Alabanza a una muchacha imposible

Alabanza a una muchacha imposible

1

No puede ser,

ella no está aquí

hace años murió

pero sus pasos

andan en este polvo,

se hunde apenas en el sillón

donde se deja caer, liviana,

con el plumaje mustio,

y se queda dormida de cansancio.

2

Descifro su presencia

en esta página azul

donde la noche se avecina.

3

Hacía falta que vinieras,

da tanta sed tu ausencia.

 

4

Al azar te trajo el viento, al azar

azotaba la ventana y la calma

de este encierro.

El siseo del lápiz

y el roce de mi mano en el papel

iniciaron este requiebro.

5

Las alas que te cubren

vienen húmedas,

habrás cruzado una tormenta

o volado desde el mar.

Ahora eres una caracola

con barro en las mejillas

y en los pies descalzos.

Quizás llovió en tu tumba.

6

Cuando te fuiste no pude verte,

no alcanzaron mis uñas

para encontrarte.

Me dijeron que estabas pálida

y contrastaba con tu cara

un hilillo de sangre.

No tenías alas entonces

¿quién las produjo tan tarde para el caso?

Pero te hacen más bella, pajarita.

 

7

Sé que no se remedian las alas rotas,

pero si te consuela,

cuando despiertes

me pondré de pié a tu lado

y saltaremos de gusto,

quién sabe si al albur

el viento nos levante.

8

Por ahora ella duerme,

es la hora en que los pájaros

sueñan el día que viene

y aprenden la canción próxima.

Yo la adivino leyendo sus labios

que musitan otro adiós

sin llanto ni pena ni muerte.

9

(Si lo imposible parece dislate

aquí queda esta alabanza,

a la visita breve de la muchacha

que trae alas para no quedarse,

sino como sombra de pajarita).

Ricardo Landa, 4 de mayo de 2009.

Imágenes: Gadhirian: Mimo;  Luna rosa; Tarkovski: El rezo, Rueda y muñeca; Internet: Mujer columpiándose; Modigliani: Desnudo; y de internet: Luna con velo de viuda.

Anuncios

Zapatillas de mar y sol

Zapatillas de Mar y Sol

zapatos debailejpg

Cómodo y ligero

Tu pie izquierdo

Hace la zapateta

Con el ritmo de mis versos

Repica y suena zapatos-de-salsa-online-nacionales

Tamborilea

Esta tierra diosa

Sobre la que levantas

Alto y sutil

Tu cuerpo gótico

Piel con piel

Rimas

El ritmo de los versos

Son de delgada suela

Como leves son sus cintas

Que no cubren

Desnudan

Tus exactos Free-Shipping-Wholesale-Women-Black-Suede-LATIN-font-b-Dance-b-font-font-b-Shoes-b

Pies amarfilados

Les amparan la frescura

Aunque apenas

Arriba

Los muslos ardan

Friccionados

Por el vaivén Blog_20160229_Fono_BeneficiosBailar

De besos

En versos enmascarados

Los tobillos

Trazan el quiebre

Las plantas

Y esos diez senos

Boluditos zap baile salsa57-339

Que hundes

Que puntean

Para alzarte

En los talones

Y volcar su taconeo

Ah verso perverso

Este de bailar

Cómo creces

Cuando digo baile

Cómo ondeas

Tu cuerpo que abandera

En tu pecho

La respiración

Y cómo duele

Que tu barbilla foto anie leibovitz

Imite el filo del puñal

Y la cuchillera manera

De tu atisbar

Las zapatillas

Mar

Te mecen las caderas

Las zapatillas

Sol

Treman en tu pubis

Como flama

Zapatillas

Mar y Sol

Rumbean

Y un pie queda en alto

Y el otro

Te hace girar women-s-Latin-dance-font-b-shoes-b-font-female-high-heeled-soft-outsole-adult-ballroom

En 80 magias

Mil luceros

Bamboleas

Ritmas

En el mismo sitio

Donde cavo

Con un suspiro

Este hueco

Que deja en mi pecho

No atraparte en el vuelo

De la cabriola

De la pirueta

isabelle-felicienDe la rumba

Que eleva a lo inaudito

La libertad maciza

De tus piernas

                                                                                      A reposar sobre mis hombros

Las zapatillas

                                          Y anudarlas en mi nuca

Ya

                                                           No puedo detenerme

Viene

                                                             Viene

Tormentoso

El  verso

En un punto del deseo prolongado como aquel tango

Triste

Solitario

Y final.

