El quinto elemento

El quinto elemento

el-quinto-elemento

(Columpio en un verso a verso

rudo o emotivo como un lobo

aunque a veces

una triste balada monocorde

colgada de los cuernos de un venado)

 

Poco a poco comprendió

qué tan tenue era su red,

apoyada en el cielo de un lado

y en el otro, en un espejo de agua.

el-quinto-elemento02

Ella creía ser un puente tembloroso

que en las madrugadas siente el paso

del viento solitario y beodo

que la cruza al regreso de la cama

de la insaciable hoguera.

quintoelemento

Y percibía al florearle el alba

el vaho ácido y salino del amante a tumbos

que se acodaba

sobre su barandal

soplando nubes del alcohol sobrante

derramadas en su sexo.

635014_el-quinto-elemento

Ella hubo de ser también

el destino y la morada

de un quinto elemento

con ojos y cuerpo de venado

de cuyas astas columpiaba

su tenue red de afectos.

 

9-el-quinto-elemento-luc-besson-1997_reference

Como todo buen mortal

el venado se ha disuelto.

Es apenas un casi olvido donde

con nostalgia desprevenida

se recuesta la luna cuando mengua

para soñarse amparada

acunada y sostenida

en su vieja cornamenta

para volver a alzarse de su noche depresiva

creciente autónoma y serena

como la gallarda rosa

de estos que serán al fin

sus mejores tiempos.

quinto-elemento-mila-jokovitch7a4

Ricardo Landa, 14 de agosto de 2011.

Imágenes: fotogramas y animacion del Filme : El quinto elemento de Lucc Besson.

quintoelemento_5gr

 

Anuncios

Cuándo imaginé

Cuándo imaginé

…bondadosamente me dieron el grado inferior de cronista

Zbigniew Herbert en Informe sobre la ciudad sitiada

003n1pol-1

¿Cuándo imaginé

que escribiría la historia que otros hacen?

 

¿Servirá acaso quitar el nosotros

antes de decir ganamos,

resistimos?

 

La historia es una sopa que hierve  al anochecer

y repone la fuerza del paso,

la marcha

que permite encontrar en su jugoJosé Revueltas

el sabor de cada maniobra,

los aromas del combate,

del coraje, la alegría de sobrevivir

para y con los nosotros…

 

Y yo que la sazono en letras y versos,

no puedo negar

que me sabe a nostalgia,

sorbo de gracias libadas,

sencillas enjundias prestadas al escribidor.

 Layout 1

 

Ahora sé que me toca la guardia

de las 3 30 y debo mantenerme alerta,

porque cómo regocija cuidar el campamento.

 

Ricardo Landa, 8 de marzo de 2014

Imágenes: Foto campamento de indignados; foto  de José Revueltas,  Nidal El.Kairí: diseño de portada: Poemario; Ana Landa, pintura oleo y cartón: Luna de Noche.

Ana Landa Luna de noche

Mirando llover en La Habana

Mirando llover en La Habana

(Sincretismo en septiembre)

que nos cortan las alas -no podremos volar-
construiremos barriletes -qué remedio-
Traductor del médium, Eladio Orta

cuba 058 cuba y europa 047

 
Ayer fue día de Oxun,
Santa Solidaridad del Pobre,
una guadalupana pertinaz para agudizar hasta la ruptura
la voz de los pueblos.
Pero como ella, San Juditas y Malverde
y no sé si la Santa Muerte,
aquí en la isla el interés matrimonia religiones
con el verdoso dólar y sus pestes
y con el light pesado del peso convertible.
joven-en-el-malecon-de-la-habana_galeria_articulo_destacado
Ayer me llovió en el Malecón
todo el sudor revolucionario y lavó las fachadas,
incluida la que traigo pinta de sol y sal de la tierra,
dorada nostalgia como un diente asomado
de mulata que ahorra por si los iunaitesteis…
Hoy pensé con una carga de vergüenza:
buscaré melagenina de la manera menos correcta
en el mercado negro, para que con ese auxilio impropio,
que aquí ofertan al verme caminar por la rambla,
me pinte bien, bonito y barato en este desmanchado corazón.
Esa innoble conducta es ansia de respirar
el poder popular desde abajo, cuadra a cuadra,
como en otras visitas olía la digna isla de la resistencia.
5u1vrn
Sumo esta manía del autoengaño
cuasi contra -para algunos urgidos, legítima-
sin entender que asemeja a quienes consideran realismo
volcar la economía a la razón productivista
la que vence (sin convencer ni congeniar)
a la sociedad creativa, que desordena las oficinas con su batallar de ideas.
A confesión de parte… El cinismo no es autocrítica.
Hoy recordaré  bajo la lluvia
que el porvenir se construye, no se restaura.
Lo cual parece lo mismo aunque no es igual,
porque -hablemos de impresiones amargas- la Habana Vieja
aunque se vista de seda, vieja y hermosa se queda.

habana

Ricardo Landa, 9 de septiembre de 2010, mirando llover sobre La Habana.

Habana_Vieja_de_noche

Imágenes: fotos: 1 y 2, Ricardo Landa: Malecón y faro del Moro en  La Habana; 3, Prensa cubana: joven en el malecón; 4: Un cartel  en edificio de la rambla;  5: internet: Niño bajo la lluvia en la Habana Vieja; 6: prensa  cubana: La Habana Vieja de noche.

CUADERNO DE LA RETINA (selección)

CUADERNO DE LA RETINA

(Selección)

OCHO ARTISTAS LATINOAMERICANOS LOGRAN PRECIOS R…CORD EN SUBASTA DE NUEVA YORK

Contundencia de su luz
 
Cometas y mujeres
dejan que se las perciba
en la contundencia de su luz,
virando el horizonte.
 
Es leyenda el afirmar
que traigan en racimo
catástrofes y masacres,
epidemias del cólera o la tisis.
 
Traen, en su desplazamiento,
la inquietud de escapársenos al ojo,
luego de rasguñarnos el cerebro con su estela.
 
Con la meteorología al uso,
no conseguimos preverlas.
No fuera a suceder que les expropiemos
un trozo de su sombra
-o un cabello de su cauda-
para expandir con reliquias
la constelación de la nostalgia.
 Acngo 
Porque me pienso
 
He dejado de verme en el espejo
porque me pienso
y me toco la barba
para admitirme.
Los dolores apenas advienen
cuando transcribo
el roce de la punta del lápiz en las hojas.
Es como sus dedos -me digo-,
es su soplo detrás mío.
Levanto la cabeza y el espejo
no me contiene, aunque sí la sensación
que crea la mano
en busca de entibiarme la cara,
helada debajo de barba.
 
La palpo lánguidamente
porque así me pienso, pensándola.
  lluvia beteo
 
El embrujo del estrabismo
 
Levanto el índice en medio de los ojos
y te duplico entera:
Una me habla y anima voluntades.
Otra me mira y adivina mi deseo.
¿Con cuál he de ir al fin
cuando baje este dedo
que por bizquera te demedia?
 
¿ Y si lo bajo y no me hablas?
¿y si lo quito y dejas de mirarme?
 
¡Pesar del aprendiz de brujo!

LA_TENtacion de san antonio~1

Ricardo Landa, 18 de julio de 2012. Pinturas y fotos: 1, Fernando Botero; 2,  Marlon Brando en El último tango en París; 3, Lluvia: Beteo; La tentación de San Antonio: Picasso.