El sabor de la ceniza

El sabor de la ceniza

camile claudel

Se pega al paladar,

llama a la memoria,

busca su raíz y al fin encuentra

cal, vigas húmedas, la cama de tablas

estrecha al lado de mi madre,

o de mi abuela cuando mi padre regresa

y, como Ulises, hace como que la sirena le habla,

y él, imperturbable, fuma tras de tomar lo suyo,

como si lo mereciera.

Pero siempre un pan nos quita la amargura,

pan chiquito, pero bendito

pan de ceniza sin queso

aunque con nata,

cocol de ajonjolí, regado de anís,

caliente por el brasero

o por los frijoles hervidos con epazote.

Así la vida bien valía la pena.

Las penas con pan son buenas.

 

Y cuando tuve una hermana

Y vivimos lejos de la casa unos meses en la sierra,

también ella pedía su pan

y lo sopeaba en la leche o el atole.

Y nos reíamos viéndola sorber el bolillo.

Más grande que ella, pero más pequeño

que nuestra esperanza de verla

tan plena como creciera.

Y  uno se sube a las nubes

y como papalote rosa de papel de china

inventa un camino para vedar

la pesadilla y el susto de quedarse solo,

sin pan, ni madre, ni abuela, ni hermana.

 

(No escribo sobre mi hermanito, mi amigo el ronco,

Ni de mi maestro-compañero,

porque ellos se fueron un ratito a leer este poema)

Y en ese camino, las huellas que en la ceniza dejo

tienen el sabor del pan duro para el susto

que un día me dio mi abuela

no llore nomás recuerde y ande a jugar

que vive como quisiera.

 

Así sea, así fue, así es y bien vale su huella.

Ricardo Antonio Landa Guevara. 10 de enero de 2018-11de enero de 2020.

Imágenes: Cothe, escultura de Camile Claudel; Kentridge:  padre con niño en brazos; Elefante de chaquira y madera, arte wixárika; Hada, Paula Rego; Casas, S. Modling; Tronco sangrando, dibujo japonés; Luz que la flor muerde, foto internet.

Blog: htps://www.elrojodelalengua,wordpress.com

 

Ninguna mujer como Anita

Ninguna mujer como Anita

 closedEyesEnjoyingFountianWater09-anita-ekberg-c

Ninguna mujer como Anita/ como Anita Ekberg/

Mundo rebosante de dulzura/Catedral/

Manjar de hordas desatadas por miles

sobre el pasto dorado de su cabellera/

Sonrisa luminosa como el fin

de la oscura caverna de Platón/

Vocecilla apagada tras un baño nocturno

en la fontana de Trevi con estatuas

derramándose encima de sus pechos/

Diosa de la abundancia/

de la producción en masa

y socialización de una montaña de peces y panes/

el maná en plata, blanco y negro/

 la dulce vidamarcelo anita

Ninguna como ella/la amante de Pantagruel/

Hipnosis del cíclope/Nieta depilada de King Kong/

Aluvión de estupor en El Amazonas/

Crisis de sobreproducción fordista/

Último mito del Estado de bienestar/

 

Otro cadáver exquisito del capitalismo salvaje.

anitaekberg2.jpg_916179109

Ricardo Antonio Landa (versión de un poema de 1989). Imágenes: fotogramas de la película La dolce vita de Federico Fellini con Anita Ekberg y Marcelo Mastroiani.

 anita ekberg fontana di trevi

Mi única palabra

Mi única palabra

Eres mi única palabra

No sé tu nombre

Juan Gelman

manray2

Vamos a nombrarte

dijo dios a una de sus criaturas últimas;

aunque omnipotente, no halló la palabra única:

 

sem titulo-sam haskins

Habichuela blanca

 

Agua del último llanto

papalote analines

Eucaristía de mis pecados

 

Insomnio del orfebre

 

Árbol de un desconsiderado invierno

 

Remedo del vacío de la materia

 

Diente de leche

 

Pálido ocaso

analinessunset-on-mazatlan--large-msg-116835941518

Enardecido charco del verano

Viajera de mis vértigos

 

Pan de coco y menta

 

Deshielo interminable

 

Hoguera del desierto

 

Espejo de un gato tristísimo

 

Luz zambullida en el petróleo

analines eclipse 1

Eclipse en un trago de vino oscuro

 

Bocado de queso en el paladar de un dios pantagruélico

November-Girl-Blurry-Run-by-Sam-Haskins

Uña asomando en el calcetín roto

 

Balsa de yeso

Botón con cíngulo de niebla

 

Hueso del triste roído hasta la agonía

man-ray_noctambulario

-¿Por qué no te ponemos Luna

y se acabó con tanto verso? Dijo

dios impaciente y burocrático

al satélite que iba y venía, mes

con mes, en la espiral del tiempo

hasta la ventanilla del registro,

sin obtener esa cédula de identidad

que las criaturas traemos

para que nadie nos detenga por extrañas.

luna-su-lengua-trapo-L-mvxlac

Ricardo Landa, 22 de noviembre de 2008.

Imágenes de Man-ray, analines= Ana Landa, Haskins y Leonardo da Vinci.

estudio para el ángel de la virgen de las rocas de Leonardo da Vinci 

 

meses como espuma

meses como espuma

l_chagall_promenade

1

Que me baste su alegría

donde la halle

2

Era y es utopía

Amarnos en este cuarto de pobres

“donde quepamos todas con su pan en la mano”,

dirá Esmeralda la zapatista a fin de año

artehaití

3

Pero pesa el sol en las alas

pesan los polvos de la tierra donde yace mi madre

el  polen le pesa a la mariposa

4

Iremos en rumbos opuestos y tan cercanos

llevaremos cabellos de luz para la negrura

5

Cada día de trabajo

dignifica los suspiros del caracol

pero la caracola trabaja a destajo y en eso no hay felicidad

accion

6

Es junio y no consuela

esta resequedad del campo

donde sin soñar no duermo

7

Alzó ella la voz

también mi amigo y hermano

les escribo poesía y les duele

sin ellos soy un tronco abatido por las olas

8

¿Y si vienes y si hablamos y así se siega

la maleza de las desconfianzas?

