Malvados y dolorosos

Malvados y dolorosos

En  Tres versiones de Judas, Borges

inventa a Runeberg

quien reivindica a Judas Iscariote

convirtiéndolo con argumentaciones

teológicas y morales en un reflejo de Jesús.

Todas las versiones de la traición son falsas, dice.

Así, el orden menor de las cosas

es imagen de la inmensidad:

como las manchas de la piel

son un mapa de las incorruptibles constelaciones.

Tu leíste la piel de mi espalda al amanecer.

Hiciste el intento de enumerar mis lunares,

los poros abiertos de mi cansancio y,

quizás, mis arrugas y cicatrices.

 

Me oías entre tanto.

 

Cuando me pusiste de cara hacia a ti,

después de un beso,

elogiaste mis labios y

¿será casualidad?

inicié mi versión del renunciante

(como Judas que renuncia a ser apóstol,

cadre, de Jesús

y lo vende por treinta monedas y un beso).

No son hermosos,

míralos bien, el bigote

cubre las manchas del vitíligo

que como estigma hace de sus orillas

las comisuras atroces del hocico de una bestia.

Y te hice seguir las huellas del delirio

en la frente y la cabeza,

pero querías detener el dolor

que me hacía negarme a ser contigo.

 

Como este gallo que al medio día

canta para confundirme.

 

Sólo ahí las tienes, 

Imperceptibles, dijiste.

Entonces mostré el anillo que circunda mi sexo

ese que más se duele de esta distancia,

una coralillo durmiendo tal vez soñando esta pesadilla.

Pero como Runeberg perdonaba a Judas,

así tu indagaste la causa de mis estigmas:

lista de temores y tensiones,

abandonos, desarraigos,

estrés maldito estrés y desesperaciones.

 

Me avisas que llevas en ti

el recuerdo y las sensaciones “hundos”

(así no se escribe y sigues equivocándote,

remarca sin piedad este malvado

que se asusta con la ternura y con los perros).

 

Malverso tus palabras

urdo este enredo:

te despiertas pegada a mi

y sientes, ya lo creo,

un deseo indecente

Dices querer

que “nos hundamos, otra vez,

en este sueño agitado y gozoso“.

Como tú: “Abro los ojos

y siento un tremendo vacío.”

No llevo imágenes y sensaciones,

se caen como las monedas de Iscariote

colgando de un árbol

con el rojo de la lengua

amoratándose.

Sí, ojalá que tu mirada al despertar,

lea el firmamento de mi piel,

y pueda anularme los miedos

y encontrarme un camino.

 

me haces falta…

(somos el espejo distorsionado de tu carta)

 

Ricardo Landa, 2004

Imágenes: Caravaggio: El beso de Judas; Pier Paolo Pasolini: Evangelio según San Mateo; El beso de judas, fresco bizantino; Filogonio: Ndija; Dibujo erótico: remontados; Grabado libertario: Ave María llena eres de rebeldía

Anuncios

El quinto elemento

El quinto elemento

el-quinto-elemento

(Columpio en un verso a verso

rudo o emotivo como un lobo

aunque a veces

una triste balada monocorde

colgada de los cuernos de un venado)

 

Poco a poco comprendió

qué tan tenue era su red,

apoyada en el cielo de un lado

y en el otro, en un espejo de agua.

el-quinto-elemento02

Ella creía ser un puente tembloroso

que en las madrugadas siente el paso

del viento solitario y beodo

que la cruza al regreso de la cama

de la insaciable hoguera.

quintoelemento

Y percibía al florearle el alba

el vaho ácido y salino del amante a tumbos

que se acodaba

sobre su barandal

soplando nubes del alcohol sobrante

derramadas en su sexo.

635014_el-quinto-elemento

Ella hubo de ser también

el destino y la morada

de un quinto elemento

con ojos y cuerpo de venado

de cuyas astas columpiaba

su tenue red de afectos.

 

9-el-quinto-elemento-luc-besson-1997_reference

Como todo buen mortal

el venado se ha disuelto.

