Deslumbre

Deslumbre

pierre-subleyras

Claroscuro II

 deslumbrmiento-resize-img-php

“Los hombres, al establecer las relaciones sociales con arreglo al desarrollo de su producción

material, crean también los principios, las ideas y las categorías conforme a sus relaciones

sociales. Por tanto, estas ideas, estas categorías, son tan poco eternas como las relaciones

sociales a las que sirven de expresión.”

Carlos Marx

 

deslumbramiento-fumar-stoner-c

Nuestra relación, como las ideas, no es eterna,

depende de cómo recuperamos en ella

tu historia y la mía,

y cómo encontramos la forma, la maña,

el tacto que cada piel necesita,

que cada pensamiento reclama,

según sea la luna o el sol, la crisis

o el auge de nuestros movimientos,

el calor apetecido o el soplo refrescante.

deslumbramiento-barras-de-luz

Y esto que digo no debe grabarse en piedra:

que se escriba en la arena

donde reposamos,

que se pinte en el agua perfumada

donde se zambullen

las manos, los labios y cada palabra

que usamos para pronunciar

los ¡ay! de nuestro abrazo.

 

loffit-ingres-deslumbra-en-el-prado-04

Ricardo Landa, Octubre 1 del 2007

Imágenes: pintura de Pierre Subleyras; Deslumbramiento: foto composición; Deslumbamiento al fumar, Stoner, foto; Deslumbramiento, barras de luz, foto;  San Jorge y el dragón,  pintura, Ingres; Colisión de galaxias, foto de telescopio.

una-colision-de-galaxias

 

¿De dónde son los cantantes?

De dónde son los cantantes

600x453_bonus-bobdylan

le pregunté qué era lo que más quisiera hacer en este mundo, 

y me contestó de inmediato: pararme en una esquina.

Gabriel  García Márquez: El Fidel Castro que yo conozco

Eh, Señor del pandero,
toca una canción para mí,
no tengo sueño
y no hay sitio a donde pueda ir.

Bob Dylan: Mr. Tambourine Man 

fidel-preso-ex-asalto-el-26-de-juliosumario_normal

Bob Dylan y Fidel no cantan bonito porque no quieren

tampoco morirán en el poder

de no ser que el poder sea su voz

ni bonita al modo usual de las voces de los aeropuertos

y los mall  ni mejor que otras

sólo claridosas  de esas que saben decir algo.

 

Fidel y Dylan son piedras que saben quemar sus naves y rodar

aunque se hayan establecido durante muchos años en el Hit Parade

y nadie los desbanca ni con MTV ni con los venenos de la CIA.

Y sin embargo se mueven al son que tocan allá en la loma

Dylan no se tuvo que morir de hambre

-menos Fidel- para ser amados por quienes

queremos que se acabe el hambre y la sed y la carencia de libertades

hasta acabar con las injusticias un día de estos

o una noche para salir a pelear

después de echarse una cerveza y reír con una anécdota

o un mojito para que los besos de yerba buena no se olviden

Pero no transijas si te invitan tres tragos más

o si te pagan mucho por quedarte a cantar en la misma silla

y te olvides de tus tareas

porque ya te pidieron la rola siguiente en aquel baldío

porque ya estalló el pueblo y nada lo detiene.

fidelcastro

Yo sólo soy Bob Dylan cuando tengo que ser Bob Dylan.

A mí, afortunadamente, la gente me llama Fidel.

 

Ser un soldado de las ideas o ser un cantante contra los otros soldados

no es lo mismo pero son piedras empujadas con  el mismo viento.

 bob_dylan-premio_nobel-litearatura-ganador-milenio_milima20161013_0350_3

Al Che le gustaban las canciones de Dylan y los discursos de Fidel

Esta no es una trampa de la retórica ni es un argumento de autoridad

para que digas Dylan wau  o Fidel re que te wau

sólo es un mito que invento para estos versos

pero me gusta  pensar que pudo ser así.

fidel-e-che-92_jpeg_280x280_q85

Y si no,  es que nada está escrito para la eternidad

y la respuesta está en el viento, hasta la victoria… ¡siempre!

Ricardo Landa, poema 17 del 17 de febrero de 2008. Parte del libro Las Locuras no son simétricas.

Imágenes: fotos intercaladas de Bob Dylan, Fidel Castro y de Fidel con el Che.

bob-dylan-3

Corazón de canela

Corazón de canela

gema valero mujer canela12259_01

Desde la infancia,
El pan de dulce por el que deliro
es el corazón de canela.

Mojado en café, se va el amargor de la vida.

Si lo mastico despacio, recuerdo. canela

Si lo pierdo en la mesa,
días, meses, años, lustros
-entre tanto embrollo en que me hundo-,
se desmorona, y respiro entonces
como el polen que nos enfebrece
en primavera.
Entonces lloro.

ombligo corazón

Ellas lo comprobaron:
la canela en el corazón
incita orgasmos de veras.

