Como penden las arañas

Como penden las arañas

louisa buorguais Araña-Fotografía-de-David-Benavent

1

Pende

la araña

patas arriba

Simula

la nervadura

de los pétalos

de una rosa

Viene

el insecto

zumba hasta la descompostura

y

muere

embriagado de amor

por las flores del mal

por la rosa de los vientos

TELARAÑA...COMU

2

Cuelga

del silencio

la

araña

cabeza abajo

Sólo le saltan los ojos

porque quiere decirnos

que bien visto así

el mundo

valdría

la pena

araña2 (1)

3

Temeraria

pende

su vida

de un soplo

Mas falta la brisa

y la araña

aplaza

el poder absolutista de la ley de gravedad

El cuarto que la araña ocupa

está deshabitado

sin luz

aparente

Cerrado

como los párpados

de un cadáver

telarañamujer (2)

4

Ayer

tejió

la araña

ese pulóver

que tan bien le va

a la mosca

arte de las arañas(1)

5

Aquí pasan los años

quedan

en la tela

mil

nudos

de recuerdos

Fusión

6

Así las palabras

penden

se columpian y viajan

entre la luz y la sombra

entre la lágrima y el sudor de los cuerpos

que trenzan su tela

y atrapan

al aire

en el abrazo

rítmico

en la bíblica saliva con que las arañas escribieron los versículos

que guardan las arbóreas bibliotecas del saber

ellas

minuciosas

trazaron mapas

de ciudades recuperadas de invasores

y dibujaron territorios donde la libertad abunda como la leche

son las invisibles  

las silenciosas

estrategas de comunidades

tejedoras y parteras

de historias

en seda de plata

que nos atrapan

son nanas

que

m e c i é n d o n o s

nos guarecen.

tela de araña

Ricardo Antonio Landa, 26 de diciembre de 2014

Imágenes:  1,Araña escultura monumental, Louise Bourgeois; 2, telaraña común, foto; 3, araña, foto;

4, telaraña-mujer, instalación; 5. arte de las arañas, foto; 5. fusión, instalación; 6. tela de araña, instalación; 7,  Akira Kurozawa: fotograma, árboles cubiertos de telarañas.

kurozawa floodtree-thumb-600x400-120564

MAGDALENA DURERO

MAGDALENA DURERO

 albrechtdurer_crucifixion3 magdalena

Escucha, Jesús, blasfemias,

parientes de las de Sinead

(la santa irlandesa

a quién veo dibujar su sexo

con las yemas unidas de los índices y pulgares);

saltan de mí cual renacuajos,

rayos y centellas,

al deleitarme en el memorado

evangelio de Durero.

 durero Posible-María-Magdalena

En su nido,

los pechos de Magdalena,

polluelos hambrientos,

se levantan ansiosos

de una gota de tu sangre, Jesús.

 

La mirada de Magdalena,

el bálsamo de su boca,

el círculo perfecto de su cabeza,

la suave enredadera de sus manos

y la hidra de sus cabellos:

son brisa,

frescor que alivia tu agonía

y te endulza los delirios, Jesús.

 
sta maria magdalena llevada al cielo  por los anglels mazzucchelli o morazz0nes 1626

Postrada ante ti,

llena de dolor y avergonzada

por tu muerte de salvación,

Magdalena suspira,

abriga el secreto de tus ojos limpios,

se lo lleva al sueño que entreabre sus párpados,

alumbra con tu sombra

su noche.

 botticelli-sandro-die-beweinung-christi-maria-magdalena-und-die-fuesse-von-christus-ausschnitt-ca-1490-1060803

Y Magdalena se compadece de nosotros:

vamos en su mirada los sufrientes,

los caídos,

los que nos retorcemos atados

a tu lado, Jesús,

o a tus pies, joven mártir

de un intento más de las vanguardias.

 DUrero llanto sobre cristo muerto L03999

Su belleza nos ampara,

como te asila, Jesús el expulsado del reino,

nos unge

su humedad de mujer,

desprendida,

generosa,

portento que nos maravilla,

como a ti, hombre torturado

por la sexualidad judeo cristiana.

extasis de sta maía magdalena

De lo demás del grabado de Alberto Durero,

lo siento,  Jesús, me es borroso,

sólo el cuerpo numen de Magdalena

ha calado en mi memoria.

 

Ricardo Antonio Landa,  versión del 1 de abril de 2015 del poema de 1989.

Imágenes:  1 Grabado de Alberto Durero: Crucifixión; 2 Detalle de Grabado de Durero: posible María de Magdalena; 3 Pintura atribuida a Mazzucchelli: Magdalena llevada al cielo por los ángeles; 4 Detalle de pintura de Sandro Botticcelli:  El embalsamado de pies a Cristo por Magdalena; 5 Grabado de Durero: Llanto sobre Cristo muerto; 6 Grabado de A. Durero: Éxtasis de Sta. María Magdalena; y 7  Pintura de Alberto Durero:  Santísima Trinidad con Magdalena abajo a la izquierda de Jesús.

durero-5cruxifica iglesias

Menú de fin de año en el jardín de las delicias*

Menú de fin de año

en el jardín de las delicias*

eljardindelasdelicias

La vida también es un festejo,
un ágape de disfrutes
que ha ofrecido viandas en platos,
en vasijas de barro, y en jarras
como tetas de cristal de Praga
con los inusitados deleites
de ombligos escanciados,
la mullida sombra que se levanta
sobre las honduras sonrosadas,
el vaso con olores axiales,
el hervor de encrucijadas,
de pliegues y escondrijos.
La arenilla y la sal de senos
que besó la tierra.

