OMERTÁ

Omertá*

Yo me rebelo contra los tres mandamientos del neocapitalismo,
que son: votar, callar y ver la televisión.
Pedro Casaldáliga

omerta-photo

Conspira en el umbrío
la mirada oblicua,
la mejilla que se tuerce,
el dedo que tapia la boca,
el aura de lo intocable,
el bostezo del escritorio.

Conspiran de esos modos
unos y otros poderosos
que, recusantes y asimétricos,
nos recluyen en la mudez
y nos obligan al sigilo. omerta

Conspira en el umbral en tanto
el aviso de unos labios entreabiertos,
una nubosidad que se distiende,
un alerta desde la palma limpia
que sin suavizarse por entero
sólo da la señal discreta del ya se puede.

Conspira así el silencio subversivo,
la anunciación del parto de la rebeldía,
la construcción de la montaña
en el debajo y en silencio.

Conspira ya en el amanecer
la línea de luz tibia
que deshiela agua, verdores y capullos;
el dar el paso fuera de uno mismo
y exponerse ataviado de otras caras,
andar sin coraza aunque avispado.

Conspira el camaleón cambiándose de blusa.

vincent-van-gogh-tres-pares-de-zapatos-1886-1887-621x309

Conspira en los senos de los pueblos
la montaña, la creciente del arroyo,
el ave de las variaciones de Bach y de Vivaldi,
el destacamento de avanzada
de unos ojos que ven y nombran
al amor que resguardaban en las sombras.

Sin conspiraciones afectadas,
lejos ya de sellos y candados,
la omer’ta rebasará a la mafia
del Poder en el silencio
y saldrá a la plaza a conspirar
desde mil cabezas con el ánimo,
la sonrisa y la esperanza,
tan comunes en los barrios y en los pueblos.

americareblde

Cómo mejorar esos abrigos,
esos techos cálidos,
esas balsas que navegan
hasta hundir en lo vano de la historia
al régimen que ordena
votar, callar y ver la tele. per-anderson-litografia-cam-suenos3

Y dados en gastos,
los sencillos insurrectos,
como hubieron de hacerlo
en Teherán, en Atenas o en Lisboa
-convocados desde sus móviles
o desde sus gritos de hambre
y cólera en Puerto Príncipe-
cantan lo que cargaban
escondido en un pañuelo:

no se calla al amar
no se calla a la mar
no se calla la mar
no se calla amar
no se encalla al mar
no se cae al amar
los días son la noche
y las noches dan el día
ni se estancan ni se enmudecen:
la mar y el amar aguardan
el derrame de sus noches
con una sorpresa eficaz…
un buen día de estos.

analines-grafiti-en-san-cristobal_o

Ricardo Landa, 7 de diciembre de 2010.

Foto: La Pedrera, Gaudí, Ana Landa.

*Omertá = Omer’ta, del italiano: código del silencio, practicado por la mafia; conspiración de silencio. En psicología se aplica: callar desagrados y agravios por conservar mandamientos, códigos y normas de familia, pareja o grupo social enlazado como red de apoyos, de abusos y de afectos. En términos sociológicos
correspondería a una de las formas de la violencia simbólica: justificar agresiones y daños a nosotros por norma o mandamiento convenido o asumido como propio.

Imágenes: Omertá, foto; Omerta, logo; Vincent Van Gogh: tres pares de zapatos,1886-1887; América rebelde grabado, foto; Per Anderson, Litografía  de sueños; Analines: Grafiti en San Cristóbal Las casas , Chiapas; Portada de la Película Omerta de Pavel Giroud.

