Cuando se duplique tu edad

Cuando se duplique tu edad

Cuando se duplique tu edad

La luna estará más cercana que nunca de la tierra

Y con solo un saltito podremos recorrerla

Iluminados por el sol de otoño

De nuestro trópico

Cuando se duplique tu edad

Estaremos mirando quizás algunos nietos

Besándose con sus parejas

A la luz radiante de esa luna

Y los nietos de los canes ladrarán

Y saltarán ansiando corretear a nuestro lado

Aunque con las orejas erguidas nos esperen en los umbrales

Mientras nos paseemos abrazados

Y atrevidos por el lado oscuro de esa luna

En luna tan cercana se confundirán nuestras osamentas

En luna colindante le tocaremos la nariz a aquel conejo

Recuperaremos el eco acumulado de los lobos

Y nos vestiremos de azul como blasones

Del antiguo planeta azul que habitábamos

Cuando aún no se duplicaba tu edad sobre la tierra.

Ricardo Landa, 11 de noviembre de 2016

Imágenes: Francisco Toledo: chapulines; imagen de camino de otoño entre árboles amarillos y rojos; Fotografía clásica: baile de perros;  Albert Totila: relieve lunar; Imagen de astros y planetas.

Anuncios

Descaminados-as

Descaminados

-migrantes008

Descaminados, desnudas

las partes de un cuerpo expropiado,

les queda a sus familias,

al final de un rastreo por rutas anti odisea,

la blusa, el saco descosido, la camiseta raída,

el deshilachado reboso,

la cinta del pelo o las de la cintura.

sebastiao-salgado-1

Descamisados, con la piel ardiendo

entre mares o desiertos, los sin suelo

no se tapan sus pobrezas,

ni el corazón que con ahínco vuela

de continente a contenciones, de un sur insondable

al norteado sueño. Con el plexo solar

seco, con el colon furibundo

y las mandíbulas constreñidas

por angustias que tapian la esperanza,

los y las descaminadas

casi se mastican la lengua

y el grito que llevan envuelto de tinieblas.

salgado

Es el tiempo de sus ahogos, sus volcaduras,

de ataques anti-migrantes con armas

de violencia masiva. Los quiere muertos

la lógica del excluyente mercado de brazos

y de vientres. Los quiere despojados

de papeles, de camisas, de afanes y de órganos.

Cuanto más los quiera contenidos

inflará el pecio de su paso, de su navegación,

de los oasis que incitan a  la aventura delirante,

al avanzar a todo costo, al tupido riesgo.

salgado9

Descaminados, dignos, siempre audaces,

intentan ligar al mundo sin fronteras.

Su paso suena a contrarrítmica, anti melódica travesía

que transgrede con sus ay, sus desgarres sin saliva,

las orejas de un mundo ensordecido,

que tiene por costumbre perseguir al ajeno,

tildarle de forastero, ilegal, extraño, descalzonado,

presa de caza, carne para perros, cuerpo esclavo,

mercancía de bandas, siervo de sicarios, judío errante,

basura retornable si sobreviven.

salgado11

Hombres o mujeres descaminadas, se encuentran,

se cubren el alma con la cálida red del auxilio

de quienes sí les ven, les animan,

les escuchan el acento del sueño

de despertar en el inicio del túnel, en la tripa del monstruo:

¡O se lo comen o serán consumidos!

Es ya otra historia, la abandonada camisa de quienes pasan, no la cuenta.

que hablen los muros

Ricardo Landa, 22 de junio de 2015

Imágenes: 1,  Dibujo migrantes; 2, 3, 4, 5, fotos de  migrantes, desplazados y refugiados de Sebastiao salgado; 6 grafiti : Que hablen los muros, 7, Brancusi: Balsa.

07/10/2011 Brancusi Balsa. La pinacoteca abrirá sus puertas el próximo día 9 de abril, lunes de Pascua CULTURA VIZCAYA PAÍS VASCO ESPAÑA EUROPA GUGGENHEIM

07/10/2011 Brancusi Balsa.
La pinacoteca abrirá sus puertas el próximo día 9 de abril, lunes de Pascua
CULTURA VIZCAYA PAÍS VASCO ESPAÑA EUROPA
GUGGENHEIM

Historia de M (de Pétalos de una rama negra y húmeda)

(Historia de M)*

adrián mendietaDesnudo-antiguo

La halló derrumbada
Una cadena de vértebras pálidas
contrastaba la negrura de su cabello

No le vio los ojos
escondidos mojando el muro
agrietando la levedad de sus pómulos
inundaba de llanto sus piernas desnudas

La besó en la nuca
ella tardó en volver el rostro
aún sacudido por decenas de sollozos

Sus ojos ardíanlucian freud muchacha desnuda
congestionados  tristes
aunque entre las nervaduras
crecía la exquisita flor de la lujuria

Ella le tendió los brazos
y se enredó a su cuerpo largamente
luego le asaltó con los labios la oreja
y le mordió el mentón

Tenme sin llorar esta noche y cuídame en tu mente

Sus caderas estrechas agotaron el baúl de placeres
que él llevaba aprendidos

No la volvió a ver ni supo dónde ella compartirá tanta sabiduría.