Es apenas un casi olvido donde

con nostalgia desprevenida

se recuesta la luna cuando mengua

para soñarse amparada

acunada y sostenida

en su vieja cornamenta

para volver a alzarse de su noche depresiva

creciente autónoma y serena

como la gallarda rosa

de estos que serán al fin

sus mejores tiempos.

quinto-elemento-mila-jokovitch7a4

Ricardo Landa, 14 de agosto de 2011.

Imágenes: fotogramas y animacion del Filme : El quinto elemento de Lucc Besson.

quintoelemento_5gr

 

MAGDALENA DURERO

MAGDALENA DURERO

 albrechtdurer_crucifixion3 magdalena

Escucha, Jesús, blasfemias,

parientes de las de Sinead

(la santa irlandesa

a quién veo dibujar su sexo

con las yemas unidas de los índices y pulgares);

saltan de mí cual renacuajos,

rayos y centellas,

al deleitarme en el memorado

evangelio de Durero.

 durero Posible-María-Magdalena

En su nido,

los pechos de Magdalena,

polluelos hambrientos,

se levantan ansiosos

de una gota de tu sangre, Jesús.

 

La mirada de Magdalena,

el bálsamo de su boca,

el círculo perfecto de su cabeza,

la suave enredadera de sus manos

y la hidra de sus cabellos:

son brisa,

frescor que alivia tu agonía

y te endulza los delirios, Jesús.

 
sta maria magdalena llevada al cielo  por los anglels mazzucchelli o morazz0nes 1626

Postrada ante ti,

llena de dolor y avergonzada

por tu muerte de salvación,

Magdalena suspira,

abriga el secreto de tus ojos limpios,

se lo lleva al sueño que entreabre sus párpados,

alumbra con tu sombra

su noche.

 botticelli-sandro-die-beweinung-christi-maria-magdalena-und-die-fuesse-von-christus-ausschnitt-ca-1490-1060803

Y Magdalena se compadece de nosotros:

vamos en su mirada los sufrientes,

los caídos,

los que nos retorcemos atados

a tu lado, Jesús,

o a tus pies, joven mártir

de un intento más de las vanguardias.

 DUrero llanto sobre cristo muerto L03999

Su belleza nos ampara,

como te asila, Jesús el expulsado del reino,

nos unge

su humedad de mujer,

desprendida,

generosa,

portento que nos maravilla,

como a ti, hombre torturado

por la sexualidad judeo cristiana.

extasis de sta maía magdalena

De lo demás del grabado de Alberto Durero,

lo siento,  Jesús, me es borroso,

sólo el cuerpo numen de Magdalena

ha calado en mi memoria.

 

Ricardo Antonio Landa,  versión del 1 de abril de 2015 del poema de 1989.

Imágenes:  1 Grabado de Alberto Durero: Crucifixión; 2 Detalle de Grabado de Durero: posible María de Magdalena; 3 Pintura atribuida a Mazzucchelli: Magdalena llevada al cielo por los ángeles; 4 Detalle de pintura de Sandro Botticcelli:  El embalsamado de pies a Cristo por Magdalena; 5 Grabado de Durero: Llanto sobre Cristo muerto; 6 Grabado de A. Durero: Éxtasis de Sta. María Magdalena; y 7  Pintura de Alberto Durero:  Santísima Trinidad con Magdalena abajo a la izquierda de Jesús.

durero-5cruxifica iglesias

Soy apenas… una mujer

Soy apenas… una mujer

 caetano y maría bethania

 

Soy apenas… una mujer

hacen decir a la más adelgazada cuerda

de la voz gruesa, gigante,

plena de cicatrices

de María Bethania.

 

Aunque me maleducaron a pensar en hombre

saco mi lengua enrojecida

para colgarme con ella

y gritar a quienes se sepan despreciadas

que las amo desde mi ombligo

a la mano con que me apoyo

en alguno de sus hombros,

o de la mano con que me prendo de otra mano tibia

que cierra los ojos al mito,

porque en nada son apenas una mujer.

 pierrot-el-loco-anna-karina-marianne-renoir

Quizás sean a – penas,

apenadas huellas de la Historia cínica.

Ya asaltan el escenario inopinadamente,

sólidas en su tamaño de montañas,

derrumban nubes a golpes de deseo

y su derrame nos limpia los ojos,

enseña a andar nuestra mirada

y dicen si consienten

que las toquemos con precisión en donde les gusta,

o no lo admiten, si no es su antojo.

