Ninguna mujer como Anita

Ninguna mujer como Anita

 closedEyesEnjoyingFountianWater09-anita-ekberg-c

Ninguna mujer como Anita/ como Anita Ekberg/

Mundo rebosante de dulzura/Catedral/

Manjar de hordas desatadas por miles

sobre el pasto dorado de su cabellera/

Sonrisa luminosa como el fin

de la oscura caverna de Platón/

Vocecilla apagada tras un baño nocturno

en la fontana de Trevi con estatuas

derramándose encima de sus pechos/

Diosa de la abundancia/

de la producción en masa

y socialización de una montaña de peces y panes/

el maná en plata, blanco y negro/

 la dulce vidamarcelo anita

Ninguna como ella/la amante de Pantagruel/

Hipnosis del cíclope/Nieta depilada de King Kong/

Aluvión de estupor en El Amazonas/

Crisis de sobreproducción fordista/

Último mito del Estado de bienestar/

 

Otro cadáver exquisito del capitalismo salvaje.

anitaekberg2.jpg_916179109

Ricardo Antonio Landa (versión de un poema de 1989). Imágenes: fotogramas de la película La dolce vita de Federico Fellini con Anita Ekberg y Marcelo Mastroiani.

 anita ekberg fontana di trevi

Anuncios

Del éxtasis al arrepentimiento y al grito llano

Del éxtasis al arrepentimiento

y al grito llano

No te asolites (sutilices) tanto, que te despuntarás.

Miguel de Cervantes y Saavedra

catedral de toledo vitral analines

Poesía de las piedras,

las murallas, las catedrales, los acueductos.

Poemas cristalizados,

las mezquitas, los vitrales.

Versos entablillados, cargados de relieves y puntillas,

las sinagogas, los mosaicos.

Poéticas de las constelaciones,

La Alambra de los sultanes y las doncellas,

la voluptuosidad de los patios,

las fuentes, los laberintos.

Luego de siglos de romanticismo

y ateísmos clandestinos,

vendrían en versos libres

las blasfemias del Gaudí ahora beato

en su Pedrera, en los jardines del Parque Güell

y en esos muebles donde posaba las asentaderas.

 sevilla
Tanta revolución en el lenguaje,
tanto milagro en los fragmentos
que los imanes se dislocaron.
Pero le advino al beato acaso el kitsch del arrepentimiento,
y asustado el católico obediente a Roma,
a su interminable Sagrada Familia,
exuberante nube de piedras divinas y de yesos demoníacos,
la dejó caer encima, despiadado con sus copistas y truqueros.
 los pájaros dejan estelas nocturnas

Sálvenos el verso blanco

en el San Sebastián de los Chillida

para que se peine la melena el viento.

Y la poesía concreta en la nueva Euskara

con y más allá del Guggenheim.

Sálvenos Serra y los grafiti

de tanto rey liendre,

de los papas piojo y los papamóvil.

Sálvenos los fanzines ante a los franquistas chinches

y a los neonazis más virulentos.

 

Sálvenos la poesía salvaje y la libertaria

de los turistas con tantos euros

que sólo consumen la marca Rioja y los flamencos.

Sálvense con pintadas frases de los okupas

los desmoronados pisos con hipotecas

y los desalojos de más precarios

por los gobiernos de la izquierda ñanga.

 

y los desalojos de más precarios
por los gobiernos de la izquierda ñanga.
 morisco córdoba españa img_5016
En la precarizada España
con sus mares del sur y sus sierras agrestes,
sus barrios árabes, góticos, gitanos y judaicos
ya se sublevan pobres, parados
y migrantes de tantas lenguas.
Ahí persisten tras barricadas
como obreros de manos toscas y sin pensiones,
los constructores que en canteras verdes y enladrillados
dan nuevos cantos, de tan crudos y subversivos, bellos.
 

Ricardo Landa, 18 de Noviembre de 2010, tras un octubre por el estado español.   Fotos Ana Landa: Vitral catedral de Toledo; puerta en Sevilla; noche en el puerto de Barcelona; arte morisco, Córdoba; Museo Guggenheim, Bilbao.

guggenhaim analines