 
1586537407_extras_albumes_0_1024

Ricardo Landa, 1995.* De la serie Pétalos de una rama negra y húmeda.

Imágenes: foto: Adrian Mendieta: espalda de mujer y alcatraces; copia en blanco y negro de pintura de Lucian Freud: muchacha desnuda; foto en sepia de mujer en ella.

Menú de fin de año en el jardín de las delicias*

Menú de fin de año

en el jardín de las delicias*

eljardindelasdelicias

La vida también es un festejo,
un ágape de disfrutes
que ha ofrecido viandas en platos,
en vasijas de barro, y en jarras
como tetas de cristal de Praga
con los inusitados deleites
de ombligos escanciados,
la mullida sombra que se levanta
sobre las honduras sonrosadas,
el vaso con olores axiales,
el hervor de encrucijadas,
de pliegues y escondrijos.
La arenilla y la sal de senos
que besó la tierra.

Brebajes de saliva,
del agua de pabellones
de atentas orejitas.
Buches de café con su amargor
o besos de vino tinto
aunque hay -para quien lo prefiera-
rosa, blanco o muy seco.
O pruebe paladares quemados al Porto.
Qué decir de la sorpresa
y los asombros del elixir habanero
en graciosas barricas
de los bajo vientres.

Y entre los platillos principales
porciones de grupas frescas con muslos ardientes.
O los suculentos lenguados
y esos caballitos de mar
sobre los que las amazonas
galopan al jinete,
lo montan y relinchan
como los salmones, cuesta arriba.
Meta la cuchara en cazuelas de caderas,
pruebe los pinchos de pubis y las tapas de mejillas,
sabrán a maravillas.

Y de salsas o ensaladas sintamos el halago
de la mixtura de respiraciones serenas
con otras de jadeos, de gemidos y suspiros.
Nada en esa abundancia se extravía.
Ni las frutas, tantas como esas yemas de los dedos,
como los pezones y su arcoíris, los lóbulos,
los labios menores, mayores y medios,
los ojos y la delicada piel que forra las fosas nasales
y la de la serpentina del clítoris.
(Hay para el gusto opuesto los glandes al ajillo
o los tiestos seminales bordeados por flores de Jamaica
O los holanes de anos ciegos,fruncidos 
de mirarnos con antojo y a veces con miedo).

Quedan al postre rebanadas de pómulos,
gajos de la entrepierna, manjares de párpados,
trocitos de calcañal,
nieve de sus pensamientos
salpicados de emociones y cosquillas,
o de sus convicciones añejadas o en salmuera.

La vida puede ser un ágape interminable,
también puede ser un ferviente deseo.

Sírvase evitar que amargue y pudra a tanta delicia
la mentira, el desasosiego, la alabanza engañosa,
el orgasmo más fingido, la culpa
y la deslealtad a su sabor y su saber extremo.

Aunque sé que, en mi optimismo irredento,
la belleza de la vida
-aún ésta que describo compulsiva-
vencerá las escamas
del rencor y la grasa del recelo
y brotará como leche amatoria,
como tela de piel alegre, gozable,
desnuda y limpia de acechanzas.*

Jardín delicias 4

Ricardo Landa, 27 de diciembre de 2011. Imágenes: Hierónimus El Bosco: El Jardín de las delicias completo y detalles  de sus tres páneles.

*(El menú ofrece a paladares, gustos y sexualidades femeninas, homo, lésbico y la gama quer, una abundancia de libaciones, platos, pastelillos delicados y picantes al rape o con pelambres rociadas de esa utopía que se llama miel y leche. Aquí no la transcribo, sólo doy fe como comensal de filias ortodoxas como el copularte y sus anexos. No os detengáis por mí, elegid cual sea vuestro deseo y que satisfacciones singulares nos brinde el terminar un año de tanto daño y falta de gozo. Oíd a Rabelais -superando su sentido misógino y falócrata-: Haz lo que quieras. Buen provecho).

Bosch Jardim das delicias terrenas (pormenor) 8

Es la mañana

Es la mañana

fotos-edgar-00

Es la mañana 
los pájaros relatan el paso
del viento llevándose sus nidos.
 
