CLAROSCUROS I- Luz en la oscuridad

Luz en la oscuridad

(Claroscuros I)

adrián mendieta Espinas-EG

Diderot no captó en su enciclopedia
las maneras de lograr luz en la oscuridad.
Ponga usted por ejemplo un disco de Jan Garbarek, 
cierre los ojos
y verá lo mismo ritos lejanos y fiestas, 
o aquél canto de pájaros pimienta en África
y cumbres y ríos y desiertos
a su antojo (igual alumbraban los hongos 
de María Sabina en su ritual).
Si no son hechos quemados por el sol, 
¿Qué decir de las conmociones que nos sacuden
con esos largos o entrecortados del saxofón soprano? 
O la ola violenta que nos ciega 
hasta que abre el camino 
el saxo bajo de John Coltrane.
Esprit de Diderot(4)
Pero por respeto a Diderot argüirá que esto es teología.
¿Y si fuera? No lo es, no importa, ahora
llaman mística o gimnasia emocional 
a sandeces con ejemplos parecidos.
Aunque sólo es música alta o ritual profundo.
O si le gusta otro ejemplo tomé una PC 
y busque en la Wikipedia
las páginas de la guerra contemporánea.
Sabrá así de aviones fantasmas, fugaces y asesinos,
drones criminales fuera del quirófano
o de radares y censores en las noches 
del desierto de Arizona 
o en los de Irak o Afganistán.
Y, lo más soez, 
el espionaje de su vivienda cuando provocan
un apagón masivo en la ciudad 
-hasta en la Ciudad Luz se ha probado, 
solo que ahí las fogatas de los barrios segregados 
a veces frustran la jugada. 
¿Y sabe para qué utilizan la forzada oscuridad
el Pentágono gringo o el Mossad israelí? 
Para vernos hasta las muelas cariadas y las vasectomías 
aplicadas con tardanza o con miedos.
Y es que la luz interior no proviene solo de los pasones
con la droga más barata o la del más sofisticado diseño 
en los laboratorios del imperio. Viene de hace siglos 
y se sostiene a contracorriente:
cuando rociamos con chicha a la Pachamama…
Si ofrendamos maíces de colores ajenos a Monsanto.
O si, en ese abrir y cerrar de ojos que acompañan 
los besos pausados entre amantes, 
se emiten lucecitas y destellos de conciencia.
adrian01
Este debate no es con el materialismo de Diderot, 
sino con quienes creen en las ínfulas 
de ciencia tan profusa
y no aventuran a mirar las luciérnagas 
como lamparillas amables de los pantanos, 
para no hundirse en una de esas.
Le propongo que encienda un cerillo en un cuarto oscuro.
Deje pasar el minuto o lo que arda su flama.
Vea el lento retorno a la oscuridad. 
Ahí atrás de usted hay otra llama,
en la parte trasera e interna de su cerebro 
algo se enciende 
cuando le pregunto: ¿Ve usted el rostro sonriente 
y el brillo en los ojos de su amada que lo espera? 
¿Esos luceros con los que ella lo aguarda en silencio
mientras usted vagaba por el diario de Diderot?
¿Ve la tersura de sus pómulos, 
la de sus hombros tan desnudos 
y la de sus rodillas apenas separadas? 
Bueno ahí está otra prueba de que en lo negro, 
en el punto donde la luz se sobrecoge, 
su más oscuro deseo luce tan hermoso.

Mery Arias. Fotografía analógica, película 35 mm. 2012-2013. 30 x 40 cm...

Ricardo Landa, 15 de octubre de 2007. Primero de la serie Claroscuros. Imágenes: Adrián Mendieta: Espinas;  Grabado: Espíritu de Diderot; Adrián Mendieta: Hojas de luz;  Grobe, Mery Arias fotografíada: Carlos Jurado:  Naturaleza muerta 1990.

Naturaleza-muerta-1990-carlos-juradol

 

Anuncios

No es ésta una promesa

No es ésta una promesa

pina

No es ésta una promesa
es un ejercicio de perspectiva
de un cavado profundo y congruente
bajo la ola del tiempo impuesto sobre los mares
por la mano autoritaria del Poder
 
Te vi comer esta mañana con los niños en la escuela comunitaria
te vi rasgando la Gibson eléctrica y nos hiciste sacudir el polvo
te miré despintar la pobreza y colorear los trazos de armonía
te vi cómo saltabas el muro de allá hasta este lado libre
y recuperaban el país los mexicanos
expulsando a los invasores de Irak
y de cuántos otros lados también
 minele
Y las radios leían poemas en todas las lenguas
y menguaban los casinos hasta perderlo todo en su apuesta
y los voceadores gritaban PODER POPULAR
y LO QUEREMOS TODO PORQUE ES DE TODOS
 
Las hijas tenían novios que las querían y ellas a ellos y a los siguientes
Tan sencillo será el mundo de las personas sencillas
Y amábamos sin detenernos o sólo se pausaba para leer un poema
dedicado a las lunas fugaces que  iluminan el horizonte
más allá de la era del neón que oculta la larga noche
y de los espectaculares de las bebidas de cola
que se habían ido al drenaje
junto con la putrefacción de las hamburguesas
 rage againts the machine
No es ésta una promesa
es la esperanza agazapada en el penar
y en la lucha secreta y humilde
que se aloja en los huecos del planeta
una idea en la que no caben cárceles
ni  sobran asambleas o fiestas
ni permite envenenados ríos azules y mares negros
ni acepta gobernantes pálidos de droga y fofos de voracidad
 
No no es lo que es ahora
tampoco es mi sueño ni un delirio común y veloz
de los que causa la falta de pensión y medicinas
es sólo un proyecto que se dibuja
con las manos y los ojos colectivos
y con los de cada quien
desde abajo y aquí en el arco
de los territorios donde hablan las raíces
y hacen que los bosques y la hierbita del desierto
crezcan al tamaño de la esperanza.
 

Atletas ingleses nus 3_thumb[3]

Ricardo Landa, diciembre de 2007. Imágenes: Ballet de Pina Bausch; Mineros en lucha en España; Rage Againts The Machine; Atleta inglés.