Deshojes

Deshojes

Respira todo el otoño en una sola flor.

Oskar  W. Milosz: La musa

Flor Garduño_hoja elegante

1

Desconocía este latir del mar:

Ella viste de rojo, enseña las pantorrillas y los pies desnudos.

2

Camina adelante, yo recojo sus pensares.

Míralos respirar en el jarrón del escritorio.

3

Estoy solo y cada mañana miento

al saludarme en el espejo.

4

Es una musa ajena; aunque tampoco es de ella,

y va al alza en la subasta.

5

Sus guiños confunden,

abisman.

6 mujer otoño

Tropieza con un suspiro.

7

Escala mi puerta el sonido de sus pasos

y el ritmo de mi espanto.

8

Lágrima, océano de mil ríos

desbocados.

9

La revolución y tú

son causa y camino: fluimos.

10

En la montaña lluviosa, el invierno

y el verano se alcanzan en los cuerpos.

11

Flechados por el violín de Ji-Hae Park,

los usuarios del metro olvidamos

que la ansiedad de primavera viaja en un vagón

colmado hasta las lámparas.

Jie hae park en la estación primaverera de chabacano

12

Ni en sueños, el sol escuece tu sombra.

13

El frescor de tu lengua abrasa.

14

La noche, la noche, siempre la noche

es el frasco donde topan

la mosca, el pez y el hombre deshojado.

a_eternidade_e1_dia

Ricardo Landa, 22 de marzo de 2014. Imágenes: Flor Garduño: Hoja elegante; red: Mujer otoño;  Foto La Jornada: Ji -Hae Park en el metro Chabacano;   Angelopuolos: fotograma La eternidad y un día.

Anuncios

Al desacompasado ritmo del DF

Al desacompasado ritmo del DF

ambos analines
 
1
Valle rodeadoanalines favorita
de una cordillera de nubes,
en el centro el sol
y tú oculta en el obligo
de la luna.
 
2
La velocidad de un Metro
es la inversa
de su masa
a la séptima impotencia.
 
3
La velocidad del deseo
la sujeta,
como contra tendencia,
el vernos en este vagón
tan cerca y tan lejos
en la hora pico.velocidad en el metro
 
4
Andamos a destiempo.
Corro a alcanzar el último Metro
a tu casa; lo abordo,
pero se detiene, se repleta, se desborda
en cada estación del sueño.
 
En lo profundo del túnel no puedo avisarte.
 
Nos quedamos dormidos los usuarios.
Cuando un policía nos despierta
estamos en la terminal de la línea, entre llamas judas  analines
cuatro estaciones más allá de tu casa.
Vuelvo a correr ahora en busca de un taxi.
Hurgo mis bolsillos buscando monedas
y descubro que enviaste un mensaje
a la pantalla azul de mis tristezas:
 
Te esperé hasta que solas se apagaron las velas.
Donde estés y con quien te encuentres,
pásala mejor. Y no inventes más pretextos:
¡Hipócrita!

 el baño de la pasion analines

Ricardo Landa, 12 de agosto de 2013.

Fotos: Flickr analines =Ana Landa.