Samba del ritornelo

Samba del ritornelo

 sebast salgado

Sambita y peloncita

una muñeca sin peluca

unas piernitas torcidas de baile y de amor

una niña de sabores antiguos

una cabecita que dice mamita mía

“ahorita vuelvo” Rene_Portocarrero._Mujer_en_la_ventana_full

una voz que dice “papi esté tranquilo

que este baile lo se bailar”

una mano y unos brazos que les dicen

a quienes te levantan sus pañuelos como redes con salmones

“son ustedes un guisado de amor”

una arremolinada tierra de nadie

(y del tequila en manos de Jack Daniel’s)

grita que será de todos o de nadie

y espera tu descenso en alfombra persa

o en hoja de arce

o en tlayuda con asiento

o en un soplo de fuego.

 Falero_Fiesta_de_Brujas

Vienes cargada de maletas de sonrisas pero con los ojos

bien puestos en el cielo

sea que llueva o que brille

sea que te cases distraída con algún novio pasajero

o que te encuentres al pié del avión a un sapo

y lo beses rendida por su encanto

y te conviertas de golpe en sapita

samba y peloncita bailadora y rebelde

a los huevos de serpiente

a las botas pardas del fascismo

más corriente que un gobierno de changarro

de a diez pesos o del verdólar firmado con chapopote

a un presidente pirata o a uno ignaro

de que se ve mal arrodillado

dicen niñas y niños al verlo por la tele queriendo asustarles

con la cruz del santo oficio sin beneficio

o con las barras de estrellas que protege con gomas de bala.

 a berni manifestaci__n 1951

Bienvenida a otro Vietnam.

¡Encomiéndate a Plutón o a Jesús Malverde

nuestros santitos descontinuados,

pero que resisten en plantón o barricadas

con sus molotov preparadas con mezcal y mole negro!

sirena con escoba

 

Aquí se construye comunidad

y se defiende sabrosamente con un abrazo  los territorios.

visita-inesperada-1959-remedios-varo 

RL 29 de agosto de 2006- 21 de agosto de 2014.

Imágenes: 1, Sebastiao Salgado: vigía amazonas; 2, René Portocarrero: mujer en la ventana; 3, Falero: fiesta de brujas; 4, A, Berni: manifestación 1951; 5, s/n: sirena con escoba; 6, Remedios Varo: visita inesperada-

Anuncios

Rigor obstinado

 Rigor obstinado

ostinato rigore leonard 

El rigor obstinado

con el que quise parodiarme

¿para odiarme? Lo transcribo de una nota

no recuerdo de qué museo ni en qué día,

supongo que fue el mismo

en que ante la sobre abundancia de La Alhambra

vimos como postre para los golosos

el colorido de Matisse

en una de sus salas aledañas.

 

Mi memoria 373px-leonardo_da_vinci_027-186x300

apenas se fugó a un año

y en hilillos de luz

de esas amorosas odaliscas,

damascos,

sevillanas,

mantas,

marroquiños (?),

frutas, velas, aguamaniles,

lirios,

soles, granadas, palmas,

y en penitencia -ahora en las distancias

de todo lo mundanal y lo perverso-

me pelo de grasas las costillas

con el rigor

del frugal y severo consejo de don Leonardo:

Rigore ostinato.

convencido de su norma:

con el azul y más azul para la lejanía.

 

Ojalá guste / esa contra anatomía de mi barroco

joder/

y como los libros no avanzan

y yo casi peno en vida/a ver

si pongo mi estanquillo

en un bloguesito modesto

y serenado

que venda  en los atardeceres

y sin rigor alguno 3Leonardo-Da-Vinci-ladv_oldmen

mi alma al diablo,

en versitos sin moños,

con moho

y mañas

en módicos abonos,

mientras yo me espanto las moscas

con las hojas de mis libros invisibles.

 

Ricardo Landa, Granada, Estado español. Noviembre de 2012.