Brebajes de saliva,
del agua de pabellones
de atentas orejitas.
Buches de café con su amargor
o besos de vino tinto
aunque hay -para quien lo prefiera-
rosa, blanco o muy seco.
O pruebe paladares quemados al Porto.
Qué decir de la sorpresa
y los asombros del elixir habanero
en graciosas barricas
de los bajo vientres.

Y entre los platillos principales
porciones de grupas frescas con muslos ardientes.
O los suculentos lenguados
y esos caballitos de mar
sobre los que las amazonas
galopan al jinete,
lo montan y relinchan
como los salmones, cuesta arriba.
Meta la cuchara en cazuelas de caderas,
pruebe los pinchos de pubis y las tapas de mejillas,
sabrán a maravillas.

Y de salsas o ensaladas sintamos el halago
de la mixtura de respiraciones serenas
con otras de jadeos, de gemidos y suspiros.
Nada en esa abundancia se extravía.
Ni las frutas, tantas como esas yemas de los dedos,
como los pezones y su arcoíris, los lóbulos,
los labios menores, mayores y medios,
los ojos y la delicada piel que forra las fosas nasales
y la de la serpentina del clítoris.
(Hay para el gusto opuesto los glandes al ajillo
o los tiestos seminales bordeados por flores de Jamaica
O los holanes de anos ciegos,fruncidos 
de mirarnos con antojo y a veces con miedo).

Quedan al postre rebanadas de pómulos,
gajos de la entrepierna, manjares de párpados,
trocitos de calcañal,
nieve de sus pensamientos
salpicados de emociones y cosquillas,
o de sus convicciones añejadas o en salmuera.

La vida puede ser un ágape interminable,
también puede ser un ferviente deseo.

Sírvase evitar que amargue y pudra a tanta delicia
la mentira, el desasosiego, la alabanza engañosa,
el orgasmo más fingido, la culpa
y la deslealtad a su sabor y su saber extremo.

Aunque sé que, en mi optimismo irredento,
la belleza de la vida
-aún ésta que describo compulsiva-
vencerá las escamas
del rencor y la grasa del recelo
y brotará como leche amatoria,
como tela de piel alegre, gozable,
desnuda y limpia de acechanzas.*

Jardín delicias 4

Ricardo Landa, 27 de diciembre de 2011. Imágenes: Hierónimus El Bosco: El Jardín de las delicias completo y detalles  de sus tres páneles.

*(El menú ofrece a paladares, gustos y sexualidades femeninas, homo, lésbico y la gama quer, una abundancia de libaciones, platos, pastelillos delicados y picantes al rape o con pelambres rociadas de esa utopía que se llama miel y leche. Aquí no la transcribo, sólo doy fe como comensal de filias ortodoxas como el copularte y sus anexos. No os detengáis por mí, elegid cual sea vuestro deseo y que satisfacciones singulares nos brinde el terminar un año de tanto daño y falta de gozo. Oíd a Rabelais -superando su sentido misógino y falócrata-: Haz lo que quieras. Buen provecho).

Bosch Jardim das delicias terrenas (pormenor) 8

Amores

Amores

bambú  caminoimages

 
Poco a poco siembras
Una luz
Oblicua
Y se esparce
En la piel de los árboles
 
Es el último amorrenoir film12151-B
O su más reciente retoño
 
Una luminaria
Será la que dejó tantas cenizas
Solas
En el aire
Azules
 
Con la brizna
Del rojo apasionado
De la lengua Rodger
 
Las nubes
De ceniza
Lloviznan
 
No se prenden
En la solapa
Discretas
Llévalas
En los párpados
 
Una flor de ceniza
Eso es el mundo.

flores detalle  analandaIMG_3556

Ricardo Landa,  10 de enero de 2008,  con el solo de cello acústico de David Darling (Journal October).

Imágenes: Bosque de bamboo, red; Fotograma de película Renoir; Mujer y mandolina, Rodger; Flores, detalle de Ana Landa, analines.

LLOVIZNAS

Lloviznas

arte-urbano-lluvia

1
Llega con la cara mojada
y me besa:
me sorprende sentirla derramada.
 
2
Ensombrece la tarde,Llovizna
huele a llovizna.
Cuando percute en la ventana,
sé que ella me lee
llorando.
 
3
Se quedó sola, 
él no regresa
y llovizna.
 
4
Cree que llovizna
y sube la caperuza de su rompe vientos
(la humedad la lleva adentro).
 
5
Nos llovizna y al besarnos
hacemos el esfuerzo
de no juntar los párpados.
 lloviznada 295344_557130604338617
6
En el parque comienza a lloviznar.
Una muchacha se descalza
y corre hasta perderse
entre los árboles.
Cierro el libro
y dejo que me lluevan las historias.
 
7
Quiero pensar que las lloviznas
siembran higueras de alegría.
¡Que llovizne!

Ricardo Landa, 23 de junio de 2013. Fotos: Arte urbano: Lluvia; Llovizna; Lloviznada; Cuarto-Lluvia.

cuarto-lluvia-01

Primeros acompañamientos del día

Primeros acompañamientos del día

 

Tersa,
la meseta de tu frente,
libro.

Dulce,
tu voz de María,
Pergolesi.

Leve,
el abrazo de tu cuerpo,
cobija.

Clara,
la agonía de la noche,
párpados.

Húmeda,
la visita de tus labios,
vaso. 

Fresca,
tu palabra en mi oído,
poesía.

Tenue,
el aroma de tu pecho,
olvido.

Ricardo Landa, 16 de octubre de 2011. Imagenes: Todas las mañanas del mundo, filme y de la internet: libro abierto.