Ricardo Landa, 18 de octubre de 2014.

Imágenes:diversos zapatos y zapatillas de baile; pareja en baile fotograma del video de una rumba: Isabelle-Felicien; ballet del Jardín de las delicias.

ballet el jardin de lasdelicias

DARK SIDE OF THE MOON

DARK SIDE OF THE MOON

dark voices inside

1

Cuando deshiele el espejo,

aletearás un brazo,

avanzarás tu pie más blanco

y tu pecho perderá lo amoratado.lado oscuro

Entonces, con todos tus dientes

comerás mi cuerpo insomne.

Mi alma -según la esotérica moda-

tiene la posibilidad de sobrevivir

como tu sombra.

2

La noche,

animal de soledades,

larga como ríos que nunca desembocan,

deja sus llagas, sus úlceras

en mis sienes, y sus delirios.

 

¡Pierde ya la piel, culebra!

SERPIENTE

Fosforéceme la carne

para que con su dolor y llanto

no se vaya, para que se estampe,

aunque como herida

en mi destino quede.

ahumada oscuro

Ricardo Landa, 1999-2016

Imágenes: Dark voices inside; El  lado oscuro; Serpiente mítica; Manuel Ahumada: oscuro; ilustración: Un traje rojo para el duelo. Destacada: Arturo Rivera, El jardín del edén.

untraje rojo paael duelo

MAGDALENA DURERO

MAGDALENA DURERO

 albrechtdurer_crucifixion3 magdalena

Escucha, Jesús, blasfemias,

parientes de las de Sinead

(la santa irlandesa

a quién veo dibujar su sexo

con las yemas unidas de los índices y pulgares);

saltan de mí cual renacuajos,

rayos y centellas,

al deleitarme en el memorado

evangelio de Durero.

 durero Posible-María-Magdalena

En su nido,

los pechos de Magdalena,

polluelos hambrientos,

se levantan ansiosos

de una gota de tu sangre, Jesús.

 

La mirada de Magdalena,

el bálsamo de su boca,

el círculo perfecto de su cabeza,

la suave enredadera de sus manos

y la hidra de sus cabellos:

son brisa,

frescor que alivia tu agonía

y te endulza los delirios, Jesús.

 
sta maria magdalena llevada al cielo  por los anglels mazzucchelli o morazz0nes 1626

Postrada ante ti,

llena de dolor y avergonzada

por tu muerte de salvación,

Magdalena suspira,

abriga el secreto de tus ojos limpios,

se lo lleva al sueño que entreabre sus párpados,

alumbra con tu sombra

su noche.

 botticelli-sandro-die-beweinung-christi-maria-magdalena-und-die-fuesse-von-christus-ausschnitt-ca-1490-1060803

Y Magdalena se compadece de nosotros:

vamos en su mirada los sufrientes,

los caídos,

los que nos retorcemos atados

a tu lado, Jesús,

o a tus pies, joven mártir

de un intento más de las vanguardias.

 DUrero llanto sobre cristo muerto L03999

Su belleza nos ampara,

como te asila, Jesús el expulsado del reino,

nos unge

su humedad de mujer,

desprendida,

generosa,

portento que nos maravilla,

como a ti, hombre torturado

por la sexualidad judeo cristiana.

extasis de sta maía magdalena

De lo demás del grabado de Alberto Durero,

lo siento,  Jesús, me es borroso,

sólo el cuerpo numen de Magdalena

ha calado en mi memoria.

 

Ricardo Antonio Landa,  versión del 1 de abril de 2015 del poema de 1989.