Imágenes: dibujos y pinturas de Leonardo Da Vinci_ 1, Ostinato rigore   ; 2, virgen,niño y ángeles adorando   ; 3, Damas y hombres viejos  ; y 4. Cabeza de virgen.

 



E_1

El tren y la lluvia

El tren y la lluvia

 

 A  la música Heitor Villa lobos

villalobos lampiao y maria bonita

En el tren de Villalobos

 

Y en el andar del tren
con su estela de papalote

Y en el andar del humo
con su testa despeinada que araña los hombros del bosque

Y en el andar del hombre
con sus avenidas de ríos para sumergirse

Un viaje de pianos y flautas a las ningunas partes

Un viaje lento en las volutas
de un sueño que se busca en los bolsillos
la moneda de la suerte

Villa-lobos

Otra vez llueve Villa lobos

 

Hojas doradas y sangrantes
Notas al piano-piano
A la flauta tímida
Al inmenso olear del piélago
Hilvanan los poros de la piel

Su pausado andar, machucando la hojarasca

Un quedo latir que intenta en el silencio repetirse
Llenarse de vidas
Para otear el horizonte cada tarde
Y soñarlo por la noche de otro color
Con otro encanto para la esperanza
Con otro estímulo para la rabia

Saudades sí, gotas apasionadas tiradas al cielo

Fluye y remueve este acendrado aprendizaje
Altera los sentidos
Da a la percepción un motivo para cambiar de vestuario

Danos el pan de teclas cotidiano
Y una feliz extremaunción que nos incinere modulando.

 alambrada y lluvia

Contrastes de la historia

rueda
rueda
la cabeza del hombre cae y rueda

vuela vuela vuela vuela
la cabeza de la mujer en el aire, revuela.

lluvia de otro modo APIC3419

Ricardo Landa, 22 marzo de 2007. Imágenes: Villalobos, Lampaio y María Bonita; Portada Villalobos y tren; alambrada y lluvia; ilustración: Lluvia de otro modo; Charlie Haden (qepd) y Egberto Gismonti tocan Tren de Caipiria

Charlie-Haden-und-Egberto-Gismonti

CLAROSCUROS I- Luz en la oscuridad

Luz en la oscuridad

(Claroscuros I)

adrián mendieta Espinas-EG

Diderot no captó en su enciclopedia
las maneras de lograr luz en la oscuridad.
Ponga usted por ejemplo un disco de Jan Garbarek, 
cierre los ojos
y verá lo mismo ritos lejanos y fiestas, 
o aquél canto de pájaros pimienta en África
y cumbres y ríos y desiertos
a su antojo (igual alumbraban los hongos 
de María Sabina en su ritual).
Si no son hechos quemados por el sol, 
¿Qué decir de las conmociones que nos sacuden
con esos largos o entrecortados del saxofón soprano? 
O la ola violenta que nos ciega 
hasta que abre el camino 
el saxo bajo de John Coltrane.
Esprit de Diderot(4)
Pero por respeto a Diderot argüirá que esto es teología.
¿Y si fuera? No lo es, no importa, ahora
llaman mística o gimnasia emocional 
a sandeces con ejemplos parecidos.
Aunque sólo es música alta o ritual profundo.
O si le gusta otro ejemplo tomé una PC 
y busque en la Wikipedia
las páginas de la guerra contemporánea.
Sabrá así de aviones fantasmas, fugaces y asesinos,
drones criminales fuera del quirófano
o de radares y censores en las noches 
del desierto de Arizona 
o en los de Irak o Afganistán.
Y, lo más soez, 
el espionaje de su vivienda cuando provocan
un apagón masivo en la ciudad 
-hasta en la Ciudad Luz se ha probado, 
solo que ahí las fogatas de los barrios segregados 
a veces frustran la jugada. 
¿Y sabe para qué utilizan la forzada oscuridad
el Pentágono gringo o el Mossad israelí? 
Para vernos hasta las muelas cariadas y las vasectomías 
aplicadas con tardanza o con miedos.
Y es que la luz interior no proviene solo de los pasones
con la droga más barata o la del más sofisticado diseño 
en los laboratorios del imperio. Viene de hace siglos 
y se sostiene a contracorriente:
cuando rociamos con chicha a la Pachamama…
Si ofrendamos maíces de colores ajenos a Monsanto.
O si, en ese abrir y cerrar de ojos que acompañan 
los besos pausados entre amantes, 
se emiten lucecitas y destellos de conciencia.
adrian01
Este debate no es con el materialismo de Diderot, 
sino con quienes creen en las ínfulas 
de ciencia tan profusa
y no aventuran a mirar las luciérnagas 
como lamparillas amables de los pantanos, 
para no hundirse en una de esas.
Le propongo que encienda un cerillo en un cuarto oscuro.
Deje pasar el minuto o lo que arda su flama.
Vea el lento retorno a la oscuridad. 
Ahí atrás de usted hay otra llama,
en la parte trasera e interna de su cerebro 
algo se enciende 
cuando le pregunto: ¿Ve usted el rostro sonriente 
y el brillo en los ojos de su amada que lo espera? 
¿Esos luceros con los que ella lo aguarda en silencio
mientras usted vagaba por el diario de Diderot?
¿Ve la tersura de sus pómulos, 
la de sus hombros tan desnudos 
y la de sus rodillas apenas separadas? 
Bueno ahí está otra prueba de que en lo negro, 
en el punto donde la luz se sobrecoge, 
su más oscuro deseo luce tan hermoso.