9

No has de venir ahora

como decías que quisieras

debo entender a mis años que tus navegaciones

van por la ruta del ámbar de tus ojos

En espera de Adan - blog

10

Eres y serás tú de ti reconstruida

y para mí  todo

soy espuma en tu playa infinita

11

Naviera la luna disfruta del viento a toda vela

de Haití al Kurdistán de Tutuapa a Corea

de Québec a  Motul  de Coyuca a Zozocolco

 cuatroPorto

12

No es mala idea ser el breve trago de espuma

Que cosquillea tu lengua

 

Ricardo Landa, Cuernavaca, México, 31 de diciembre de 2007. Imágenes: Chagall: novios o prometidos; foto: arte de Haití; pinta de acción poética; Jacobo Silva Nogales: En espera de Adán; Ana Landa: Convento y naves sobre el Porto;  Ballet de Pina Bausch: Reina del viento.

El tren y la lluvia

El tren y la lluvia

 

 A  la música Heitor Villa lobos

villalobos lampiao y maria bonita

En el tren de Villalobos

 

Y en el andar del tren
con su estela de papalote

Y en el andar del humo
con su testa despeinada que araña los hombros del bosque

Y en el andar del hombre
con sus avenidas de ríos para sumergirse

Un viaje de pianos y flautas a las ningunas partes

Un viaje lento en las volutas
de un sueño que se busca en los bolsillos
la moneda de la suerte

Villa-lobos

Otra vez llueve Villa lobos

 

Hojas doradas y sangrantes
Notas al piano-piano
A la flauta tímida
Al inmenso olear del piélago
Hilvanan los poros de la piel

Su pausado andar, machucando la hojarasca

Un quedo latir que intenta en el silencio repetirse
Llenarse de vidas
Para otear el horizonte cada tarde
Y soñarlo por la noche de otro color
Con otro encanto para la esperanza
Con otro estímulo para la rabia

Saudades sí, gotas apasionadas tiradas al cielo

Fluye y remueve este acendrado aprendizaje
Altera los sentidos
Da a la percepción un motivo para cambiar de vestuario

Danos el pan de teclas cotidiano
Y una feliz extremaunción que nos incinere modulando.

 alambrada y lluvia

Contrastes de la historia

rueda
rueda
la cabeza del hombre cae y rueda

vuela vuela vuela vuela
la cabeza de la mujer en el aire, revuela.

lluvia de otro modo APIC3419

Ricardo Landa, 22 marzo de 2007. Imágenes: Villalobos, Lampaio y María Bonita; Portada Villalobos y tren; alambrada y lluvia; ilustración: Lluvia de otro modo; Charlie Haden (qepd) y Egberto Gismonti tocan Tren de Caipiria

Charlie-Haden-und-Egberto-Gismonti

Corazón de canela

Corazón de canela

gema valero mujer canela12259_01

Desde la infancia,
El pan de dulce por el que deliro
es el corazón de canela.

Mojado en café, se va el amargor de la vida.

Si lo mastico despacio, recuerdo. canela

Si lo pierdo en la mesa,
días, meses, años, lustros
-entre tanto embrollo en que me hundo-,
se desmorona, y respiro entonces
como el polen que nos enfebrece
en primavera.
Entonces lloro.

ombligo corazón

Ellas lo comprobaron:
la canela en el corazón
incita orgasmos de veras.

Toma un corazón de canela,
aventúrate al impulso.
Puedes comerlo por docenas,
su dulzor no empalaga.
Su canela es un tramo
de piel, es música que tienta.

 11840883_5189_corazon_de_piedra_H224524_L

Ricardo Landa 13 de noviembre de 2008.

Imágenes:  1, Gema Valero,: Mujer canela ; 2, Canela enrollada y en polvo;3, Ombligo corazón: 4, Corazón de piedra; 5 Paul Gauguin: Hermes, never more.

 

gauguin hermes5

Este pan lleva de mí la noche común

Este pan lleva de mí la noche común

14-Panaderia

Este pan lleva de mí la noche común
El sueño que forja escaleras
Hacia el más limpio de los aires
 
El del grito perdido entre los gritos
 
Mi pan me sabe a cada uno de ustedes
Soñadores fermentos de tierra
Que se pisa que no se pisotea
 mujer con vela en el panteon mutschlechner
Tierra de trigales y maíces criollos
 
Hogar y hogaza  sendero de moronas
Hacia la libertad de los libertos
Esta tierra y el pan son mis trozos
 
De reivindicación de los hambrientos
 
Pan a puños libertad a los lechos
Que se salen del río y mojan
La noche del amante amasar
 
Es un pan dilatado con tu levadura
 pan
Esta hinchazón que late
Y que navega en nuestra sopa
De letras estrellas y caracoles
 
Este alimento terrestre démoslo hoy

escuelita-Panaderia_ColectivoMujeres

Ricardo Landa, 20  de noviembre de 2009.

Imágenes: Panadería nigeria; Mujer mixteca con vela, México, Mutschlechner; trabajadoras huelguistas de Pan Rico, España; Escuelita zapatista, panadería, Chiapas, Colectivo de muejres; Pobreza infantil y solidaridad, Cualquier lugar del mundo.

solidaridad