El quinto elemento

El quinto elemento

el-quinto-elemento

(Columpio en un verso a verso

rudo o emotivo como un lobo

aunque a veces

una triste balada monocorde

colgada de los cuernos de un venado)

 

Poco a poco comprendió

qué tan tenue era su red,

apoyada en el cielo de un lado

y en el otro, en un espejo de agua.

el-quinto-elemento02

Ella creía ser un puente tembloroso

que en las madrugadas siente el paso

del viento solitario y beodo

que la cruza al regreso de la cama

de la insaciable hoguera.

quintoelemento

Y percibía al florearle el alba

el vaho ácido y salino del amante a tumbos

que se acodaba

sobre su barandal

soplando nubes del alcohol sobrante

derramadas en su sexo.

635014_el-quinto-elemento

Ella hubo de ser también

el destino y la morada

de un quinto elemento

con ojos y cuerpo de venado

de cuyas astas columpiaba

su tenue red de afectos.

 

9-el-quinto-elemento-luc-besson-1997_reference

Como todo buen mortal

el venado se ha disuelto.

Es apenas un casi olvido donde

con nostalgia desprevenida

se recuesta la luna cuando mengua

para soñarse amparada

acunada y sostenida

en su vieja cornamenta

para volver a alzarse de su noche depresiva

creciente autónoma y serena

como la gallarda rosa

de estos que serán al fin

sus mejores tiempos.

quinto-elemento-mila-jokovitch7a4

Ricardo Landa, 14 de agosto de 2011.

Imágenes: fotogramas y animacion del Filme : El quinto elemento de Lucc Besson.

quintoelemento_5gr

 

Olla podrida

modotti_olla

Olla podrida*

 

la mar sin sal/el hielo gelatinoso/

el azul tinieblas/la dulce criminal/el voto de castidad/

la nana que se fagocita desde el pezón/la abstención del beodo/

lo neutro/la gravedad de la ley/el te pego porque te quiero/

la tersa radicalidad/

la superstición sabia/la nobleza obliga/el palo y la zanahoria/

el mercadeo del pubis/

el bienestar capitalista/el socialismo de mercado/la libre adicción/

el orden y el ornato/

la elegías a la humildad como virtud de los subyugados/la mentira piadosa/

la triste levedad del ser/la obediencia aprendida/la sana hipocondría/

el oro azul/el oro negro/el oro simplemente el oro/

las canas verdes/el beso del botox/

la monocorde recitación sin alma/

la sangrona estampa del solemne/ la inexorable olla podrida/

de quienes creen que todo cabe sabiéndolo acomodar/

en un guiso de temblor espeso.

 gua_olla

Ricardo Landa, 10 de agosto de 2014.

tres olla edgard weston

*Título y cursivas son referencias a la revoltura que crítica y desmiembra el más joven Juan Gelman en el poema CL de su último libro Hoy publicación póstuma.

Imágenes: fotos: Tina Modotti, Olla; Guatemala, olla funeraria; Edward Weston, Tres ollas; olla artesanal de variada boca.

olla de variada boca

Hablamos desde el estómago

Hablamos desde el estómago

 

Reynaldo Giudici La sopa de los pobres

 

No somos bipolares

Tampoco bilingües

Somos pobres

que hablamos con el gastro

con el vientre quemado por el hambre

 

Nuestra lengua bífida

sólo en veces es flama de amor entre los nuestros

Hoy es una hoguera perenne de furia

 RICARDO flores la rebeldía y la sumisión

Optamos por hablar con sello en la boca

para que un aparente lejano vocerío

abandere nuestro reclamo

y repita la consigna

sin el temor al toletazo tira dientes

Quebrantahuesos que burlamos

al colarnos entre las piernas

de la fuerza contra-pública

Nuestra voz les muerde los talones

 141030134408_ilustradores_con_ayotzinapa_624x351_tumblrilustradoresconayotzinapa

Hay ocasiones en que el parlante

aparece como un muñeco autómata

que acomete y satiriza a los verdugos

 

Cree la prensa que nuestra resistencia resuena

como un rugir de tripas

no entiende que es un ardid

la panza del pueblo está vacía

y es en la garganta

en la base misma del cerebro

donde vibra la rebelión hecha palabra

Audaz astuta

rebeldía que al modo del sinzonte

multiplica la copla libertaria

con el escandalar de sus ¡Basta!

 zocalo_asta_baja_okIMG-20141105-WA0054

Aquel ciego mudo y sordo

que tentalea con su cetro por las calles

el que allana los hogares

se desgarra irritado de preguntas

¿Dónde? ¿Dónde están

los hablantes que suscitan caos y temblores?

