Claroscuros V Dulces sueños

Claroscuros V

Dulces sueños

“El mango es la más feliz de todas las frutas dulces”

La Biblia

Anoche te soñé iluminada

por la alegría de comerte

un mango con las manos pegajosas,

untándose en tu rostro

ese sol jugoso que escurría liberado

y te endulzaba los gestos.

 

Yo me acercaba a tu felicidad

y de pronto era tu perro y te lambía

cada poro, cada vello, cada ojo, cada ceja

y el mango no se acababa

-como la zanahoria del cuento de mi abuela-,

pero este era un contento

no una burla, ni un castigo:

solo un perfume perfumado.

Come orgullosa tu mango interminable,

deja que caigan otros y rueden por el suelo

como tambores de latidos amarillos y verdes.

Deja que se pudran, púrpuras y negros,

y que te crezca su aroma, que te enrede su piel

y broten sendos mangos en tu pecho.

 

Si luego de esta guerra florida me asombro,

si pasado el festín en tus jardines

parezco perdido en un paraíso de Sri Lanka,

o la Amazonía,

despiértame con unas gotas de mango apenas fermentado

para que estallen mil fogatas en mis labios

y reviente en mi lengua

el hueso limpio del placer.

Ricardo Antonio Landa. Octubre 9 del 2007.

Imágenes:Paul Gauguin: La mujer del mango y La mujer de los mangos; Elena Casas: mangos al aire libre; Sebastían Díaz: mango y brocha.

Amo de ti las fronteras

Amo de ti las fronteras

flor-garduo-corazon-anticuario_2

Amo de ti las fronteras,

Los linderos con señales de riesgo.

Tus clausuras al deleite ajeno

De quien cruza el umbral para manchar la duela.

 

Amar tus orillas es amar

Un lago imperturbable

Que percibe en silencio

El sitio y el asedio de mis juegos de lujuria.

flor-garduno-flirteo_usa_1993

Orillas que se transforman

Al pintarles su perímetro

Con la tiza sangrante de mis labios.

Que florecen con un grafiti entre cada poro.

Que se abren, desprendiendo

Vapor de sus cálices dilatados,

O el jugo de tus ansias cuando me detengo,

Y pauso largo mi retorno al tiento.

 

Amo el conocer las cicatrices de los ultrajes,

Las huellas que te dejaron incursiones antiguas,

Las horadaciones y grietas

De cuando te diste dentro y fuera de tus límites.

flor-7626_1_l

Las amo pues a través de ellas

Creo entender quién eres,

Saber o imaginar lo que ocultas

Y aprender a respetar lo que guareces.

 

Pero amo también el denuedo con que las palpo,

Las lavo, las descascaro, las podo,

Las erosiono con mi soplo,

Y con la nariz las bordeo.

No amo el que quedase piel entre mis uñas

Cuando temo que me sueltes al vuelo.

Ni amo la herida que derrama mi cabeza

Cuando necia golpea el zaguán de tu reposo.

flor-garduno-images

Porque cuando no me quieras tener, quisiera

Que me invadieras, que me inundaras con tu marea

Que me arrastraras vuelto espuma,

Hecho ramajes, un tronco sin raíz a la deriva

En tus efluvios, en tus marismas.

flor-garduno-8eca090149ee

Nada de forzar tus confines.

Si no te das tú como quieres,

Hazme afluente de amores disueltos,

No una lamprea que cuando besa, aprehende,

Mejor un recodo suave, leve,

En el que se retarde un instante

La insondable vertiente de tus aguas.

flor-garduno-carla_con_su_caballo_usa_1993

Ricardo Landa: 10 de abril de 2009.

Imágenes de Flor Garduño con fotografías de diversas colecciones.

publico-ante-foto-fo-garduno_1348775278_sumario_normal

Cuándo imaginé

Cuándo imaginé

…bondadosamente me dieron el grado inferior de cronista

Zbigniew Herbert en Informe sobre la ciudad sitiada

003n1pol-1

¿Cuándo imaginé

que escribiría la historia que otros hacen?

 

¿Servirá acaso quitar el nosotros

antes de decir ganamos,

resistimos?

 

La historia es una sopa que hierve  al anochecer

y repone la fuerza del paso,

la marcha

que permite encontrar en su jugoJosé Revueltas

el sabor de cada maniobra,

los aromas del combate,

del coraje, la alegría de sobrevivir

para y con los nosotros…

 

Y yo que la sazono en letras y versos,

no puedo negar

que me sabe a nostalgia,

sorbo de gracias libadas,

sencillas enjundias prestadas al escribidor.

 Layout 1

 

Ahora sé que me toca la guardia

de las 3 30 y debo mantenerme alerta,

porque cómo regocija cuidar el campamento.

 

Ricardo Landa, 8 de marzo de 2014

Imágenes: Foto campamento de indignados; foto  de José Revueltas,  Nidal El.Kairí: diseño de portada: Poemario; Ana Landa, pintura oleo y cartón: Luna de Noche.

Ana Landa Luna de noche