Malvados y dolorosos

Malvados y dolorosos

En  Tres versiones de Judas, Borges

inventa a Runeberg

quien reivindica a Judas Iscariote

convirtiéndolo con argumentaciones

teológicas y morales en un reflejo de Jesús.

Todas las versiones de la traición son falsas, dice.

Así, el orden menor de las cosas

es imagen de la inmensidad:

como las manchas de la piel

son un mapa de las incorruptibles constelaciones.

Tu leíste la piel de mi espalda al amanecer.

Hiciste el intento de enumerar mis lunares,

los poros abiertos de mi cansancio y,

quizás, mis arrugas y cicatrices.

 

Me oías entre tanto.

 

Cuando me pusiste de cara hacia a ti,

después de un beso,

elogiaste mis labios y

¿será casualidad?

inicié mi versión del renunciante

(como Judas que renuncia a ser apóstol,

cadre, de Jesús

y lo vende por treinta monedas y un beso).

No son hermosos,

míralos bien, el bigote

cubre las manchas del vitíligo

que como estigma hace de sus orillas

las comisuras atroces del hocico de una bestia.

Y te hice seguir las huellas del delirio

en la frente y la cabeza,

pero querías detener el dolor

que me hacía negarme a ser contigo.

 

Como este gallo que al medio día

canta para confundirme.

 

Sólo ahí las tienes, 

Imperceptibles, dijiste.

Entonces mostré el anillo que circunda mi sexo

ese que más se duele de esta distancia,

una coralillo durmiendo tal vez soñando esta pesadilla.

Pero como Runeberg perdonaba a Judas,

así tu indagaste la causa de mis estigmas:

lista de temores y tensiones,

abandonos, desarraigos,

estrés maldito estrés y desesperaciones.

 

Me avisas que llevas en ti

el recuerdo y las sensaciones “hundos”

(así no se escribe y sigues equivocándote,

remarca sin piedad este malvado

que se asusta con la ternura y con los perros).

 

Malverso tus palabras

urdo este enredo:

te despiertas pegada a mi

y sientes, ya lo creo,

un deseo indecente

Dices querer

que “nos hundamos, otra vez,

en este sueño agitado y gozoso“.

Como tú: “Abro los ojos

y siento un tremendo vacío.”

No llevo imágenes y sensaciones,

se caen como las monedas de Iscariote

colgando de un árbol

con el rojo de la lengua

amoratándose.

Sí, ojalá que tu mirada al despertar,

lea el firmamento de mi piel,

y pueda anularme los miedos

y encontrarme un camino.

 

me haces falta…

(somos el espejo distorsionado de tu carta)

 

Ricardo Landa, 2004

Imágenes: Caravaggio: El beso de Judas; Pier Paolo Pasolini: Evangelio según San Mateo; El beso de judas, fresco bizantino; Filogonio: Ndija; Dibujo erótico: remontados; Grabado libertario: Ave María llena eres de rebeldía

Anuncios

Fisuras y Juntamientos

Fisuras y juntamientos

El placer del texto es ese momento

 en que mi cuerpo comienza a seguir sus propias ideas

–pues mi cuerpo no tiene las mismas ideas que yo.

Roland Barthes: El placer del texto

Juntamientos

Arcipreste de Ita: El libro del buen amor

04vang11

*

Aquí estamos: cenizas que la erupción dispersa entre las sábanas.

*

Enrojecidos, los gritos, las banderas, los lanzallamas y las molotov:

también los pómulos de la comunera. pina_wenders_bild4-534x348_opt_opt

*

En la frase más antigua del amor galante/ irrumpes/ gota de sal entre tus pechos.

*

El papel y la tinta turquesa del plumón delgado que subraya

el empinado júbilo de amarte.

*

¡Cómo despreciar el contexto! Cuerpos adheridos/ concentrados en un ya basta rabioso y festivo/ Pero valen también las contingencias:/ el frío, la noche,  las fogatas y las ganas que traíamos escapándose de las mochilas.

cuerpos

*

Tintinea al interior de esta mancha de tinta la palabra no dicha/y es la que piensas.