 

Su pasión esplende

en la calidez de sus ojeadas

de mujeres del medio día.

Son y serán apenas

como sólo ellas lo hagan posible.

 02nov2013---cantora-maria-bethania-faz-o-encerramento-da-turne-carta-de-amor-em-sao-paulo-

Por eso, María Bethania,

solicito subas la escala

y ofrezcas tu Dice no

o ese Mírame en los ojos,

si quieres ver cómo aprendemos a oírte

saber cuántos hombres te amaron, más y mejor

que este yo o este nosotros.

 

Y que venga a besarte Gal Costa

y que Ornella Vanoni ponga

en su garganta su Stupidi, rasposo y subversivo

como para equilibrar la vida

en esta cuerda floja

que intentamos cruzar juntos los sexuados,

aunque casi siempre,

despiadada-mente,

el uno sobre la otra.

00b_MariaBethania

 

Ricardo Landa, versión 7 de agosto de 2014.

Imágenes: Portada de disco de Caetano Velosso y María Bethania;  Fotograma de Pierrot el loco de Jean Luc Godard, actriz Anna Karina; Maria Bethania en concierto Carta de amor en Sao Paolo 2013; y diseño de portada de disco de María Bethania.

El amor y la lógica

EL AMOR Y LA LÓGICA

venus y marte boticelli

No son compatibles, son adversos.
 
Sobre el uno va la otra
con sus tabúes trenzados.
 
Por qué‚ la mujer griega común
no se nos da en esculturas,
si no era diosa o hetaira o virgen.
Y por qué el ano era el conducto de la amistad
de los hombres, si no era por ser menos misterioso
que la vagina y no inquietaba al logos.
 ometeotl vibora2
Así, rapaban los montes de venus
para no avergonzarse,
sellaban las aberturas femeninas
para poderlas trazar con decencia
en las paredes de los templos.
 
El mundo se les abismaba
a un sexo femenino poblado de tinieblas.
 4-ometeotl
El amor náhuatl, en cambio
era “divina pareja”, Ometeotl,
el dios y su esposa o al revés, también.
 
Fuera de la lógica antigua, reproducida
en las convenciones judeo cristianas,
el amor no tiene partes vergonzosas
y el placer sexual nos hace felices,
venga como se prefiera el disfrute.
 
La violencia sobre el amor
es lógica del poder atroz, pequeño.
 
Cuando los amantes unen su abdomen
la vieja lógica respinga y cojea.
Cuando se chupan los cuerpos,
los jugos les limpian las venas de angustia.

Piero Cosimo - Venus y Marte (1490) Berlín

Ricardo Landa, 1992. Imágenes: Boticelli, Venus y Marte; Escultura azteca: Ometeotl víbora y Ometeotl dioses pareja: Piero Cosimo, Venus y Marte; Apotheosis del amor y la  androginia.

apotheosis

Las mujeres de Degas después del baño

Las mujeres de Degas después del baño

edgar-degas-desayuno-despuc3a9s-del-bac3b1o-museos-y-pinturas-juan-carlos-boveri

  
Después del baño
llevan el olor del  jabón a la cama
y pintan con él su silueta.
Queda en la sábana, en la almohada,
en la humedad de la toalla,
en la mano conocedora
que sopesa los senos.
 
Preferido de todos los lugares
donde el jabón de baño vuelca el sahumerio
es el recinto floral,
el sexo lamido y frotado,
boca, piano y tambor de comuniones.
 edgar-degas-despues-del-baño-museos-y-pinturas-juan-carlos-boveri
Tras el baño de amores,
llega el placer del chocolate
y, en el sopor,
sobre la sábana crece
el ámbar de la gota
que pende de la entrepierna .
 
Ahí trocan el soplo espumoso
al bálsamo de perfume ungido
en el que las envuelve un baño nuevo,
de tan amable sacramento.
 

Ricardo Landa, 11 de agosto de 2013. 

PINTURAS Y MONOTIPO : EDGAR DEGAS

edgar-degas-banistas-obras-maestras-de-la-pintura-juan-carlos-boveri