La luna más cercana

La luna más cercana

 Beyond words

Guardas silencio diez/

segundos y la escuchas

detrás de un ronco jazz/ como clarinete desgarrado.

Posa ahí en tu recuerdo

y la paladeas con la ternura de la lengua

como la ola al arrecife como/ el relámpago al horizonte.

La memoria es milagro

que deshace con sus dedos las distancias/

soplas breve el saxo supremo/ se ilumina tu cara.

Tanto contento/ alegrías que

no se disipan/ acordes intensos

de la guitarra saltimbanqui / contrapunto a la tristeza.

Termina la pieza y al héroe/ lo vence la tortuga:

cada deleite en la remembranza/ alivia la cal viva de la luna.

Luna sincopada

el cerebro te acoge hasta el delirio/

estreméceme

que el quiebre de/ esta silva te presente.

Ricardo Landa,  22 de diciembre de 2007. Imágenes: Val Dam Beyond Words clarinete; y pintura de Antonio Berni

Región distante y oscura

Región distante y oscura

Una molécula, un corpúsculo
o quizás un gen muy suyo
fue abordado por un extraño
objeto del deseo.

En esa región,
en esa minúscula comunidad,
se concentró la química y el misterioso
encadenamiento de la alquimia.

Afrontar el deseo
le coagularía la sangre
como memoria del momento.

Antes, en su cerebro
y en la tensión de su piel
-con dureza en la cúpula de sus senos-,
ella sintió cómo se erguía el ansia
en un rincón oscuro de su ADN.

Fue entonces, cuando
-en la veintemilésima
de su arcón genético-
oyó que en la sombra
latía otro corazón,
un eco de lo ausente y lo dolido,
un otro cerebelo preciso
con el control de sus reacciones.

No lo supo, lo intuyó
como el vórtice de la tormenta
en la punta de sus pechos,
en los suspiros librados del ahogo,
en el fluir lúbrico lloviéndole 
en la alianza de las piernas.

No era más la oscuridad un desierto,
otra noche sin luna ni estrellas,
una cámara vacía sin dramas
ni pianos ni cellos.
Había ahí un propósito definido:
llevarla y traerla del placer
a gozar el instante,
a acometer al fantasma
y a encajarlo en cada orificio
hasta adquirir la alegría de morirse
en el estruendoso relámpago del orgasmo.

Ricardo Landa, 19 de septiembre de 2012. Imágenes de genes en internet y pintura: Hilo Rojo.

Archipiélagos

Archipiélagos

Como habitantes solitarios de dos islas cercanas.

Pero separados por insondables abismos…

Ernesto Sábato: Sobre héroes y tumbas

Somos los fragmentos

De un corazón incontinente

Nubes errantes

De la tormenta
Silencios en un jazz

Profundo y negro

Rayos en seco

Relámpagos

Relámpagos

Pero también por ello

Somos sangre común

Agua semejante

Luz de todos

A todos regalada

Música

Latido muy ronco latido

Aunque vivimos separados

Hay un hilo de seda transparente

Que teje nuestros huecos

Nos cubre las heridas

Nos rescata en una balsa

Somos y seremos archipiélagos de un amor herido

Multitudes de gestos singulares

Rebanadas o trozos de sandía

Dardos distraídos sobre el blanco

Olas y aire que se descalabran en un peñasco

Olvidos sin fin de un sueño recurrente
Resplandor del universo

Huellas de la ceniza de un cigarro

Polvo del polvo enamorado.

Ricardo Landa, 2012-01-26 . Archipiélago turco; Edna Acosta: Archipelago; Proyecto jardín de Puerto Rico  y José María Guijarro: para Archipiélago de Holderlin.