Las mujeres de Degas después del baño

Las mujeres de Degas después del baño

edgar-degas-desayuno-despuc3a9s-del-bac3b1o-museos-y-pinturas-juan-carlos-boveri

  
Después del baño
llevan el olor del  jabón a la cama
y pintan con él su silueta.
Queda en la sábana, en la almohada,
en la humedad de la toalla,
en la mano conocedora
que sopesa los senos.
 
Preferido de todos los lugares
donde el jabón de baño vuelca el sahumerio
es el recinto floral,
el sexo lamido y frotado,
boca, piano y tambor de comuniones.
 edgar-degas-despues-del-baño-museos-y-pinturas-juan-carlos-boveri
Tras el baño de amores,
llega el placer del chocolate
y, en el sopor,
sobre la sábana crece
el ámbar de la gota
que pende de la entrepierna .
 
Ahí trocan el soplo espumoso
al bálsamo de perfume ungido
en el que las envuelve un baño nuevo,
de tan amable sacramento.
 

Ricardo Landa, 11 de agosto de 2013. 

PINTURAS Y MONOTIPO : EDGAR DEGAS

edgar-degas-banistas-obras-maestras-de-la-pintura-juan-carlos-boveri

Anuncios

Ruinas y cicatrices

Ruinas y cicatrices

queloides-303x352

Ruinas, testimonios
de una edificación
que soltaron las nubes
de su seno, vestigios

tatuajes_cicatrices22
de un cultivo de abrazos
y lamentos, de coitos
y soledades que escribimos
los poetas para cubrir las heridas,

cicatrices, recuerdos
de un amor que duele,
de un dolor que amo por incomprensible,
ruinas, vestigios, cicatrices,
Doris_Salcedo-Shibboleth-2007-Sala_de_Turbinas_de_
palabras sin señal
de dónde se dejó el amor,
quién lo derrumbó,
por qué delgada memoria vagan estos versos.

Ricardo Landa, 24 de marzo de 2013. Imagenes:1. Queloides;

2. Tatuajes, cicatrices; 3.  Doris Salcedo Shibboleth; 4. Ruinas,  rayos.

ruinas-rayos