Caligrafía letal

Caligrafía letal

Abre una vieja agenda

con motivos de culturas ancestrales:

glifos, fragmentos de códices

encabezan una serie de textos

para ayudar a la memoria a atenuar

el fracaso en sus intentos.

 

Se detiene ante los nombres en racimo,

algunos ilegibles o maltrechos,

escritos quizá con indiferencia,

o tal vez, por serle harto conocidos.

Encuentra sorprendido las señas de amigos,

compañeras, maestros y amores.

Lee sus nombres y apellidos completos

-algo que ya no hace al llenar nuevas agendas-

y le conmueve el haber olvidado esos detalles.

 

Inquieto, le asalta la pregunta

de si será tan largo como el nombre leído,

el camino que ha andado esa persona,

o si se le interrumpió la vida como hace

la letra que falta como un balazo en la palabra.

Tal vez se unió ese otro a una secta con códigos extraños

como aparece en ese nombre sobrepuesto.

¿Y si carece de algo básico en la vida

al que le faltó un acento en su apellido?

 

Absurdos pensamientos, se dice,

y pronuncia en voz alta

los nombres completos para calmarse.

 

Quisiera le contestaran

que aún están presentes en el mundo

para deshacerse del miedo que le turba,

que lo escuece de culpa

si acaso hubiese vaticinado

fatalidades con su mala letra,

o  si condenó a alguien a castigos

que la memoria guardaba en el olvido.

 

¡Ah! ¿y si en la agenda se hallara su nombre?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ricardo Landa, 10 de marzo de 2017

Imágenes: 1 al 4: caligrafías japonesa;  de pintura de Jackson Pollock; escritura farsi; manual de caligrafía; 5: dedicatoria de Virgilio Piñera a Julio Cortázar y Aurora Bermúdez;  6 imagen de una caligrafía japonesa; 7: Croquis y viñetas atribuidas a Arthur Rimbaud.

Contracturas

-Contracturas-

 pcontracturas

Los puños en los bolsillos y el capitalismo que no ceja

 

La voz que rasguñan las púas de la garganta eisenstein_potemkin_2

 

Un hombro más alto que la testa

 

El halo de dolor por donde gira la mirada

 

La laja que bloquea al instante

 

Sólo la pupila abierta ¿incansable?

 

Larga caída y un suelo que no llega

Crucifixion1965

Encogido-enjuto-aprensivo (aún sujeto está el sujeto)

 

Mapas en la piel de un manantial incontinente

 

Una pregunta y otra que es la misma

 

Un hola adiós con los muñones

bacon el pulso del cuerpo top_gr_636

Robos a la vida que sientan a la idea y la electrizan.

 

Ricardo Landa: 12 de marzo de 2015

(En cursivas cuatro palabras de Juan Gelman, en Hoy-CCII)

 

Imágenes: 1, pintura:  Cuadro de contracturas actuales. 2, Eisenstein: fotograma del filme Acorazado Potemkim. 3,  Francis Bacon: tríptico de la serie Crucifixión. 4,  Francis Bacon: pintura El pulso del cuerpo. 5.  Foto en preparación de escena: David Linch e Isabela Rosselini

