Develamientos

20080229122352-chema-madoz_1_Develamientos

 

Besarnos

Se me revela
el espíritu de la tarde:
la luz que declina
y cae como los párpados,
cava una gruta
horada
y desde el fondo
levanta una pendiente suave
para que la sangre suba
a embriagarnos la boca.
grafiti 23
Darnos

Porque te quiero,
en el abrazo lo olvido
y parto a navegar
tus ondas
muy hondas
cavidades.
Si me hundiera
en el temor ante lo ignoto,
rescátame tirando por el oído
el hilo seguro de decirme:
te quiero mucho, cuánto te quiero.
25
Tentarnos 
 
Te amo entera,
cuando al amarte hallo
en tu nuca la memoria,
y tiento en la médula
el misterio aquél
que me hizo decidir
que te quisiera.ultimotango
 
Lamernos

Cada dedo
Los cabellos
Las orejas
Los ojos
Los hombros
Los ombligos
Y al final
la flor en botón
que destila la lumbre
que inventa nuestras caderas
orbitando como estrellas.

Descubiertos
 
Libres, sin ansias,
con el anhelo
palpable,
se empalman desde los pechos:
la una va al vergel,
el otro trepa al montuno.
Juntos
no son campos desolados,
son bosque,
nubes,  barcos
que pueblan
quebradas, cielos y océanos:
son libres
y descubiertos.

200px-Fiore_pasolini

Ricardo Landa, 26 de noviembre de 2012.

Imagenes: Diseño de Chema Madoz; grafittis callejeros;  y fotogramas de El ültimo tango de Bertolucci y de Las mil y una noches de Pasolini.

 

Primeros acompañamientos del día

Primeros acompañamientos del día

 

Tersa,
la meseta de tu frente,
libro.

Dulce,
tu voz de María,
Pergolesi.

Leve,
el abrazo de tu cuerpo,
cobija.

Clara,
la agonía de la noche,
párpados.

Húmeda,
la visita de tus labios,
vaso. 

Fresca,
tu palabra en mi oído,
poesía.

Tenue,
el aroma de tu pecho,
olvido.

Ricardo Landa, 16 de octubre de 2011. Imagenes: Todas las mañanas del mundo, filme y de la internet: libro abierto.

Algunas veces somos como somos

Algunas veces somos como somos

una mano con la palma vacía

lejos de otra

hundida 

en el bolsillo roto

uno que grita juramos vencer

lejos de un oído

arrollado

por el tren de la vida

una cabeza que mira a la luna

lejos del ala

escindida

por un no estoy preparada

una boca que sonríe al aire

lejos del mundo

deslumbrado

por cuánta seriedad

un amor de cuatro letras exactas

lejos del verso

deletreado

mano ojos boca piel

algunas veces somos como somos

inacabados

entes de cuatro letras

dios flor sexo hijo cero.

Ricardo Landa, 7 de marzo de 2011.

Fotos en la red: árbol de la resistencia y árbol doblado.