Imágenes:  1 Grabado de Alberto Durero: Crucifixión; 2 Detalle de Grabado de Durero: posible María de Magdalena; 3 Pintura atribuida a Mazzucchelli: Magdalena llevada al cielo por los ángeles; 4 Detalle de pintura de Sandro Botticcelli:  El embalsamado de pies a Cristo por Magdalena; 5 Grabado de Durero: Llanto sobre Cristo muerto; 6 Grabado de A. Durero: Éxtasis de Sta. María Magdalena; y 7  Pintura de Alberto Durero:  Santísima Trinidad con Magdalena abajo a la izquierda de Jesús.

durero-5cruxifica iglesias

Deshojes

Deshojes

Respira todo el otoño en una sola flor.

Oskar  W. Milosz: La musa

Flor Garduño_hoja elegante

1

Desconocía este latir del mar:

Ella viste de rojo, enseña las pantorrillas y los pies desnudos.

2

Camina adelante, yo recojo sus pensares.

Míralos respirar en el jarrón del escritorio.

3

Estoy solo y cada mañana miento

al saludarme en el espejo.

4

Es una musa ajena; aunque tampoco es de ella,

y va al alza en la subasta.

5

Sus guiños confunden,

abisman.

6 mujer otoño

Tropieza con un suspiro.

7

Escala mi puerta el sonido de sus pasos

y el ritmo de mi espanto.

8

Lágrima, océano de mil ríos

desbocados.

9

La revolución y tú

son causa y camino: fluimos.

10

En la montaña lluviosa, el invierno

y el verano se alcanzan en los cuerpos.

11

Flechados por el violín de Ji-Hae Park,

los usuarios del metro olvidamos

que la ansiedad de primavera viaja en un vagón

colmado hasta las lámparas.

Jie hae park en la estación primaverera de chabacano

12

Ni en sueños, el sol escuece tu sombra.

13

El frescor de tu lengua abrasa.

14

La noche, la noche, siempre la noche

es el frasco donde topan

la mosca, el pez y el hombre deshojado.

a_eternidade_e1_dia

Ricardo Landa, 22 de marzo de 2014. Imágenes: Flor Garduño: Hoja elegante; red: Mujer otoño;  Foto La Jornada: Ji -Hae Park en el metro Chabacano;   Angelopuolos: fotograma La eternidad y un día.

ABRA CADA ABRA

ABRA CADA ABRA

horizonte mar 17401_1

Allá

en el horizonte

se alza cual cabecitas de cerillas encendidas que avanzan a saltos hacia la luz que las acera y arma

un ejército de sombras que agrupa caballerías y cañones

se expande con saltos de furia acomete la bahía

rompe las piernas al continente

levanta andamios y murallas

olas zburzonemorze1

 crea un cerco rumoroso que espanta con trompetas plateadas

y calma con gladiolas de tallo verde y corolas espumeantes

se abalanza y se viene encima

aplasta

la arena

y ante la sorpresa del golpe

asombra ver cómo se arrodilla

se desarma suavemente  se aproxima

besa los pies delicados de la amada

posa la lengua en sus tobillos

abandonados

en

v

antonio cano la voluptuosa036500

y sin dar la espalda

se recoge se lleva mansos sus caballos

domesticadas sus bestiales maquinas de muerte

que no asustan ni a las aves que se clavan en su seno

a pescar los corazones

del tesoro

que hinchan el vientre con medusas nostálgicas y tiburones hambrientos

la sal escuece sus mejillas y sonroja con más cerillas el horizonte salta su luz le devuelve el agitado anhelo de volver

con tanta fuerza de ocupación masiva

a besar humilde

tímido

nina-en-la-playa-sorolla

los tobillos y las pantorrillas de la amada

que le espera murmurando un deseo  c a b a l í s t i c o  inacabable…

abracadabra abra cada abra  a b r a   c a d a   a b r a  abra cada abracadabra

abra en cada abra el hueco que el mar al amar abre

y con espumeante fulgor

llena

y

lle

n

a.

Noctambulario.+Blog+de+poesi%CC%81a+arte.+Abril+2013..+Imagen+de+Lucien+Clergue

Ricardo Landa, 5 de junio de 2013. Fotos y pinturas: Horizonte mar; Olas-zburzone; Antonio Cano: La voluptuosa; Sorolla: Niña en la playa; y Lucien Clergue.