david_lynch_isabella_rosselini_tilton

Bailonga gacha el alma

Bailonga gacha el alma

A Juan Gelman

 gelman escribo en el olvido

Por qué está triste

y gacha el alma

por qué se la lleva y colea

por las estrellas/ y ay por la luna calva/

y por qué cada vez que se topa

con una roca ciega

se le desmoronan las plumas

o se le revienta la yema del corazón

 03---RADIO-AZUL---El-Trotamundos---TANGO---30-03-2011

porque gotan

se descuerda en la guitarra y la garganta

porque se marea de agua salina

nomás de ver roto el violín

y rompicados los dientes del bandoneón

porque la suavesura soledad

deja oír los silencios

del estruendo y del sollozo

 bandoneon_Pina%20Bausch

/daba tres pasos entrecruzados el poeta

en calles clandestinas

en páginas desiertas

en las flojas cuerdas de una red

que se olvida pensar en nombre propio/

 Mundial-de-tango-e1346202101900

y no caía ni se

resbaladiza gotan

pájaro de una pata con árbol

sombrillita de música

aletear para latencias

 juan gelman y mara

tú sabes por qué Juan

ya lo sabías en este mundar

por vivir se muere

por luchar se vive

por cabalgar andurriales y cruzar desiertos de papel

se escribe como se borra

se tacha como se hablilla

y al final ahí limpita aparece la sombra del manuscrito

o la luminosa o del hablista

de oficio comunal y beneficio comunero

 bandoneon-WEB

el alma gacha

tristea cantarinando

doblega sus esquinas con preguntas

y al cabo de contestarlas

ya bailonga su gotan

se alza y vuela albatros

del exilio hasta el abrazo

prende recíprocos fueguitos

que calientan.

Ricardo Landa, 17 de enero de 2014

Imágenes: Foto: Gelman: escribo en el olvido; Radio azul, el trotamundos tango;

foto: bandoneón por Pina Bausch; foto: Mundial de tango; foto: Juan Gelman y Mara; web: bandoneón;

portada de libro Gotan, Juan Gelman.

gotan

Para aprender a leer un grafiti

Para aprender a leer un grafiti

ana landa granada grafiti img_2189

El grafiti en el muro de la cocina

nos pregunta

¿soy el gato que anhela

alcanzar al pez

que nada

en una alta copa

de agua fresca?

Gatos-Con-Peces_th

¿O soy el pez que nada

y anhela el deseo del gato

que se estira y duda

si patear este cristal

que me protege y atrapa?

pez_gato[1]

Más bien pudiera ser

el canario que vuela y canta

un cuento que se impregna al muro

junto al cual una mujer

fríe un pescado.

canario jaulaTBL_CONTS_311_1_39

O mejor ser

el hombre que se encarama

en las caderas de la mujer

que cocina pescado sweetanimals-14

y la araña maullando

mientras ella canta

como un canario.

La libertad es un grafiti.

Ricardo Landa, 1 de junio de 2013. Imágenes: Ana Landa, foto grafiti en Granada; Internet: Gatos con peces, Pez gato, Canario en jaula y Swettanimals; Pintura: Nicoletta Thomas: Amantes.

Amantes 33

Nos encontramos los cuerpos opacos

Nos encontramos los cuerpos opacos

fernando-maldonado Amor de penumbra

Nos encontramos los cuerpos opacos
por el esmeril del dolor
cortados en trozos
con la mirada oscura
y los labios blancos de sal

Conocernos encendió una luz frágil
tímida claridad para esa caverna
donde invernaba el gozo
y salimos por la miel
porosos primero
transparentes después

Abiertos como libros
nos desparramamos una en otro
cada noche con los abrazos
cargados de palabras
con verdades que nos enlazaban
y volvíamos a comernos las lenguas
rojas otra vez como los labios
endulzados por los sorbos de piel
nos bebíamos por los ojos
en franca confidencia

Mas una noche saltamos distraídos
una página del libro por algún detalle
molesto/ quizás un nombre
lugar o extremidad del cuerpo
fantasma de culpas en la memoria
y con él el misterio y la duda
esa nube de tormentos
soplaron en la flama
hopper2_5801184153296
La vida recayó en la penumbra
descendió la temperatura
tiritamos y nos tembló la voz
respiramos dentro de una bolsa de preguntas
nos ahogamos en un detalle avieso

Opacos retornaron
los días con sus manchas solares
evadíamos preguntas en órbita insegura
reseco el pozo del vientre a la boca
colgados de la cuerda del silencio
frías las sábanas y las despedidas

Hoy ambulamos en mundos separados
apenas el deseo matutino
revive en cada lengua
al primer trago de café
Bogamos en esferas transparentes.

Fernando-maldonado4

Ricardo Landa, 1999. Pinturas: 1. Fernando Maldonado: Amor en la penumbra; 2. E. Hopper y 3. Fernando Maldonado.