspide
para tus ingles
el obsequio fresco del viento sur
para tus hendiduras
los coyotes del desierto olisqueando
para tu ombligo
una primera gota derramada
pero para tus hombros
la infinita mirada al horizonte.

ombligo detalle Birth_of_Venus-Botticelli

5
Ese dedal que llevas
como blanco y centro de tu costura,
envolvía su índice y su uña
mientras contaba en tu abdomen
las sílabas de su abrazo
y pegaba tu espalda en su pecho,
internándose cuanto más podía
en busca de un ritmo
tembloroso y suave
para sus versos.

Ricardo Landa, 2000. Imágenes: Henri Matisse: Odalisca; Araki: Pez y embarazada; Flor garduño: mujeres en un cielo de flores; Boticelli: detalle ombligo de El nacimiento de Venus; Quino: Ombligo de Mafalda.

ombligo mafalda images

La bata blanca de Lester Bowie

La bata blanca de Lester Bowie

lester bo162430

Lester Bowie baila
En bata blanca 
Locura
 lester b
Lester Bowie pinta estrellas
En blanca bata
Trompeta
 
Lester asalta nubes
Blancas como su bata
Cometa
 
Bowie bromea
Y blanquea sonrisas como su bata
Esfera l bowie
 Lester Bowie aspira
La blanca dulzura del ave que pasa
Y sopla fuego en el corazón de la audiencia
Inflama.

lester colorado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lester Bowie estalla con alquimia
el blanco reloj del bemol como su bata
y transmuta el azufre en jacinto y  jazmín
Hallazgo.

 

Ricardo Landa, 1992. 

Fotos y dibujo Lester Bowie, internet.

hamaca el amor el viento

hamaca el amor el viento

MUJER EN HAMACA

hamaca el amor el viento
sopla su llamita azul de yema colorada
 
pende el placer de un millón de hilos
 
red que abraza en vaivén
los hechizos que asoman
vuelven y empujan a otros encantos
a sus extremos más redondos
 
pinta en las pieles latidos
 
filtra flores de sangre  luciérnagas  chispazos
cenizas de pétalos y suspiros
 
y en su vibrar 
                          imita el temblor del arpa
su temple
armonías del aire
 anguiano-la-hamaca-
en una de tantas les crece un fruto 
les patalea o duerme en su arrullo
y grita cuando el viento 
mal pariente
huye a zarandear 
              buques 
             y palmeras
a tirar borrachos  a empolvar manteles
o a guardarse en otra cuna  a soñar 
lo hermoso que es hacer el amor 
en una hamaca
 
hamaca el amor del viento.

 tina modotti hamaca

Ricardo Landa, 17 de octubre de 2008.

Imágenes: Dibujo: Mujer en hamaca; Raúl Anguiano: La hamaca; Tina Modotti, Foto: Hamaca; Mariano Rodríguez: mujer en hamaca.

hamaca-mariano rodríguez

Máquina de Carnot

Máquina de Carnot

guayasamin-los-amantes-pintores-y-pinturas-juan-carlos-boveri

Nos encontramos
En los ojos
Y desde esos lagos tan serenos
Hicimos los trabajos de aquella noche
Unos sobre los otros ojos
Los otros sobre los labios

Y sin embargo esa maquinación
Solicitaba olfatearnos los cuerpos
-Olfato con calor de respiración-
Y recorrer con la lengua
Las llamas del vientre y de éste a las del ombligo
Dejábamos que las manos más frías
Cumplieran su rito en paralelo
De tocar lenta y deleitadamente
La parte más alta de los corazones
Y después del temblor volver a la contraparte
Esas bases redondas del templo
Que inquietarían al más templado
maquina carnot 000157580
Los intercambios de calor
Produjeron esa mezcla dulce
Con la que se amasa el pan del amor

Fuimos constantes
Deshicimos los témpanos
Derramamos sobre el silencio
La lágrima de nuestros desprendimientos
maquina carnot vap_lado
Pero todo llega a su límite
Y viene la sonrisa fresca del orgasmo
Refrescante
Como el soplo de las ramas de un abedul
Sobre hojas que pasan del rojo al morado
Y al ocre de la tierra revivida
Y revolotean felices hasta convertirse en humus

“La máquina de Carnot”
Alcancé a escuchar que decías adormilada
Y quise entender
Aquella verdad elemental de la mecánica
Que nos habla del trabajo realizado
Y que consiste en transferir calor de tú a tú
Hasta que nos vuelva el resuello
Y recuperados lo transfiramos así por siglos y siglos
Esos instantes de abrazos que formaron nuestra era.

Ricardo Landa, 11 de noviembre de 2007.oscar kokoscka dos-desnudos-los-amantes-1910

Imágenes: 1, Guayasamín: Los amantes; 2, Mäquina de Carnot, diagrama; 3, Máquina de carnot y de vapor, dibujo; 4,  Óskar Kokoschka: Dos desnudos, los amantes 1910.