Mirando llover en La Habana

Mirando llover en La Habana

(Sincretismo en septiembre)

que nos cortan las alas -no podremos volar-
construiremos barriletes -qué remedio-
Traductor del médium, Eladio Orta

cuba 058 cuba y europa 047

 
Ayer fue día de Oxun,
Santa Solidaridad del Pobre,
una guadalupana pertinaz para agudizar hasta la ruptura
la voz de los pueblos.
Pero como ella, San Juditas y Malverde
y no sé si la Santa Muerte,
aquí en la isla el interés matrimonia religiones
con el verdoso dólar y sus pestes
y con el light pesado del peso convertible.
joven-en-el-malecon-de-la-habana_galeria_articulo_destacado
Ayer me llovió en el Malecón
todo el sudor revolucionario y lavó las fachadas,
incluida la que traigo pinta de sol y sal de la tierra,
dorada nostalgia como un diente asomado
de mulata que ahorra por si los iunaitesteis…
Hoy pensé con una carga de vergüenza:
buscaré melagenina de la manera menos correcta
en el mercado negro, para que con ese auxilio impropio,
que aquí ofertan al verme caminar por la rambla,
me pinte bien, bonito y barato en este desmanchado corazón.
Esa innoble conducta es ansia de respirar
el poder popular desde abajo, cuadra a cuadra,
como en otras visitas olía la digna isla de la resistencia.
5u1vrn
Sumo esta manía del autoengaño
cuasi contra -para algunos urgidos, legítima-
sin entender que asemeja a quienes consideran realismo
volcar la economía a la razón productivista
la que vence (sin convencer ni congeniar)
a la sociedad creativa, que desordena las oficinas con su batallar de ideas.
A confesión de parte… El cinismo no es autocrítica.
Hoy recordaré  bajo la lluvia
que el porvenir se construye, no se restaura.
Lo cual parece lo mismo aunque no es igual,
porque -hablemos de impresiones amargas- la Habana Vieja
aunque se vista de seda, vieja y hermosa se queda.

habana

Ricardo Landa, 9 de septiembre de 2010, mirando llover sobre La Habana.

Habana_Vieja_de_noche

Imágenes: fotos: 1 y 2, Ricardo Landa: Malecón y faro del Moro en  La Habana; 3, Prensa cubana: joven en el malecón; 4: Un cartel  en edificio de la rambla;  5: internet: Niño bajo la lluvia en la Habana Vieja; 6: prensa  cubana: La Habana Vieja de noche.

Noches en ínsulas de espanto

Noches en ínsulas de espanto

una

Comer solo, comer

Sin tu palabra, y ese mirar

Me hospitaliza

Hecho un harapo.

Ni un guiño de ti me nutre.

El corazón se ha vuelto un hueso

Difícil de roer.

dos

Amar sin piedad,

Desquiciarse abundando

En pasiones sin puerta de salida.

Trepar la escala incansable

Del fragor y soltarse a punto de llegar

Para enredarnos en un nuevo vuelo…

Así nos veíamos

Antes del año bisiesto en que un sanatorio

Nos puso la rienda:

Un hilo que nos despegara

Y el freno hasta llegar,

Ahora sí, al punto muerto.

tres

Decapitados

Los cuerpos de los amantes

Yacen en basureros y calles

Donde quedaron las promesas

Como pastillas esparcidas en bolsas de los supermercados.

El tribunal tiene su versión:

Todo el crimen comenzó

Cuando se preguntaban en los instantes de placer:

¿En qué piensas? Así acallaban el rubor de sus mejillas.

cuatro

Impredecibles

Tormentas

Amenazan

Los sueños.

Despertar es el nuevo desafío.

cinco

Tomarlo con calma

Para no morir de sed

De ti, agua amarga.

seis

Tanto amar y solo, ante tanto horror en esta isla…

Ricardo Landa 21 de febrero de 2008. Imagenes: Edward Munch: Melancolía; Wifredo Lam: Amantes; Ana Landa : Tortugas, San Sebastían.