Su rostro es su nombre

Su rostro es su nombre

Cuál épica del sicariato

la de ocultar el rostro

del  pajarito

que canta como sus madres padres huérfanos y abuelas

En una vasija de barro

 

En desollarlos

en desaparecerles no hay victoria

Pírricos e impotentes

(esos estos aquellos)

mercaderes de carroña

 

Los  jóvenes no se pudren

Laten

como el pecho del jilguero

Laten

Migran todas las fronteras

No los encuentra quien no los ve

Germinan en la milpa

como yerbitas combaten la huella depredadora de los desolladores

los veo en mi cuaderno cada vez que leo

Su rostro

Límpido en nuestro espejo habla

 

La cara del niño

no se perdió en la Semefo

Carea la cara

del poder sicario gangrenado

pestilente

No pueden desollar al pueblo/ vean su cara

cambia su piel de bella salamandra/  Florea/

Al que leer enseña no lo borran

murmurándole

El báculo en que se soporta el culo gordo

fofo del poder

 

El culo del poder pendejo

luce despellejado por sus mentiras y cree que luce

 

Luce la fiera descarnada su Terror

Por sus uñas se agusana

La sangre de nuestros maestritos lo envenena

Esta  y la otra comunidad aprenden a leer en los postes y paredes

los  nombres de Julio/ Julio César/ Aldo y los de los 43 desaparecidos

Escriben las vocales sus alfabetizados cantando la consigna:

El pueblo organizado es la piel de los desollados, es el rostro de los desaparecidos.

 

¡Víiiiivos los quereeeemos!

Ricardo Antonio Landa, 10 de octubre de 2014. A 14 días de la desaparición forzada de 43 normalistas y la ejecución de 3 mas estudiantes de la Normal Rural “Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero.

Imágenes: 1. normalistas de Ayotzinapa:foto ; 2. Somos memoria: gráfica; 3. Hijo te buscaré: manta; 4. Madres de normalistas en Museo exposición de Ai Wei Wei; 5. Normalistas contra cuartel de iguala: foto; 6. Ayotzinapa: María Pallares: pintura.

Préstamos

Préstamos

A veces,
hoy por ejemplo,
no escribo yo, pero sí de mí
en la copia de versos favoritos
por claros y sentidos
como el ritmo de tus pechos.
 
En ti mi sombra a tientas busco
de mí dice  mi sombra autorizada:
Si estuvieras aquí de nuevo
a la mitad fugaz del canto.
Si solamente te alcanzara.

Pero no te apures...
Porque todo es prestado; se nos prestan
la casa, el despertar, la compañía, 
el sentimiento temerosos, el simple 
cambio de la amistad, y el júbilo 
de ganarse otra vez, y nuevamente
el alegre perder al encontrarse.

Lee en esas líneas
mi rostro en fuego consumado,
léeme el cuerpo y el corazón sin fondo,
lee mi caracol desposeído de casa y desnudo,
y lee en la poesía el único hilo
con el que de ti me prendo,
si no te has ido y te encuentro
aunque te pierdo en el giro lento
de cada surco, de cada hueco
de mi habitación en laberinto;
luego, si puedes leerme en cada paso,
hazlo, para que dé el siguiente.

Ricardo Landa, 10 de marzo de 2008. Con versos prestados y subrayados de Rubén Bonifaz Nuño de sus poemas: Albur de amor y Fuego de pobres. Imágenes: Cartones de Manuel Ahumada.