Silban en busca de su pareja:
¿dónde estás,
 dónde reposa tu espalda,
qué llevas en las alas
y en las orejas que repica,
en qué rostros quedó el tatuaje
de tus labios, con quién aprietas
los pechos para detener el vuelo,
en qué vasos bebes las horas del aire?
Joan_miro_albacete                    
Las aves exponen al sol
sus heridas nocturnas.
 
Llevo cosido en la lengua
el sabor de su sangre .
 
La risa se prende al techo,
la ropa que se puso el viento
nos dejó desnudos
y en jaulas separadas,
ya ni los sueños
nos calientan la fiebre.
 
Ya es mañana, y la sed de ti no cede .
 

¿Vale-más-pájaro-en-mano-...prefiero-verlos-volar

Ricardo Landa, 3 de enero de 2008. Imágenes: Edgar, foto de grafiti;Joan Miró, Albacete;  Jacobo Silva Nogales: Vale más pajaro en mano, prefiero verlos volar.

Abrazarnos así

Abrazarnos así

ABRAZADOS 10

Largamente
Desnudos y en silencio
Concentrando en el tacto el futuro de las cosas
La sabiduría de la piel erizada o tersa
Aprendiendo de la sublevación del beso
Entre una yema y un pezón
Localizando el misterioso temblor que nace en el vértice del vientre
O el estallido del lamernos despacio
Hasta esa levedad hasta esa muerte
 constantin brancusi el beso 1907
Abrazarnos así
Hora tras hora muslo entre muslo
Despeinarnos de repente
Para que con suavidad nos lisemos los cabellos
Nos recojamos el pelo
Y demos mil besos a/y dentro de las orejas
Quizás el único momento en que alguna música
Lleguemos a decirnos
Aunque los murmullos de los cuerpos
Conversen por nosotros
 
Abrazados así
Hasta dormirnos y despertarnos
Para vernos en una mezcla de irónica alegría
Que anuncia por los ojos y por los labios
El que nos despediremos
Partiendo esta vez sin habernos penetrado
Los sexos con los sexos
En este abrazarnos así
Fraternos inocentes casi ajenos
Desposeídos no
Aunque sí carentes de propiedades y títulos
Sólo en la epidermis
Superficialidad
De este abrazo prolongado
Que nos dice con voz sincera y leal
Ya no estábamos aquí
Así abrazados
Porque donde estemos estaremos
Abrazados así
Hasta siempre-jamás.
 
atsushi suwa-5
Ricardo Landa: 4 de mayo de 2013. Imágenes: Abrazos, red; Constantin Brancusi: El beso; Atsushi Suwa 5.
 
 

La música de las nieves eternas

La música de las nieves eternas

salgado_sumario_normal

Antecedente del hombre
La música de los glaciares
El agua y el viento ensamblados
Crearon montañas de hielo
 
El mundo dando un paso adelante
En la escalada del tiempo
 
El tiempo del tintinear
Horadando silencios
Llamando al fuegoivorypressrongronginri2 fundidor del témpano
 
Y luego el hombre y la mujer
Abrazándose en el frio
Concertando una música de roces
Rasgueos en la guitarra de sus vientres
 
La historia no fue así
Este es un contrapunto
Al silencio
Y al tiempo mal curvado
 
Los glaciares se deshielan aún
-Derrumbándose peligrosamente
Es cierto también-
 
Suena cálida música
No se quema como el planetaglaciar rompiendo
Que casi deshacemos
 
Al principio el deshielo
Abrió a la yerba su compás
Como una nota en Sol
En la pauta de la tierra
 
Valió la pena la espera
Que agita aún las cuerdas
De tanto instrumento
Como la lengua cuando pide amor
Canta ensueños y leve
Danza en el caracol de las orejas
 relatos ni
Valió la pena descubrir
El tropel de manos sobre la piel
Batucadas de maderas
Y de metales antes yertos
 
Ya lo habían hecho los árboles
El viento sobre las cuevas
Los pájaros en las ramas
Y el río siempre el río de la música
 
Ahora somos un río de ruido
Que nos ahoga los oídos
Y carcome los cerebros
Aunque al fondo de su cauce aún gotea
El primer derretimiento
Y  el trémulo verde
De savias verdaderas
 tumblr_m7leocP2nR1rwxhnfo1_500
Buenos tonos significa buenos días
Buenas noches son notas deliciosas
 
Buen tiempo el del aliento
Que gime el saxo en el sexo más próximo
 
Acompasados  arpegios armónicos
Y melodiosos descongelamientos
De las nieves perpetuas del silencio.
 

salgado 250784-970x600-1

Ricardo Landa, 3 de abril de 2013. Fotos 1. Sebastiao Salgado: Glaciar;2. Ivory press; 3. Glaciar rompiendo; 4. Relatos Ni; 5.  Sebastiao Salgado: Amazonas.