Toma un corazón de canela,
aventúrate al impulso.
Puedes comerlo por docenas,
su dulzor no empalaga.
Su canela es un tramo
de piel, es música que tienta.

 11840883_5189_corazon_de_piedra_H224524_L

Ricardo Landa 13 de noviembre de 2008.

Imágenes:  1, Gema Valero,: Mujer canela ; 2, Canela enrollada y en polvo;3, Ombligo corazón: 4, Corazón de piedra; 5 Paul Gauguin: Hermes, never more.

 

gauguin hermes5

Del éxtasis al arrepentimiento y al grito llano

Del éxtasis al arrepentimiento

y al grito llano

No te asolites (sutilices) tanto, que te despuntarás.

Miguel de Cervantes y Saavedra

catedral de toledo vitral analines

Poesía de las piedras,

las murallas, las catedrales, los acueductos.

Poemas cristalizados,

las mezquitas, los vitrales.

Versos entablillados, cargados de relieves y puntillas,

las sinagogas, los mosaicos.

Poéticas de las constelaciones,

La Alambra de los sultanes y las doncellas,

la voluptuosidad de los patios,

las fuentes, los laberintos.

Luego de siglos de romanticismo

y ateísmos clandestinos,

vendrían en versos libres

las blasfemias del Gaudí ahora beato

en su Pedrera, en los jardines del Parque Güell

y en esos muebles donde posaba las asentaderas.

 sevilla
Tanta revolución en el lenguaje,
tanto milagro en los fragmentos
que los imanes se dislocaron.
Pero le advino al beato acaso el kitsch del arrepentimiento,
y asustado el católico obediente a Roma,
a su interminable Sagrada Familia,
exuberante nube de piedras divinas y de yesos demoníacos,
la dejó caer encima, despiadado con sus copistas y truqueros.
 los pájaros dejan estelas nocturnas

Sálvenos el verso blanco

en el San Sebastián de los Chillida

para que se peine la melena el viento.

Y la poesía concreta en la nueva Euskara

con y más allá del Guggenheim.

Sálvenos Serra y los grafiti

de tanto rey liendre,

de los papas piojo y los papamóvil.

Sálvenos los fanzines ante a los franquistas chinches

y a los neonazis más virulentos.

 

Sálvenos la poesía salvaje y la libertaria

de los turistas con tantos euros

que sólo consumen la marca Rioja y los flamencos.

Sálvense con pintadas frases de los okupas

los desmoronados pisos con hipotecas

y los desalojos de más precarios

por los gobiernos de la izquierda ñanga.

 

y los desalojos de más precarios
por los gobiernos de la izquierda ñanga.
 morisco córdoba españa img_5016
En la precarizada España
con sus mares del sur y sus sierras agrestes,
sus barrios árabes, góticos, gitanos y judaicos
ya se sublevan pobres, parados
y migrantes de tantas lenguas.
Ahí persisten tras barricadas
como obreros de manos toscas y sin pensiones,
los constructores que en canteras verdes y enladrillados
dan nuevos cantos, de tan crudos y subversivos, bellos.
 

Ricardo Landa, 18 de Noviembre de 2010, tras un octubre por el estado español.   Fotos Ana Landa: Vitral catedral de Toledo; puerta en Sevilla; noche en el puerto de Barcelona; arte morisco, Córdoba; Museo Guggenheim, Bilbao.

guggenhaim analines

HIPOCONDRÍA

HIPOCONDRÍA

Ahora voy a cantar;

vean mi corazón como un papel ajado.

Óscar Oliva: Elegías alrededor del cuerpo.

woody allen_penelope cruz_quiza annie leibovitz

1
Ella me duele:
el rasgado de sus entrañas
parte con mil hachazos
mi cintura.

2
Un amigo me presta
su joroba
y alzo los brazos al cielo
ansioso
porque me llueva
copiosa
Gina Lollobrígida
con sus campanarios a vuelo.

3
Heredo de un hijo
una inflamación en el testículo,
pero sólo a mí, solo,
se  me amorata el glande.
woody-allen2
4
En ausencia de sus manos
se me trenzan los músculos
y me crecen asimétricas las alas.
No vuelo, a penas brinco,
sin metro, ni  ritmo.

5
Cuando me encuentro unos pechos,
sólo entonces,
se resguardan entre ellos
mis asaltadas
y muy apaciguadas costillas.

6
Soy el  hijo
de un mal respiro:
toso cuando orgasmo
y me duele la dilatación
del amor
en las sienes
de un añoso olvido.
7
Es la presión, digo,
Esta mala música que canto.

8
En un riñón alojo
un litro de pesadillas;
en el otro,
las piedras
de un amor desmoronado.Woody-Allen espermato

9
Hipoglucemia sistémica, 
dicen los entendidos.
Yo digo desánimo,
esforzado retiro a un escondrijo
donde el desamor
no me encuentre.

10
En la rodilla izquierda
y con el tobillo hinchado,
sostengo con enjundia
la deslealtad
de mi lengua renga
y tartamuda
que hace inaudible
lo desconvenido.

