Se queja el viento entero

Se queja el viento entero

Se queja el viento y el fuego de los hogares.

Es una ola estridente de frío

por los cadáveres que ambulan,

mal refrigerados, pestilentes,

en los tráileres de la muerte.

En ruta contraria, las gargantas arden

reclaman ante a las fosas comunes,

o frente a las oficinas oficiosas

de la falsedad y la injusticia.

Alzan numerosos torbellinos

quienes queman las mechas

y lanzan las molotov hirviendo

sobre las puertas de cuarteles,

encima de los muros que resguardan

los hornos donde incineran a desaparecidos.

Dejan de creer en la autoridad

para empezar a creer en sus cercanos.

Son  brigadas organizadas que buscan y vengan

a mujeres y jóvenes que soñaban con vivir al temple

de sus dignos cuerpos, pensantes y combatientes.

 

Es la queja entera del viento que nadie calla.

Ricardo Antonio Landa,octubre -noviembre de 2019.

Imágenes: 1. Estudio de tela para “El diluvio”, Anne Louise Girodet; 2. Momia Peruana; Foto movilización del pueblo mapuche, Chile; foto: defensa indígena popular en Ecuador;  Foto: defensa de la Wiphala contra el golpe fascista en Bolivia.

Alegrías

Alegrías

 feria sta catarina1

1

Rocío de chinampinas:

frunces la nariz,

achinas los ojos

y extiendes la boca

con tus labios de sandía

sin temor a delatar

lo dispareja que es la vida.

 feria sta catarina6

2

Barritas de amartanto :

Se ponen el granito de alegría

en la punta de la lengua,

lo ruedan en alfombras de saliva.

En su vaivén, la perla del dulzor

en su toma y ten y toma,

se derrite, derrama.

 

3

Se les ceban los versos,

pues los escriben para no quedar

enfrente del torito,

para que truene lejos su tope ágil,

para creer que levantan faldas

o incendian pantalones,

para burlar, por fin, el miedo a darse.

Se  mofan o le gritan al cohetero,

pero sus versos, se les ceban.

 feria sta catarina7

4

Ella dijo: ya hueles a pólvora.

El contestó: no dejes que estalle.

Ella le tomó y le mojó la mecha.

En vano creyeron negado el riesgo.

Mira: son una sombra que se incendia.

 

5

Cohetes con coronitas dejan caer

su aguacero de carcajadas.

Sus varas opacas hieren las sombras,

mas esos humildes rayos de otate

provienen del árbol prohibido.

¡Corre, ven a jugar con fuego!

 feria sta catarina2

Ricardo Landa  para Miniaturas de Fiesta de Analines,

Ciudad de México, 29 de junio de 2008.

Fotos: Ana Landa: parte serie fotográfica feria popular de Sta. Catarina, DF.

feria sta catarina 4