Homocromía y Monocromía del Yo

Homocromía y Monocromía del Yo

A José Lezama Lima

1

El yo es permeable para el espacio negro,

no lo es para el espacio claro.

JLL (Diarios)

 

La algarabía de las calles,

la claridad del coro,

de la exclamación de luces en la plaza,

se diluyen cuando

vuelo en el verso

-el vaso oscuro donde me hallo.

Luego, frágil la voz,

mido las sílabas

con las venas hinchadas

de la negra sangre del cuervo.

2

Algunos insectos rutilantes

tienen olores nauseabundos.

JLL (Diarios)

 

Así la vi:

esplendente luciérnaga,

despejándose de velos

con su mano lenta

y acariciada por mis ojos.

Con una silva vino bailando,

húmeda, directa.

Mas cuando abierta en canal

convocó a mi lengua,

un tufo a pantano

hizo devolverme

hacia el oscuro suelo

donde el humus esparcido

me aromó con los restos

de una tiniebla antigua,

luz ahogada en el enigma.

Derrota del aire al deseo.

 

Ricardo Landa, septiembre 2010- junio de 2017. Epígrafes tomados de anotaciones de José Lezama Lima en Diarios (1939-1949/ 1956-1958).

Imágenes: 4 bocetos de Akira Kurozawa para sus filmes y un fotograma de su filme: Los siete samurais.

 

Anuncios

Guiños

 

Guiños

1148830-20-anos-de-pulp-fiction-guinos-y-referencias-a-la-iconica-pelicula-de-quentin-tarantino

1

Guiña

como si confirmara que concuerda

con lo que dije,

luego levanta la mano

y cuando habla,

me replica.

2

Me ha visto guiñarle, Alexej-Georgewitsch-Von-Jawlensky-Head-of-An-Italian-Woman-witih-Black-Hair-from...-from-the-Front-S

aunque su labio inferior

señala en sentido contrario

a nosotros.

3

Ahora su ojo izquierdo

me dice:

ya se quién eres

he estado al acecho.

4

Le sacamos debajo

del auto volcado;

guiñó al verme a su lado:

“aquí vamos:

jodidos pero contentos”.

guiños0 (2)

Encamada en su pausa,

creí mirarle un guiño,

-espera, ahora vuelvo.

Creer fue traicionarme:

pasó serena del coma

al punto final, sin verme.

6

Por medio de siete telescopios formidables,

los astrónomos confían

que sus cálculos son exactos:

el universo decae poco a poco.

Mas no es pérdida de energía,

ni siesta del cosmos 1_iventionhubo_moonscpae_blid

en un verano galáctico caluroso;

tampoco es la desaparición de estrellas por millones.

Se trata sólo del guiño, la broma

del universo que parpadea

ante el flashazo

del agitado humano que le observa.

7

¡Qué mejor guiño

a nuestra vida en el pantano,

que el titilar

-desde el extremo de su abdomen-

cuando se aparean las luciérnagas!

apareamiento de luciernagas

Ricardo Landa, 12 de agosto de 2014.

Imágenes: gráfica. 20 años de Pulp fiction; Alexei Jawlensky: cabeza de italiana con pelo negro de frente; foto en internet: guiño; fotograma: cohete en ojo de la luna, invención del filme de Lumiere; foto: apareamiento de luciérnagas; Picasso: detalle del ojo de la mujer azul.

picasso detalle del ojo de la mujer azul

hamaca el amor el viento

hamaca el amor el viento

MUJER EN HAMACA

hamaca el amor el viento
sopla su llamita azul de yema colorada
 
pende el placer de un millón de hilos
 
red que abraza en vaivén
los hechizos que asoman
vuelven y empujan a otros encantos
a sus extremos más redondos
 
pinta en las pieles latidos
 
filtra flores de sangre  luciérnagas  chispazos
cenizas de pétalos y suspiros
 
y en su vibrar 
                          imita el temblor del arpa
su temple
armonías del aire
 anguiano-la-hamaca-
en una de tantas les crece un fruto 
les patalea o duerme en su arrullo
y grita cuando el viento 
mal pariente
huye a zarandear 
              buques 
             y palmeras
a tirar borrachos  a empolvar manteles
o a guardarse en otra cuna  a soñar 
lo hermoso que es hacer el amor 
en una hamaca
 
hamaca el amor del viento.

 tina modotti hamaca

Ricardo Landa, 17 de octubre de 2008.

Imágenes: Dibujo: Mujer en hamaca; Raúl Anguiano: La hamaca; Tina Modotti, Foto: Hamaca; Mariano Rodríguez: mujer en hamaca.

hamaca-mariano rodríguez

Yo mismo /Ven luciérnaga

Yo mismo

Yo mismo con su nombre en mis labios

Juan Gelman

Traes en los labios
mi nombre
y lo guardas
callando.
Desde los labios
me nombras
y si ardo
soplas.
Mi nombre
lo mojan tus labios
y, a veces,
cuando sientes que te olvido,
con una lágrima
lo humedeces.
Tengo nombre,
de ello estoy seguro
si en sueños
tus labios lo pronuncian.

Ven luciérnaga

alumbra este pozo
donde la duda
es el más oscuro pantano.
Y si te es posible,
para no confundirte

con otra sombra,
habla,
luciérnaga.

Ricardo Landa, 18 de junio de 2012. Imagen: Antonie Tapies y Yakoi Kusama