260px-pelicula_omerta_portada

Ninguna mujer como Anita

Ninguna mujer como Anita

 closedEyesEnjoyingFountianWater09-anita-ekberg-c

Ninguna mujer como Anita/ como Anita Ekberg/

Mundo rebosante de dulzura/Catedral/

Manjar de hordas desatadas por miles

sobre el pasto dorado de su cabellera/

Sonrisa luminosa como el fin

de la oscura caverna de Platón/

Vocecilla apagada tras un baño nocturno

en la fontana de Trevi con estatuas

derramándose encima de sus pechos/

Diosa de la abundancia/

de la producción en masa

y socialización de una montaña de peces y panes/

el maná en plata, blanco y negro/

 la dulce vidamarcelo anita

Ninguna como ella/la amante de Pantagruel/

Hipnosis del cíclope/Nieta depilada de King Kong/

Aluvión de estupor en El Amazonas/

Crisis de sobreproducción fordista/

Último mito del Estado de bienestar/

 

Otro cadáver exquisito del capitalismo salvaje.

anitaekberg2.jpg_916179109

Ricardo Antonio Landa (versión de un poema de 1989). Imágenes: fotogramas de la película La dolce vita de Federico Fellini con Anita Ekberg y Marcelo Mastroiani.

 anita ekberg fontana di trevi

Manda la palabra*

Manda la palabra*

Para el pincel de Ana Landa imperio de los signos 100-4-i

¿Ser A?**

Pasan las olas, pasan ofreciendo conchas de caracol a los cangrejos.

barthes el imperio de los signos 9782757806456

 

¿No ser A?

Qué distante está el mar esta noche y tú despierta.

Ni A ni no A

La alta luna tiembla en la humedad de su vientre.

Lo que A desconoce no calla

Los ojos que brillan: aves fugándose de la cabellera del bosque, y el bosque grita.

¿Quién pudiera ser si no es A?

Las palabras escritas en japonés llueven sobre las montañas de la estampa.

A somos todos

El ritmo de las sombras de las hormigas, llevando granos de azúcar.

cinepd-Sobre-The-Pillow-Book-e11546525

A sin A

Cubre la nube a la luna y las aguas en el lago murmuran.

A la vez A y no A

Al principio del poema, un rostro sereno nos lee, cuando nos ha leído, sonríe.

 

 

Ricardo Landa, 8 de septiembre de 2015

Kanji 42-17376041

*Título traducido de una obra del saxofonista  nórdico Jan  Garbareck que toca acompañado  del brasileño Nana Vasconcelos con sus instrumentos de cuerda y percusión ancestrales.

** Juego con la evocación en los subtítulos del texto de Roland Barthes: “La exención del sentido”, dentro de su libro ilustrado sobre el Japón: El Imperio de los signos, al referirse a las proposiciones del Zen y al “paradigma  perfecto” de la lingüística estructural. Editorial Mondadori.

Imágenes: acuarela,  imperio de los signos; portada libro: Barthes, El imperio de los signos; estampa sobre The pillow book; Kanji: pajaritas y signos en papel; Y Hokusai: gansos en el Fuji.

hokusai-fuji-cranes

Descansa tu corazón maratonista

Descansa tu corazón maratonista

A las Anas

sanas

alazanas

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Descansa tu corazón maratonista

que tome una pausa

que afloje el músculo

y sueñe

que en la montaña filipides maratonista

le espera una nube roja

refrescante

de sudores

alivio de esa arritmia

ese sofoco

y esa ansiedad

que en cada meta

como otras competidoras batalla-de-maraton

le pisan los talones

le acometen.

 

Descansa corazón descansa.

 marathon-1-by-makoto-nakamurua1

Ricardo Landa, 9 de junio de 2014.

Imágenes: Ernest Descals: Atenas casco  maratón; Vasija Filipides, maratonistas; Estampa: Batalla de Maratón; Makoto Nakamurua: marathon; foto: maratón de Nueva York.

NYC Marathon

Soy apenas… una mujer

Soy apenas… una mujer

 caetano y maría bethania

 

Soy apenas… una mujer

hacen decir a la más adelgazada cuerda

de la voz gruesa, gigante,

plena de cicatrices

de María Bethania.

