Caligrafía letal

Caligrafía letal

Abre una vieja agenda

con motivos de culturas ancestrales:

glifos, fragmentos de códices

encabezan una serie de textos

para ayudar a la memoria a atenuar

el fracaso en sus intentos.

 

Se detiene ante los nombres en racimo,

algunos ilegibles o maltrechos,

escritos quizá con indiferencia,

o tal vez, por serle harto conocidos.

Encuentra sorprendido las señas de amigos,

compañeras, maestros y amores.

Lee sus nombres y apellidos completos

-algo que ya no hace al llenar nuevas agendas-

y le conmueve el haber olvidado esos detalles.

 

Inquieto, le asalta la pregunta

de si será tan largo como el nombre leído,

el camino que ha andado esa persona,

o si se le interrumpió la vida como hace

la letra que falta como un balazo en la palabra.

Tal vez se unió ese otro a una secta con códigos extraños

como aparece en ese nombre sobrepuesto.

¿Y si carece de algo básico en la vida

al que le faltó un acento en su apellido?

 

Absurdos pensamientos, se dice,

y pronuncia en voz alta

los nombres completos para calmarse.

 

Quisiera le contestaran

que aún están presentes en el mundo

para deshacerse del miedo que le turba,

que lo escuece de culpa

si acaso hubiese vaticinado

fatalidades con su mala letra,

o  si condenó a alguien a castigos

que la memoria guardaba en el olvido.

 

¡Ah! ¿y si en la agenda se hallara su nombre?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ricardo Landa, 10 de marzo de 2017

Imágenes: 1 al 4: caligrafías japonesa;  de pintura de Jackson Pollock; escritura farsi; manual de caligrafía; 5: dedicatoria de Virgilio Piñera a Julio Cortázar y Aurora Bermúdez;  6 imagen de una caligrafía japonesa; 7: Croquis y viñetas atribuidas a Arthur Rimbaud.

El amor y la lógica

EL AMOR Y LA LÓGICA

venus y marte boticelli

No son compatibles, son adversos.
 
Sobre el uno va la otra
con sus tabúes trenzados.
 
Por qué‚ la mujer griega común
no se nos da en esculturas,
si no era diosa o hetaira o virgen.
Y por qué el ano era el conducto de la amistad
de los hombres, si no era por ser menos misterioso
que la vagina y no inquietaba al logos.
 ometeotl vibora2
Así, rapaban los montes de venus
para no avergonzarse,
sellaban las aberturas femeninas
para poderlas trazar con decencia
en las paredes de los templos.
 
El mundo se les abismaba
a un sexo femenino poblado de tinieblas.
 4-ometeotl
El amor náhuatl, en cambio
era “divina pareja”, Ometeotl,
el dios y su esposa o al revés, también.
 
Fuera de la lógica antigua, reproducida
en las convenciones judeo cristianas,
el amor no tiene partes vergonzosas
y el placer sexual nos hace felices,
venga como se prefiera el disfrute.
 
La violencia sobre el amor
es lógica del poder atroz, pequeño.
 
Cuando los amantes unen su abdomen
la vieja lógica respinga y cojea.
Cuando se chupan los cuerpos,
los jugos les limpian las venas de angustia.

Piero Cosimo - Venus y Marte (1490) Berlín

Ricardo Landa, 1992. Imágenes: Boticelli, Venus y Marte; Escultura azteca: Ometeotl víbora y Ometeotl dioses pareja: Piero Cosimo, Venus y Marte; Apotheosis del amor y la  androginia.

apotheosis