*

El placer de su boca/cultura con que emboca ¿Y el goce? El brío con que invoca que le diga sí/ sí admito mis confines.

*

Y si digo sí  sí es y será sí/ aunque por hábito lo niegue.

*

Y donde él pone la mano y anuncia/

la virgen  en su dulzura /simulará la irritación

de saberlo sólo un ángel de amplias alas.

angel de alas blancas

*

Si de vernos destruiríamos nuestra imagen /mejor/ vernos aquí /en el perfecto espejo que nos guarda.

*

Destruye el espejo/en sus fisuras/

sangra el goce de no vernos.

la-camara-lucid-roland-barthes-1-638

*

Escribí amantes separados… es un error: amantes separa  dos… o simplemente amantes.

*

Su piel no suaviza/endurece y suaviza.

*

Somos destruidos en la gratuidad de la muerte

y en el oneroso costo del placer.

*

Leanlasfisuras/como el  pájaro/ p i c o t e a  s u  a l p i s t e .

Cómo pajareando,

lean.

souichi furusho

*

Les chupaba  /con ternura y vicio/ el meñique izquierdo

Y

Se

Iban

Al

Sumidero

Insondable.

*

Y en sus pantalones de mezclilla (ajados) lustrosos/y untados a sus piernas,

un segmento de la piel de los muslos.

EKO-EX-LIBRIS-Roland-Barthes

*

Propaganda y sus adictos: pide más el beodo al despertar con el rostro hundido en su veneno.

*

Ella no camina/tantea/ como cuando busca el botón los ojales /y yo me enhebro.

*

Su cintura y el golpe de caderas

A su paso

En la bahía

Pleonasmo redundancias

Exceso de cobijo a bravuras oceánicas.

Cuba-IsabelMunoz_SeriedanzaCubana_1995

*

Ah devenir

Ha de venir

Ah de venir.

*

Besos/bombas de potasio/los cuerpos ruborosos / amadores /arden las venas /queman la cúpula del abdomen/No paran de besarse.

 

Ricardo Antonio Landa, 10 de enero de 2015:

Imágenes: 1, Van gogh. 2, Ballet de Pina bausch y cinematografía de Win Wenders. 3, Cuerpos desenfocados. 4, Foto  de ángel de blancas alas. 5, fotoseleccionada en La cámara lúcida de Roland Barthes. 6,  Foto de Souchi Furusho. 7, EX LIBRIS, cartón de EKO para Roland Barthes. 8,  Isabel Muñoz, foto de la serie danza cubana. ), Imagen doble de ilustración dell Libro del buen amor de Arcipreste de Ita

Sin títuloli buen amor doble

El níspero que mueve a la ternura

El níspero que mueve a la ternura

níspero japonés

Con ganas incontenibles

se convocan

y con las bocas aprehensivas

se aprenden y examinan

sus sabores sus saberes

sus pasiones apremiantes

y al degustar

viajan por impredecible sendero

al níspero dulce

complacidos de olisquearse los alcoholes

y hallar la ambrosía

de su ser y darse de amantes diligentes

sólo eso y nada menos

-y menos que nostalgias de flores secas en un libro-

les moja los labios el aguamiel del día

les florece la flor del ya te espero

y les desprende la fruta madurada

del ya  ya vengo

se abrazan rendidos en ese cielo de sábanas revueltas

fértil territorio

para reincidir en el incendio

desde el consuelo

y con holgura

-desatadas las anclas de lo incierto-

bien les cabe ahí en su celo

en la nave de su enjundia

un nuevo emboque

con el pendular de lo suave a lo afanoso

que del punto y seguido al perseguido

del níspero

poema

los conmueva.

nísperoplant44_2or

Ricardo Antonio Landa, 22 de noviembre de 2014

Nispero-abierto1

Imágenes: fotos: níspero japonés, flor del níspero, níspero abierto y semilla de níspero.

nispero_semilla