 

Aunque me maleducaron a pensar en hombre

saco mi lengua enrojecida

para colgarme con ella

y gritar a quienes se sepan despreciadas

que las amo desde mi ombligo

a la mano con que me apoyo

en alguno de sus hombros,

o de la mano con que me prendo de otra mano tibia

que cierra los ojos al mito,

porque en nada son apenas una mujer.

 pierrot-el-loco-anna-karina-marianne-renoir

Quizás sean a – penas,

apenadas huellas de la Historia cínica.

Ya asaltan el escenario inopinadamente,

sólidas en su tamaño de montañas,

derrumban nubes a golpes de deseo

y su derrame nos limpia los ojos,

enseña a andar nuestra mirada

y dicen si consienten

que las toquemos con precisión en donde les gusta,

o no lo admiten, si no es su antojo.

 

Su pasión esplende

en la calidez de sus ojeadas

de mujeres del medio día.

Son y serán apenas

como sólo ellas lo hagan posible.

 02nov2013---cantora-maria-bethania-faz-o-encerramento-da-turne-carta-de-amor-em-sao-paulo-

Por eso, María Bethania,

solicito subas la escala

y ofrezcas tu Dice no

o ese Mírame en los ojos,

si quieres ver cómo aprendemos a oírte

saber cuántos hombres te amaron, más y mejor

que este yo o este nosotros.

 

Y que venga a besarte Gal Costa

y que Ornella Vanoni ponga

en su garganta su Stupidi, rasposo y subversivo

como para equilibrar la vida

en esta cuerda floja

que intentamos cruzar juntos los sexuados,

aunque casi siempre,

despiadada-mente,

el uno sobre la otra.

00b_MariaBethania

 

Ricardo Landa, versión 7 de agosto de 2014.

Imágenes: Portada de disco de Caetano Velosso y María Bethania;  Fotograma de Pierrot el loco de Jean Luc Godard, actriz Anna Karina; Maria Bethania en concierto Carta de amor en Sao Paolo 2013; y diseño de portada de disco de María Bethania.

Nubes soft

Nubes soft

 Caracol de la melancolía…

Octavio Paz a José Lezama Lima

Alexei Jawlensky - Yellow Sound (1908)

El caracol de la nostalgia
El venado esperanzado
El corazón del antílope en las puntas
desgajan
cada uno a su maneraantílope alebrije 3363919646_35417eb3f3_m
las nubes amarillas que ocultaban
a la luna
 
Al avistarla
se desmayan
 
Trasladan a las montañas
la casa
la corona
los rayos que olvidó el demonio
 
Y allá encaramados
miran la casa de la amadaOLYMPUS DIGITAL CAMERA
sobre las nubes amarillas
de Alexei Jawlensky
 
Alcanzan en sus delirios
a respirar los aromas
suaves y engañadores
de quien no quiere acompañarlos
 
Nubes soft
amarillas de polen
atavíen con un sol expresionista
a la novia que nos abandona
en lo más alto de la sangre
y hagan que se alce entera
 
Digan a la  luna olvidadiza
que lea la espiral caracol ALEBRIJE_960creciente
de unos versos trazados
con apenas un hilo de voz ancestral
que venga al bosque en los ojos imantados
del delirio
como pieza inocente ante su flecha
que admire los audaces escalamientos
y erecciones en los cuernos y la barbilla
del ermitaño
 
Que suba se atreva y elija
con quién ejecutar primero segundo y tercerojawlensky-chica-de-cara-verde-pintores-y-pinturas-juan-carlos-boveri
o todos a una
las cabriolas amatorias del circoiris
 
Sus amantes seguimos trepados
 
en la leal
montaña de la melancolía.

 

jawleensky Bildstreifen_02 Ricardo Landa, 30 de mayo de 2013.  Pintura de Alexei Jawlensky; Nubes amarillas sobre una casa campesina; Muchacha de cara verde y Bildstreifen. Objetos: Antílope alebrije de Oaxaca; Venado alebrije; y Caracol alebrije de Oaxaca.