 

Creen los de la inteligencia delincuente

que hablamos con el estómago…

Mas bien somos el estómago preñado

por la gran legión de los alzados.

La voz que les asusta el sueño

es un ave que viene del abajo y pica

con el pensamiento subversivo del adentro.

 Rivera_11

Ricardo Landa, 28 de febrero de 2014. Imágenes: Reynaldo Giudici: La sopa de los pobres; imagen y consigna de Ricardo Flores Magón;  Ilustradores con Ayotzinapa: rostros de normalistas desaparecidos; Foto del asta bandera del Zócalo de México; Diego Rivera: detalle de mural,

Máquina de Carnot

Máquina de Carnot

guayasamin-los-amantes-pintores-y-pinturas-juan-carlos-boveri

Nos encontramos
En los ojos
Y desde esos lagos tan serenos
Hicimos los trabajos de aquella noche
Unos sobre los otros ojos
Los otros sobre los labios

Y sin embargo esa maquinación
Solicitaba olfatearnos los cuerpos
-Olfato con calor de respiración-
Y recorrer con la lengua
Las llamas del vientre y de éste a las del ombligo
Dejábamos que las manos más frías
Cumplieran su rito en paralelo
De tocar lenta y deleitadamente
La parte más alta de los corazones
Y después del temblor volver a la contraparte
Esas bases redondas del templo
Que inquietarían al más templado
maquina carnot 000157580
Los intercambios de calor
Produjeron esa mezcla dulce
Con la que se amasa el pan del amor

Fuimos constantes
Deshicimos los témpanos
Derramamos sobre el silencio
La lágrima de nuestros desprendimientos
maquina carnot vap_lado
Pero todo llega a su límite
Y viene la sonrisa fresca del orgasmo
Refrescante
Como el soplo de las ramas de un abedul
Sobre hojas que pasan del rojo al morado
Y al ocre de la tierra revivida
Y revolotean felices hasta convertirse en humus

“La máquina de Carnot”
Alcancé a escuchar que decías adormilada
Y quise entender
Aquella verdad elemental de la mecánica
Que nos habla del trabajo realizado
Y que consiste en transferir calor de tú a tú
Hasta que nos vuelva el resuello
Y recuperados lo transfiramos así por siglos y siglos
Esos instantes de abrazos que formaron nuestra era.

Ricardo Landa, 11 de noviembre de 2007.oscar kokoscka dos-desnudos-los-amantes-1910

Imágenes: 1, Guayasamín: Los amantes; 2, Mäquina de Carnot, diagrama; 3, Máquina de carnot y de vapor, dibujo; 4,  Óskar Kokoschka: Dos desnudos, los amantes 1910.

Libertad

Libertad

graffiti-valencia

Libertad,
fruto silvestre
para el caminante.
 
Los prepotentes
y empalagados
no lo ven y lo pisan
y , aún si lo ven, lo pisan.
 
Libertad,
agua común
capturada en represas
de muros altísimos
resguardadas
para acumular la energía
que derrochan
los conductores del poder.
 saquen sus rosarios_fotonoticia_normal_0
Libertad,
trabajado cuerpo
con el sudor y el hambre,
llevado en vilo
a sótanos de tortura
donde ella responda a golpes
sobre quiénes la pretenden,
dónde se tejen otros cuerpos como ese,
quién la ofrece ilegal y sin pago al fisco.
 
Libertad resiste
y calla las respuestas.
 
Libertad, soplo, ímpetu.
Mareas que agita
el oscuro lado de la luna.
 
Libertad, temblor:
sacúdenos las ideas
y anima como vino tierno
nuestras emociones.
 

mafalda_libertad

Ricardo Landa, 19 de agosto de 2012. Imágenes:  Grafiti en Valencia; Saquen sus rosarios. fotonoticia; Quino: tira Mafalda-Libertad.

Mi corazón tembló

Mi corazón tembló

En la madrugada,
mientras te leía,
aquí tembló.

En la hoja nocturna de tu carta,
mientras leía la palabra miedos,
aquí tembló.

En el viejo cielo de mi cerebro,
mientras leía duda tras duda,
aquí tembló.

En el enigma del día,
mientras leía encantado cómo te quieres,
aquí tembló.

En la estrella mañanera,
mientras releía mi nombre perdido en tu balanza,
aquí tembló.

En la migrante luna ciega,
mientras leía el sueño de tu cuerpo entero,
aquí tembló.

Ricardo Landa, 19 de agosto de 2006. Pinturas: Rousseau: Soñando; René  Magritte: Le poete recompense.