La doncella y el pescador

La doncella y el pescador

La doncella habita en la torre

de un castillo en el aire, sola

remeda el canto de María Bethania

yo no soy de aquí,

yo no tengo amor

e imagina al marinero

perfecto como un dios

de la misma canción.

La doncella no despierta

de su ilusión en las alturas,

mientras, al lado de su ventana

pasa el pescador sencillo,

viéndola desde la verde mirada de la bahía,

él vuelve del mar con su red copiosa

de peces dorados sorprendidos

en la noche turbulenta

de un mar oscuro bañado por los rayos

como el esplendor de su piel.

Ah, doncella, no te encierres en la torre,

baja a comer de mis manos

que te convidan el íntimo secreto

de los mares, saborea la sal que traen

mis labios, no hablan de más dios

que el de este varón que cala

con su caldera el sol de los trabajos.

Vengo de donde los vientos

apuran o detienen mi barca

para que capture peces de colores para ti.

No es aquel aire de tus sueños

el que me mueve, son las brisas,

ninfas festivas del deseo.

mg 001

La doncella sigue en su canto

enamorada de un dios perfecto,

pero, ay, en el bajo vientre lleva

el hambre y la sed

de un hombre entero.

El pescador ya pasó por su ventana,

mantiene en celo el aire a la doncella.

Ricardo Antonio Landa, 23 de agosto de 2018

Imágenes: Internet: Doncella en las alturas; Leonora Carrington: Máscara facial; Guillermo Porras: Pescador; Gonzalo Carrasco: El pescador; Maleen: La doncella ; Kurt Ewvall: El pescador y la sirena.

 

Anuncios

El quinto elemento

El quinto elemento

el-quinto-elemento

(Columpio en un verso a verso

rudo o emotivo como un lobo

aunque a veces

una triste balada monocorde

colgada de los cuernos de un venado)

 

Poco a poco comprendió

qué tan tenue era su red,

apoyada en el cielo de un lado

y en el otro, en un espejo de agua.

el-quinto-elemento02

Ella creía ser un puente tembloroso

que en las madrugadas siente el paso

del viento solitario y beodo

que la cruza al regreso de la cama

de la insaciable hoguera.

quintoelemento

Y percibía al florearle el alba

el vaho ácido y salino del amante a tumbos

que se acodaba

sobre su barandal

soplando nubes del alcohol sobrante

derramadas en su sexo.

635014_el-quinto-elemento

Ella hubo de ser también

el destino y la morada

de un quinto elemento

con ojos y cuerpo de venado

de cuyas astas columpiaba

su tenue red de afectos.

 

9-el-quinto-elemento-luc-besson-1997_reference

Como todo buen mortal

el venado se ha disuelto.

Es apenas un casi olvido donde

con nostalgia desprevenida

se recuesta la luna cuando mengua

para soñarse amparada

acunada y sostenida

en su vieja cornamenta

para volver a alzarse de su noche depresiva

creciente autónoma y serena

como la gallarda rosa

de estos que serán al fin

sus mejores tiempos.

quinto-elemento-mila-jokovitch7a4

Ricardo Landa, 14 de agosto de 2011.

Imágenes: fotogramas y animacion del Filme : El quinto elemento de Lucc Besson.

quintoelemento_5gr

 

Descaminados-as

Descaminados

-migrantes008

Descaminados, desnudas

las partes de un cuerpo expropiado,

les queda a sus familias,

al final de un rastreo por rutas anti odisea,

la blusa, el saco descosido, la camiseta raída,

el deshilachado reboso,

la cinta del pelo o las de la cintura.

sebastiao-salgado-1

Descamisados, con la piel ardiendo

entre mares o desiertos, los sin suelo

no se tapan sus pobrezas,

ni el corazón que con ahínco vuela

de continente a contenciones, de un sur insondable

al norteado sueño. Con el plexo solar

seco, con el colon furibundo

y las mandíbulas constreñidas

por angustias que tapian la esperanza,

los y las descaminadas

casi se mastican la lengua

y el grito que llevan envuelto de tinieblas.

salgado

Es el tiempo de sus ahogos, sus volcaduras,

de ataques anti-migrantes con armas

de violencia masiva. Los quiere muertos

la lógica del excluyente mercado de brazos

y de vientres. Los quiere despojados

de papeles, de camisas, de afanes y de órganos.

Cuanto más los quiera contenidos

inflará el pecio de su paso, de su navegación,

de los oasis que incitan a  la aventura delirante,

al avanzar a todo costo, al tupido riesgo.

salgado9

Descaminados, dignos, siempre audaces,

intentan ligar al mundo sin fronteras.

Su paso suena a contrarrítmica, anti melódica travesía

que transgrede con sus ay, sus desgarres sin saliva,

las orejas de un mundo ensordecido,

que tiene por costumbre perseguir al ajeno,

tildarle de forastero, ilegal, extraño, descalzonado,

presa de caza, carne para perros, cuerpo esclavo,

mercancía de bandas, siervo de sicarios, judío errante,

basura retornable si sobreviven.

salgado11

Hombres o mujeres descaminadas, se encuentran,

se cubren el alma con la cálida red del auxilio

de quienes sí les ven, les animan,

les escuchan el acento del sueño

de despertar en el inicio del túnel, en la tripa del monstruo:

¡O se lo comen o serán consumidos!

Es ya otra historia, la abandonada camisa de quienes pasan, no la cuenta.

que hablen los muros

Ricardo Landa, 22 de junio de 2015

Imágenes: 1,  Dibujo migrantes; 2, 3, 4, 5, fotos de  migrantes, desplazados y refugiados de Sebastiao salgado; 6 grafiti : Que hablen los muros, 7, Brancusi: Balsa.

07/10/2011 Brancusi Balsa. La pinacoteca abrirá sus puertas el próximo día 9 de abril, lunes de Pascua CULTURA VIZCAYA PAÍS VASCO ESPAÑA EUROPA GUGGENHEIM

07/10/2011 Brancusi Balsa.
La pinacoteca abrirá sus puertas el próximo día 9 de abril, lunes de Pascua
CULTURA VIZCAYA PAÍS VASCO ESPAÑA EUROPA
GUGGENHEIM