La música de las nieves eternas

La música de las nieves eternas

salgado_sumario_normal

Antecedente del hombre
La música de los glaciares
El agua y el viento ensamblados
Crearon montañas de hielo
 
El mundo dando un paso adelante
En la escalada del tiempo
 
El tiempo del tintinear
Horadando silencios
Llamando al fuegoivorypressrongronginri2 fundidor del témpano
 
Y luego el hombre y la mujer
Abrazándose en el frio
Concertando una música de roces
Rasgueos en la guitarra de sus vientres
 
La historia no fue así
Este es un contrapunto
Al silencio
Y al tiempo mal curvado
 
Los glaciares se deshielan aún
-Derrumbándose peligrosamente
Es cierto también-
 
Suena cálida música
No se quema como el planetaglaciar rompiendo
Que casi deshacemos
 
Al principio el deshielo
Abrió a la yerba su compás
Como una nota en Sol
En la pauta de la tierra
 
Valió la pena la espera
Que agita aún las cuerdas
De tanto instrumento
Como la lengua cuando pide amor
Canta ensueños y leve
Danza en el caracol de las orejas
 relatos ni
Valió la pena descubrir
El tropel de manos sobre la piel
Batucadas de maderas
Y de metales antes yertos
 
Ya lo habían hecho los árboles
El viento sobre las cuevas
Los pájaros en las ramas
Y el río siempre el río de la música
 
Ahora somos un río de ruido
Que nos ahoga los oídos
Y carcome los cerebros
Aunque al fondo de su cauce aún gotea
El primer derretimiento
Y  el trémulo verde
De savias verdaderas
 tumblr_m7leocP2nR1rwxhnfo1_500
Buenos tonos significa buenos días
Buenas noches son notas deliciosas
 
Buen tiempo el del aliento
Que gime el saxo en el sexo más próximo
 
Acompasados  arpegios armónicos
Y melodiosos descongelamientos
De las nieves perpetuas del silencio.
 

salgado 250784-970x600-1

Ricardo Landa, 3 de abril de 2013. Fotos 1. Sebastiao Salgado: Glaciar;2. Ivory press; 3. Glaciar rompiendo; 4. Relatos Ni; 5.  Sebastiao Salgado: Amazonas.

Anuncios

Siete maneras de escuchar al mirlo

Siete maneras de escuchar al mirlo

XIII

Fue de noche toda la tarde

Estaba nevando

E iba a nevar

El mirlo se posó

En la rama del cedro.

Wallace Stevens, de:

Trece formas de mirar a un mirlo

 

1

Nevó y sigue ahí
Congelado en el cedro,
Cubierto de nieve
Y en noche interminable,
Ahí sigue
El trino del mirlo.

2

Cuando alguna mirada
Lo hiere,
Le descubre el pico
Y desnuda su amarillo
Intenso,
Entonces, el mirlo
Adopta la voz humana.

3

El río trae
Entre sus rumores
Las voces
Y los trinos
Que el mirlo derramó
Al vuelo.

4

En el árbol enorme
Y blanco que tiende
Sus delgados brazos,
Un mirlo imita
Los latidos
De un hombre solo.

5

El mirlo:
Prosopopeya
Que anima al inerte
Y entristece
Al alegre.

6

Un eco del viejo mirlo:
El pálpito inesperado
En el pecho
Enrojecido
De la mirla.

7

Mira el lago helado
Y canta
Un mirlo tiritando.

 

RL = Ricardo Landa, 10 de enero de 2012. Fotos: M. G.