Sin pelos en la cabeza

Sin pelos en la cabeza

photography-by-sylvie-blum-v-nixie-by-sylviec2a0blumTucán, zenzontle y los colibriés que

construyen sus nidos en el corazón de los lirios negros

¡Ven!

Blaise Cendrars: Prosa del transiberiano y de la pequeña Jeanne de Francia.

 

Con el cabello al rape
sin pelos en la cabeza
ocultarás canas
pero nunca las ansias que nos tenemos
oiré tu voz como la de la Sinead
pasaré mi mano creyéndote
la resurrección de Nina Simone
y tendrás con eso tres rodillas
o tres nalgas o tres senos
como imaginó a las primeras mujeres
Günther Grass aquellas de tres tetas que dominaban
a los hombres
por su lado lácteo.
Diosa ocasion1
En fin calva y cantante como
la esquizofrénica de Ionesco.

Calva como yo 
y el poetita sin gorro
en espera de la ocasión.

Bueno todo sea como eso
te pondré una boina 
como la del Che
porque sabrás que él intentó
escalar el Popocatépetl
pero nunca llegó a la cima
como sí llegó la amada
de un hermano que se me fue
aunque no venga al caso
y lo que valoran del Che
es su intento
su espíritu su enjundia para entregarse
-como queremos entregarnos
apasionados e insurrectos
húmedos.

Intenta tú llegar aquí
a mí el tonto photography-by-sylvie-blum-v-nixie-by-sylviec2a0blum-b1
encaramado en la colina sin nombre
en busca de la oportunidad 
de acariciarte el cráneo
aunque sea sin pelo ven 
ven despelucada y pobre 
como andamos nosotros
los que deseamos 
romperle la crisma al poder.

No tienes un pelo de tonta
y te atreves
a leer estas decabelladas
misivas entre líneas 
para romper trincheras y cadenas
hasta descubrirme ahogado 
en un mar de delirios
ínútiles e intraducibles
sólo porque tardas
en llegar al estallido
común
y ya es hora
pelona.

Ricardo Landa, 3 de febrero de 2004

ripley alien

Imágenes: Fotos 1 y 3 Silvia Blum; 3: grabado de la diosa Ocasión;  4 Fotograma de Sigorney Weber como Ripley en Alien 3. y 5: Fotograma de La pasión de Juana de Arco de Carl Dreyer.

PasiondeJuanadeArco2

Son Cassandra y Nina

Son Cassandra y Nina

A Cassandra Wilson y a Nina Simone

Noctámbulas 

tangibles al tímpano

una tras otra y a ratos juntas

cantan

y me muerden el centro

lo mastican

y su voz se espesa

con la dolencia del abandono

No me dejes no repite Nina en francés

Cassandra derrama sal y alma

Cuando degluten entero

a mi desencajado perseguidor

el cántaro de sangre absorbida

alivia su grito hasta el murmullo

Gimen  suspiran

su balbuceo

su soplo de aguardiente

sacuden y pulen

las teclas del paño oscurecido

y al levantarse el polvo de estrellas

oh soul mío 

son tus ojos que relumbran

titilan un blues de labios superiores

con un piano vibrante de jazz suturan

afinan y lamen las dolientes cuerdas de la vida.

Ricardo Landa, 27 de marzo de 2012. Imágenes de Cassandra y Nina de la red.