11
Leo en voz alta sin lamento:
A mi riñón derecho
le obstruye
el deslave de un cerro de culpas,
aquel suave fluir de ríos dorados.
Aunque -pienso-,
desde el ventrílocuo izquierdo
mantengo la embestida de la sangre
hacia la mar.
col_6444
12
Y -como hacía mi hermano
y maestro poeta
antes de encontrar nuevas ventanas 
a la vida-,
llevo al canto
un papel ajado
con la mancha roja
de la inmortalidad.

Ricardo Landa, 1 de octubre de 2013.

Imágenes: Escenas de filmación y películas de Woody Allen. La primera es foto de Annie Leibovitz.

Tatuada en la espalda

Tatuada en la espalda

Me inclino tan sencillamente, que el cielo puede reflejar

esta espalda tatuada de hábitos terrestres.

Juan Bañuelos: Salmo del agua que duerme como un ojo

durero8

Llevo tatuada en la espalda la vida
en su cama de tablas,
en su camisa de manta,
con la punzada del petate,
con el oleaje abrupto de mi colchón de pobre.

Lleva inscrita la mano pequeña de mi madre
y el áspero cinto paterno.
Trae el callo del pupitre
y de las reglas de obediencia.
Disfruta el muelle de la butaca
en que todavía me hundo, ahíto de imágenes,
perdido en una matinée perenne.

Lleva las bocas amantes y sus dientes,
el arañazo de mil fiebres,
el desgrane del sexo boca arriba,
lijada por las sábanas
donde lloviznaban pezones
y caían rayos de los vientres
alzándome al cielo, cual serpiente invertebrada.
tumblr_mdyfj2P9SS1rehddco1_500
Aún supura el agua bendita,
emponzoñada por las púas del remordimiento.
Le hincó un surco el tolete
y le irrita todavía el empujón del uniforme.

Se impregnó de arena y de espuma
en playas morenas y en las de pepitas de oro.
Cala el vendaje en las costillas blandas.
Le estallan en sangre treinta lunares,
avisos de la fuga de los pájaros,
si no canto, si no escribo, si me rindo.

Le quedan las huellas de las mochilas
que retaron mis riñones.
Queda el filo de los libros que creí leer soñando.
Guarda la inmersión suave de los senos,
y el abrazo de almohadas emplumadas,
mis leales compañeras en la bruma.

Y permanece el servir de cabalgadura
de frutos y deshijes
que ahí aprendieron a otear el horizonte.

Y la llovizna y el soplo frío y el sol,
ahí están marcados como el miedo
y el temblor de las angustias y tanto denuedo.
man ray
Entre las heridas por la retirada
de ojos y corazones,
la tatuaron los fuetes de silencios,
ni siquiera el ninguneo duele de ese modo:
los silencios son ácidos
con los que oscurece a sus castigos el olvido.

Si los ángeles carecen de espalda
y apenas vemos lo excelso de sus alas,
yo en cambio cargo en la espalda una piedra
que ya vence mis rodillas.

Me arrojo a comenzar de nuevo,
la levanto en vertical,
abierta a abrigar la uña de cuanto venga,
siempre que sea para existir libre,
con el afán modesto de enamorar la vida.

charlot de espaldas

Ricardo Landa, en la víspera de 2010. Imágenes: Alberto Durero; Arañazo espalda, internet; Man Ray;  y Charlot de espaldas, Ch. Chaplin.

El amor por los suelos

El amor por los suelos

amantes e wolf

 
Tanto del suelo tiene el amor
Que se arrastra cuando lo recuerda
Que rasca con sus uñas buscándola
Que rueda como planeta visitante de la Tierra
Acariciándose cada poro con la humedad
Que produjeron abrazos antiguos
Y la hierbita de los recientes

Al suelo van de boca los amantes
Los hombros y las rodillas quedan marcados
Por los signos de la tierra

Abrazarse y perseguirse
En el suelo nos repone
Como ciudadanos de los tres  reinos
Animales en simbiosis
Plantas enredaderas y helechos
Minerales de colores esplendentes
A más de los opacos y terrosos
fotos flor garduño
Besarse ahí es besar un suelo
Es tener piso
Enlodarse de deseos
Y resurgir gozosos en la pureza del orgasmo

Aunque hay suelos alfombrados
Los mármoles refrescantes
Y las piedras quemantes de las costas
Amarse en ellos es el ciclo de la vida
Reptar erguirse volar y caer
Como cinceles o semillas

El amor por los suelos
No es necesariamente una pena
Es templar el cuerpo  los cuerpos
Como se sosiegan las esculturas en la mente
Creando volúmenes extraños
Gráciles relieves

Marcan un territorio común los que se aman
Sin superficialidades
Amantes a ras de suelo
Sinceros y humildes habitantes
Hermanos del conejo  de la hormiga y la serpiente.
nicoletta-tomas-amantes-13
Ricardo Landa, 20 de enero de 2013. Imágenes: 
Amantes, Egon Schiele; Foto, 
Flor Garduño; Amantes 3, Nicoletta Tomas.