Mery Arias. Fotografía analógica, película 35 mm. 2012-2013. 30 x 40 cm...

Ricardo Landa, 15 de octubre de 2007. Primero de la serie Claroscuros. Imágenes: Adrián Mendieta: Espinas;  Grabado: Espíritu de Diderot; Adrián Mendieta: Hojas de luz;  Grobe, Mery Arias fotografíada: Carlos Jurado:  Naturaleza muerta 1990.

Naturaleza-muerta-1990-carlos-juradol

 

Pausas del incompleto

Pausas del incompleto

Una
Claro que me haces falta…
No se en qué pensaba cuando juré que no te lo diría

Dos
Las alcobas me oxidan
Los susurros me vuelven loco
Y LA ESPERANZA ME CIEGA

Tres
Iba a escribirte
Ven
Y se me derramó la tinta…
Apresúrate 

Cuatro 
Sin lugar para poner tus libros
Sin un espacio para guardar tu ropa
Nada queda, pues tú lo llenas todo

Cinco
Así como la miras, tan graciosa,
Es la hoja de papel que cae eternamente
Y se lleva mi última poesía

Seis
La planta que está en la sala
Ya topa con el techo
Pero sus enormes hojas amarillean
Las pudre este tiempo de silencios

Siete
Cuando regresé, ya no estabas
Pensé que la planta quería agua
Y le di, pasó del amarillo al ocre

Ocho 
Le puse entonces la música que escuchabas
Mas la planta empezó a tirar hojas
Y su verdura se ha concentrado en un tallo
Que dobla las rodillas, un día sí y otro también

Nueve
Casi siete meses han pasado
La planta tenía llagas en las hojas
Tomé las tijeras y las corté
Para dejar sólo sus tramos verdes y lisos
No es la misma, extraño a aquella
 
Diez
Hoy de madrugada me despertó
Un goteo pertinaz que llegaba desde la sala
Por eso es que te escribo y sollozo en cada pausa:
Tu abandonada planta me inundó de llanto

Once
Dicen los amigos y hasta quienes lo fueron:
Necesitas atenderte
Haz tenido tantas pérdidas y necesitas que te escuchen
Y tú, verdor plantado en mi memoria, ¿qué dices?

Doce
¿Y qué se hizo de la flama bífida?
¿Y en qué recodo me guardé tu sombra?
¿Y qué de esa planta que crecía?

Ricardo Landa, 6 de septiembre de 2007. Imágenes: Ballet de Pina Bausch; Ilustración, Juan Puga; Naturalmente humano: Internet.